Amantes Idiotas

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

Mikami sonrió satisfecha y miro a su primo, llena de orgullo, pues aún no había una sola persona que dijera que su comida no era sabrosa.

Hyuk Won probó los fideos de Mikami y después de un momento, la miro asombrado, tomo la servilleta, se limpio la boca y se paro delante de la chica a la que debía pedirle disculpas, se inclinó e hizo una reverencia, luego giro hacia su prima y la miro fijamente.

―Te espero en la mesa, no tardes, la cena termino, quiero regresar a casa.

Mikami asintió sin borrar la sonrisa satisfecha del rostro y miro a la chica cuando su primo se marcho.

―Gracias por ser mi traductora, lamento que mi primo fuera tan descortés contigo.

―No se preocupe señorita― respondió la chica con timidez― puedo... ¿Me deja probar su comida?

― ¡Claro!― señalo el plato que dejara Hyuk Won, después de tan solo haber probado un bocado― que lo disfrutes.

Saludo con la cabeza a los demás que estaban presenciando la escena y se marcho.

*

Jung Min tomo antes que la camarera el plato que dejara Hyuk Won apenas salió Mikami y probó la comida.

― ¡Es... delicioso!... ven conmigo― le dijo a Hye Jin la camarera saliendo de la cocina casi corriendo para ir tras Mikami― ¡Espera!― la llamo antes de que llegara al salón― ¡Espera por favor! ... Traduce Hye Jin...

Mikami se detuvo y giro hacia él.

― ¿Que sucede?

Jung Min miro a Hye Jin como indicándole que tradujera lo que estaba por decir asi que a medida que él hablaba también lo hacia la chica.

―Este es mi restaurante, lo herede de mis padres y la comida en verdad era deliciosa antes, me disculpo por lo de esta noche...

Mikami lo vio hacer una reverencia algo incomoda, se aclaro la garganta y él continuo hablando y la chica junto a él traduciendo.

―Como veras es sobre comida occidental― el muchacho tomo aire y la miro directamente a los ojos cosa que hizo que Mikami se pusiera roja de pies a cabeza.

¡Ese hombre sí que era hermoso por donde lo mirase!

― ¡Por favor trabaja para mí!― pidió de pronto tomando su mano con fuerza― si no consigo un chef pronto tendré que cerrar y amo este restaurante, es lo único que me queda de mis padres... ¡Por favor se mía!

Mikami y la chica lo miraron asombradas y luego entre sí.

La camarera riendo por lo bajo divertida y Mikami miro hacia todos lados menos hacia el hombre que estaba sosteniendo su mano.

― ¡Se mi chef!― repitió Jung Min y Mikami cerró los ojos con fuerza porque el contacto con la mano de ese hombre estaba comenzando a quemarle.

―Yo... no se que decir...― balbuceo Mikami riendo nerviosa.

―Dile que no, no necesitas trabajar aquí ¿Quieres hacer quedar mal a nuestra familia?

Mikami giro y fulmino a su primo con la mirada.

¡Su primo era verdaderamente un insoportable!

¿Cómo se atrevía a decirle eso?

Ella era dueña de hacer cuanto le diera la gana y si se pensaba que solo por ser mujer... detuvo sus pensamientos y volvió a mirar a Jung Min, quien también la miraba ansioso.

Quizás la chica que estaba a su lado había traducido también las palabras de su primo y por ella ahora su expresión era de tristeza y ansiedad profundas.

Mikami analizo rápidamente los hechos para tomar la decisión correcta.

Tendría que pasar un año en ese país y bajo el mismo techo que su primo, lo cuál le parecía una tortura larga y nada agradable.

Si aceptaba trabajar para ese hombre podría estar fuera de la casa, ganar dinero y asi no depender de sus tíos.

Ya le fastidiaba bastante que Hyuk Won la tratara como el pariente pobre. Además la cocina era lo que en verdad amaba y esa podría ser una gran oportunidad si sabía aprovecharla... pero sobre todo, no toleraba ver esos ojos tan nerviosos y angustiados en el hombre que aún sostenía su mano fuertemente como si ella fuera su tabla de salvación.

Suspiro y cuadro los hombros sonriendo ampliamente.

― ¡Acepto! ―dijo al fin ignorando los gruñidos amenazantes detrás de ella― ¿Cuando empiezo?

―Por mi mañana mismo― contestó Jung Min al instante.

―Como quieras, estoy disponible.

―Entonces ven mañana en la mañana para que hablemos sobre el contrato.

―Perfecto.

―Mi nombre es Kang Jung Min― se presentó ― gracias y bienvenida, trabajemos juntos de ahora en más― le dijo haciendo una reverencia.

―Mucho gusto Jung Min, yo soy Kim Mikami.

Jung min le sonrió y Mikami se dijo que de verdad el tenia una sonrisa deslumbrante.

 

De regreso a la casa Hyuk Won no dijo una sola palabra pero estaba furioso y Mikami lo notaba por el modo en que sus nudillos se volvían blancos con la presión que ejercía sobre el volante, asi que apenas estaciono y antes de que tuviera tiempo de ponerse desagradable, Mikami salió del vehículo y corrió a la casa donde su tía justamente estaba subiendo las escaleras hacia su dormitorio con un vaso de agua fresca.

― ¿Ya regresaron?― le sonrió su tía― ¿Como la pasaron? Verdad que Hyuk Won es agradable cuando lo conoces mejor.

Mikami miro de manera disimulada en dirección a la puerta de entrada donde justamente su primo acababa de aparecer y asintió.

―Si tía, muy agradable... ¿Sabes? Tengo algo que contarte y espero no te moleste.

Su tía se detuvo y la miro.

― ¿Sucedió algo malo?

―No creo que sea malo tía― respondió Mikami― conseguí empleo.

Ahora su tía dirigió la mirada hacia su hijo y este solo se encogió de hombros sacándose la corbata y el saco para luego subir las escaleras con rapidez, mientras de decía al pasar a su madre.

―No tuve nada que ver, le dije que era mala idea pero no entiende razones, es una niña terca.

Mikami contuvo la réplica sobre su propia opinión de la personalidad de su primo y se colgó del brazo de su tía sonriéndole con dulzura.

―Tía la perspectiva de pasarme un año sin hacer nada no me agrada, me voy a aburrir mucho y necesito poder distraerme, ustedes tienen sus actividades, además es un trabajo que siempre he deseado hacer y para lo que estudie.



Laura Bryn

#365 en Otros
#102 en Humor
#897 en Novela romántica

En el texto hay: jefe y empleada, comedia romance, restaurante

Editado: 18.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar