Amar No Es Pecado #1 °editando°

Tamaño de fuente: - +

VIII

🌺 🌺 🌺

Después de aquella charla llena de revelaciones, el silencio los envolvió, luego de unos minutos Luca dejó de abrazar a Quique para asegurarse de que se sintiera mejor. Ambos notaron que ya estaba oscuro, y Luca no quería caminar por las calles tan tarde, sabiendo el peligro que existe en la ciudad.

-¿Estás seguro de que no quieres dormir aquí esta noche?- Pregunta Quique.

-Sí, dejé a Evan solo y sabes cómo es él- Luca sonríe tocando su pierna. -Gracias por la ayuda y... Por favor, no te preocupes, puedes contar con nosotros.

Quique asiente y Luca finalmente abandona el lugar. Con un andar lento, recorre las calles más concurridas, pero están casi vacías debido a la oscuridad.

Luca no cree que la vida de Quique fuera la mejor, pero hizo lo que pudo hacer en ese momento difícil. Lo único que necesita una explicación es su odio hacia Taddeo y la razón por la cual la mayoría de la gente quiere romper su relación con el ladrón.

El chico rubio detiene sus pasos cuando alguien se para frente a él.

-Hola- dice el otro chico. -¿Quieres compañía?

-No, gracias. Tengo que irme, Romeo, buona notte *- Luca intenta pasar del tipo más alto, pero este lo interrumpe. -¿Qué estás haciendo?

-Vamos, es demasiado tarde para caminar solo.

Luca frunce el ceño confundido, el miedo creciendo dentro de él.

-Sí, por eso me voy a casa rápidamente- Luca trata de mantener la calma, incluso si ese tipo extraño no le da la paz necesaria. -Nos vemos lue--

-Oh, ¿quién es el que veo allí?- Una voz aguda lo interrumpe y Luca siente que su corazón se acelera. -¿Luca? Woah, ha pasado mucho tiempo.

-S-sí, Amelie- murmura Luca buscando una manera de alejarse de esas personas. "Hum, es demasiado tarde, me voy a casa. Buona notte - se da vuelta, pero una mano alrededor de su hombro le impide escapar. -D-Déjame ir.

-Vamos, Lu. Hablemos- dice Amelie con una sonrisa inquietante, que Luca no ve por su conmoción.

-Oh, ¿son amigos?- Pregunta Romeo. -¿Por qué no me lo dijiste, Amelie?

Luca los mira después de escuchar a Romeo. ¿Ya conocía a Amelie? En momentos como este, lamenta no obedecer a Quique y estar a salvo con él, incluso si eso significa dejar a Evan solo por una noche y con un pequeño animal para cuidar.

Se siente débil y no trata de alejarse de Amelie. A través de su mente pasan todas las cosas malas que ella le hizo cuando eran más jóvenes. De repente, sintiéndose mareado, comienza a sudar y sus manos a temblar

Ya no quiere quedarse cerca de ella. Pero, incluso si piensa eso, su cuerpo no puede moverse como él quiere, está paralizado.

-Lu y yo somos amigos desde niños. Pero algo sucedió y...

-¡¿QUÉ DEMONIOS ESTÁS HACIENDO?!", suena una voz entre la oscuridad y alguien sale, caminando rápidamente donde están. -Déjalo ahora, Amelie.

-Evan- Luca dice en voz baja cuando el mencionado rodea sus hombros con su brazo y lo aleja del agarre de Amelie.

Ella se queda callada, mirando la forma en que Evan abraza a Luca y lo pone detrás de él como si lo estuviera escondiendo de cualquier peligro. Amelie frunce el ceño, sabiendo la forma en que Quique y Evan no la dejarán acercarse a Luca.

-¿Qué estás haciendo? Estábamos teniendo una buena conversación, Evan- dice enojada.

-No, no estabas, no con Lu- responde Evan, estando alerta a cualquier movimiento. -Ni se te ocurra volver a mostrarnos tu cara. Estás advertida- dice tomando la mano de Luca y pasando un brazo sobre sus hombros para llevarlos a casa.

Amelie los mira con los brazos cruzados y una ceja levantada. Romeo, que no habló desde que apareció Evan, no puede quitarse de su mente los bonitos ojos y el bello rostro de Luca.

-Pensé que no conocías a Luca- habla después de largos minutos en silencio, solo escuchando grillos.

-Oh, Romeo, no te lo dije, lo siento. Pero es cierto, conozco a Lu desde que éramos niños. Un día solo me dejó y, por alguna razón, él y sus amigos me odian, tal vez fui demasiado ruda con él- se ríe en voz alta y luego se detiene con una expresión seria.

-En otras palabras, sabes mucho sobre él, ¿verdad?- Amelie mira a Romeo antes de asentir. -Eso es bueno.

-¿Por qué? ¿Quieres algo con él? ¿Cuáles son tus planes con Luca? - Pregunta con cautela.

-Hum, no lo sé. Solo tengo curiosidad por él - dice Romeo cruzando los brazos y mirando al cielo oscuro. -Me siento extrañamente atraído por él. Es tan... bonito y se ve frágil, incluso si no lo es. Me pregunto cómo se vería si yo...- deja de hablar y piensa en todas las cosas que quiere hacer, con un precioso chico rubio en mente.

Amelie relaja rápidamente su postura, ese soldado podría ser de gran ayuda para que ella obtenga lo que quiere.

El corazón y la vida de Luca.

Romeo aún no lo sabía, pero en menos de un día se ha obsesionado con Luca. Y Amelie lo aprovechará.

-Te ayudaré, Romeo- la mira interesado. -Solo si tú también me ayudas- sonríe cuando Romeo asiente emocionado.



Elizabeth Barzola

#7819 en Otros
#518 en Novela histórica
#12042 en Novela romántica

En el texto hay: edad media, amor, premiossweetawards2019

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar