Amnesia

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

¿Lo hago? ¿Valdrá la pena? ¿Qué sentido tiene la vida ahora que todo esto me está pasando? ¿Qué será de mis amigos? ¿Cuáles amigos? Nunca he tenido amigos... ¡Esto es muy difícil!

Mientras miraba el infinito pensando en las posibilidades que tenía, ninguna me convenía; todas me hacían quedar mal y la verdad es que no me quedaban ningunas ganas de seguir viviendo. Ninguna de las cosas que me habían pasado se las desearía ni a mi peor enemigo. Mis padres no soportarían la verdad. Ni yo misma puedo soportar todo esto. ¡Soy una cobarde!

Mi instinto me dice que aparte esos pensamientos suicidas de mi cabeza, pero esa otra parte de mí no se cansa de gritarme que sería lo mejor para todos. Mientras entre mis venas fluía sangre cada vez más rápido, todo perdía sentido con el tiempo. ¿Por qué tengo que ser tan cobarde? ¿Por qué no puedo hacerlo de una vez y terminar con todo esto?

«¡¿Por qué hacen esto conmigo?! Yo que soy la persona más tranquila y nunca he discutido con nadie. ¡Ya no puedo con tanto!, ¡He soportado demasiado!».

Simplemente con el hecho de que sé que todas las personas a las que conozco no comprenderían mi situación y las cosas que hago y porque las hago.

Todo esto me tiene muy mal.

«Definitivamente la vida estaría mejor sin mí».

Este dolor que siento en mi brazo es horrible y a la vez relajante.

«Déjate llevar, no te resistas».

Al ver mis cortadas siento un alivio y un dolor incomparable. Es una sensación tan... tan... no sé ni cómo explicarlo. Es algo que no tiene explicación, simplemente es un desahogo. Un respiro. Una droga. Un vicio que no puedes controlar.

«Voy a terminar con esto de una vez».

Observo la cuchilla que tengo en mi mano izquierda y me hago un corte vertical en mi brazo derecho, lo más grande posible para no dar largas a arrepentimientos. Esto no puede seguir así. «Es lo mejor». De la herida emana tanta sangre que cubre todas las sabanas de mi habitación y luego comienzo a desmallarme. Siento que se me va la vida.

Lo último que veo es mi madre entrando y viéndome en este estado. Lo único que alcanzo a gesticular es: «Es lo mejor».



BlackScorpion

#727 en Thriller
#389 en Misterio
#330 en Suspenso

En el texto hay: suspenso, asesinatos, misterio

Editado: 24.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar