amor a la medida

Tamaño de fuente: - +

Recorrido intenso

El domingo había llegado y con él, el Coctel en donde Crystal conocería a Benjamín Thomson su futuro Jefe, la joven se encontraba nerviosa, estaba terminando de  arreglar su hermoso cabello largo negro en un moño y dos risos caían a los lados de su cara, había maquillado sus ojos marrones para enmarcarlos de una mejor manera y se colocaba un par de pendientes que su madre le había obsequiado para navidad, su vestido era negro con perlas incrustadas en la blonda que llevaba en el pecho, tenía un escote pronunciado en su espalda y era muy bien tallado enmarcando la cinturita de avispa que Crystal posee, ella puso perfume en su piel y labial Rojo intenso en sus labios, iban a dar las siete y estaba lista montada en un par de tacones de 4cm y viéndose una vez más en el espejo –¿Será suficiente?, se dijo al espejo y con una carita de duda acepto que estaba lista, estaba nerviosa, pero estaba hermosa, se dirigió al sofá junto a la ventana, ahí esperaría, estaba a punto de comenzar su sueño.

Lucas terminaba de abotonar las mangas de la camisa Blanca que había elegido para la ocasión y terminaba de ponerse su esmoquin, como de costumbre escogió uno de sus Rolex que parecían ser sus mejores amigos ya que siempre lo acompañaban a todo lugar, puso un poco de gel en su cabello claro y lo peino con ese estilo de  rebeldía que le quedaba bastante bien, se ajustó su corbata y puso Loción hasta en su cabello estaba listo, tenía una sensación en su estómago que no había sentido antes, Crystal había enviado su dirección anoche en un mensaje la pondría en el buscador e iría por ella, rogando a Dios que no hubiera trafico salió de su casa. En esta noche y para la importante ocasión había mandado pedir una limusina Lincoln, era un coctel digno de celebridades importantes así que le pareció bastante adecuado y distinguido mandar a traer una de las limusinas de la casa de su padre,  se subió a ella y le dio a André su chofer la dirección faltaban 15min para las siete y él ya estaba en marcha definitivamente se había vestido Rápido eso no era tan normal, reviso que todo estuviera en orden y vio que en la bolsa interna de su esmoquin fuera la invitación y cuando la encontró se sirvió una copa de vino francés y se relajó un poco aunque la sensación en su estómago no se marchaba estaba más calmado en poco tiempo estaría a solas con Crystal y tenía que controlarse, Lucas tenía un poco de miedo no sabía que Lucas saldría de él, estando solo con la hermosa Crystal, si el jefe, o el Lucas seductor.

A las 7 pm, Crystal vio que un auto se acercaba a su humilde hogar, se sintió un poco como cenicienta, de pronto vio como Lucas salía del auto subía las gradas para llegar hasta su puerta, Crystal estaba detrás de la cortina cuando de pronto, DING, DONG, se escuchó el timbre Crystal corrió hacia la mesa por su bolso, metió su móvil y las llaves se vio una vez más en el espejo respiro profundamente y abrió la puerta, Unos ojos verde profundo traspasaron sus grandes ojos Marrones y sintió como un calor recorría su espalda, este choque de miradas desoriento a la dulce chica, -Buenas noches, señorita Williams- dijo un Lucas con una de esas sonrisas irresistibles de niño bueno, -Buenas noches Señor Thomson- Respondió Crystal con una tímida sonrisa, -7pm en punto Señorita nos vamos- dijo Lucas extendiendo su mano para ayudar a Crystal a bajar las gradas, Crystal cerró la puerta y agradeció el gesto de caballerosidad con una sonrisa que a Lucas le provoco que la jungla dentro de él despertase…Así que así se sienten las dichosas mariposas (pensó), Cuando Crystal alzó la vista se dio cuenta que no solo era un auto común y corriente, vio que se trataba de una Limusina…Jesús, jamás he visto una limusina por dentro (pensó), pero disimulo su sorpresa, En la puerta de la limusina se encontraba un Hombre  Crystal supuso que era el Chofer –Buenas noches- dijo Crystal –Señorita- devolvió cordialmente, Crystal subió a la calabaza convertida en limusina y esperó viendo por la ventana su compañía, tendría que Hablar con Thomson hijo y no sabía muy bien cómo hacer que la charla fluyera de manera amena, Así que se puso a jugar con sus dedos.

-Tienes que llevarnos a Cococabana André, es importante que estemos antes de las 8pm, no quiero ser impuntual-, -Sí señor así será- termino André y con eso Lucas entro en la limusina y André cerró la puerta, De pronto Lucas se sintió sin que decir y vio como la bella joven estaba distraída jugando con sus dedos, se veía tan linda que Lucas sonrió en sus adentros sin duda Crystal era tierna, -¿Quién va ganando Señorita Williams?, la joven volvió en sí y le tomo un segundo entender a qué se refería, -El pulgar señor, es el más fuerte de todos- dijo Crystal, -¿puedo pedirte un favor?, dijo Lucas –Sí señor- contesto Crystal, -por lo menos cuando no estemos dentro de Modas Thomson no me digas Señor, me haces sentir una reliquia y no soy  una reliquia aún- exclamó Lucas, Crystal lo pensó ¿Será Correcto?, -Está bien Lucas como usted diga-, -No! Tampoco me trates de usted, tutéame por favor, si vamos a trabajar juntos quiero que me tengas confianza Crystal-, Crystal abrió mucho los ojos y trató de procesar que iba a parecer una atrevida, Lucas veía los gestos de la cara de Crystal que decían más que mil palabras, era una joven tímida, pero muy inteligente –está bien Lucas- dijo Crystal, - Vez se escucha mejor, y me siento menos antigüedad- Lucas Río modestamente y en respuesta obtuvo una tímida sonrisa de la joven, -¿Eres siempre muy callada? ¿Qué paso con la chica Ruda del ceño fruncido?, otra vez lo mismo (pensó Crystal) ¡SUPERALO!, Quería decirle, ella no era callada simplemente estaba reservada porque frente a ella se encontraba su segundo jefe y le debía respeto, aunque cualquier mujer perdería la cordura encontrándose con un par de ojos verdes de ese tipo, Crystal estaba nerviosa, pero esta vez porque Lucas estaba Guapísimo y ella definitivamente retiraba los comentarios que había hecho días antes de Lucas, este hombre era inquietante, derretía la piel con una mirada y su sonrisa era una mezcla de dulzura y seducción que la estaba atrayendo poco a poco, -No, Lucas la verdad es que soy bastante hablantina cuando agarro confianza, es más creo que ni te gustaría conocer a la Crystal parlanchina-, -Claro que me gustaría conocerla, esta frente a mí, la chica más talentosa hoy por hoy, haber cuéntame ¿Cómo hace tu novio para no morir de celos cada vez que un hombre respira cerca de ti?



katthe Carta

#13098 en Novela romántica
#8486 en Otros
#3274 en Relatos cortos

En el texto hay: amor misterios secretos revelaciones

Editado: 27.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar