Amor con esposas

Tamaño de fuente: - +

Cap 1: Encierro.

Sentía como me ahogaba por la ausencia de luz, no puedo abrir mi ojos, me sumerjo en oscuridad.

.......

...........

................

Trir...Trir...

Mi despertados me asustó, una sombra abrió mis cortinas, ya es tarde. Decía, me levanté hacer lo que hago por costumbre, otro día Meedy, otro día. Me decia en el espejo del baño, suspire repetitivamente mientras hacia cada cosa.

-Meedy ¿cuando piensas bajar?

Odió que mi padre me grite desde el comedor, salí, baje las escaleras, coji mis cosas, comi algo y me fui a la escuela, pensé mientras caminaba cincuenta formas de morir antes de llegar a la escuela, pensé: seria mejor si unas de las cincuenta sucediese de verdad, al menos seria divertido.

Una vez en los pasillos de la escuela segundaria solo me quedaba dirigirme a mi salón, la verdad sere honesta no tengo amigos de ningún tipo ¡gracias a Dios!

Horas despues....

Ya han terminado mis clases por hoy, debo ir a casa temprano antes de que el maldito alcoholico llegue y se quejé.

  • - ¿esa es meedy?

 

¡¡No mierda!! son esos idiotas de vuelta, me voltie y empecé a caminar rápidamente hacía la salida.

  • - ¡¡eh...!! No te vayas meedy, tenemos algo que hablarte.

 

 No los escuches y camina, no los escuches y camina, ignora los. Corrieron hacia mi, sujetaron mi brazo y Jhons el más alto y fuerte me dijo que quería probar algo conmigo, un experimento suyo.

Me negué, pero ellos no les importó solo decía: meedy, meedy, pequeña solo es un experimento pequeñito, nada te va a pasar.

Colocaron un pañuelo en mi cara no podía respirar, solo detectaba un olor a alcohol muy fuerte que no podia evi.....

Rato después....

Que....? ¿Donde estoy? Esto es...

¿Maldita sea estoy encerrada en un casillero? Esto no me gusta, todas las luces de la escuela estan apagadas ¿que hora es? ¡mi celular! ¿¡donde esta, no lo tengo!? Esto es muy sofocante, esta muy estrecho, siento que me ahogo, no puedo.

Me voy a desmayar, no, no lo hare, saldréde aquí y les dare su merecido a esos idiotas, grite durante un largo rato, sentía como poco a poco me dolía la garganta y se perdia mi voz, le pegaba con fuerza al casillero, pero nadie, nadie parecía escuchar.

Grite lo más fuerte posible con lo que me quedaba de voz, estaba a punto de desmayar me cuando vi como una luz se acercaba.

Resiste, escuché.

Sentía como unas manos grandes me envolvían y me repetía con una voz áspera, resiste.



Deza-eva

#3033 en Novela romántica
#628 en Thriller

En el texto hay: romace, misterio, asecino

Editado: 11.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar