"Amor" - Enamorada de una estrella

Tamaño de fuente: - +

¿Amor ó Felicidad? - Tercera parte

Después de tres largos días de tortura, en los que se suponía que tenía que descansar, trate por todos los medios de averiguar que se traía Marlo con mi familia, por más de que vino un par de veces a la casa no conseguí más que lo que mi hermana Esperanza me había contado. 

Opté por una sección completa de vídeos y artículos en internet; dónde conseguí un montón de escándalos, algunos detalles de su vida amorosa, así como su nombre; que en efecto su nombre real es Miguel Rincon, además de que vive solo con su papá, ha sido una persona muy humilde, pero ahora es uno de los cantantes más influyentes, tiene muchas acciones en diferentes compañías, en resumen el hombre es millonario. En su vida amorosa; vi que hace no mucho estuvo en una relación escandalosa con una modelo española, cuyo romance terminó por rumores de infidelidad, aunque la chica alegaba de que era violento con ella, y está lo había denunciado, ahora tenía una orden de alejamiento 

 

        - bueno honestamente no sé si sea para tanto

        - Ósea; yo sé que el chico es algo molesto y acosador, pero no creo que sea violento, más bien todo lo contrario.

 

Los largos días en los que me pase muchas horas averiguando de su vida, no encontré mucho es como si los escándalos opacaran su vida y su persona. 

Luc vino un día a visitarme y mis padres accedieron a su visita, ya que somos "compañeros de trabajo", pero no contaban con que Marlo también vendría. La verdad no sé qué se traen esos dos, pero sinceramente siento que se conocen más de lo que me gustaría

 

         - yo tengo que averiguar qué es lo que no sé, no puedo permitir que ese par juegue conmigo y con mi familia 

 

***

 

Hoy decidí vestir súper cómodo, realmente después de tantas madrugadas pérdidas en google; ya no  me queda mucha energía para vestirme, así  que démosle gracias a dios que tengo una buena moral, la cual no me permite ir a trabajar en pijama y con babuchas, porque de no ser así, tengan por seguro que iría a trabajar con la almohada, me coloco unos leggins negros con un suéter de capucha súper grande de color blanco, peludito que me encanta además de mis tenis y  aplico un algo porciento de maquillaje 

 

         - La verdad también quiero correr al trabajo me emociona mucho salir de esta casa e ir a trabajar, nada como trabajar para que todo pase más rápido

         - Tal vez eso sea lo que me hace falta, para no pensar tanto en lo que me está pasando ahorita 

         - Bueno lo único bueno es que Marco quedo en hacerse cargo del proyecto con Luc, mientras me recuperaba un poco, lo cual quiere decir que me voy a liberar un par de días de Luc y Marlo 

         - Tan lindo Marquitos ¿qué haría yo sin él? es mi mano derecha y ahora se convertirá en mis ojos para no tener que estar cerca del par de fieras 

 

No sé por qué no lo había notado antes pero, tengo una obsesión clara de hablarle al espejo, y ahorita no puedo evitar notar que mi cabello está perdiendo color 

 

         - Tal vez sea tiempo de un cambio de look, por ahora vamos a tejer la parte de al frente así combina un poco con mi look 

 

***

 

Llego a la oficina y todos me reciben como si me fuese ido un año de viaje, honestamente yo también me siento de la misma manera, al llegar a mí escritorio me consigo con un gran ramo de rosas

 

         - ¡Gracias chicos por el detalle no se hubieran molestado! 

 

         - Nosotros no fuimos; alguien más lo ha dejado para ti, aunque tal vez no debas leer la tarjeta — Marco intenta quitarle la tarjeta antes de que yo la lea pero es demasiado tarde ya la tengo en mis manos

 

         - ¿porqué? ¿No puedo acaso? es mío ¿no? — volteo la tarjeta mientras leo 

 

ESPERO CON ANSÍAS QUE ESTE RAMO IGUALE TU BELLEZA 

TE AMO... LUC

 

        - ¿Y esto? ¿Cómo es que dejas que coloquen esto en mi escritorio? — se me sube un rubor por el rostro, no puedo negar que me emociona ver las flores de Luc, aun siento mariposas por él

 

      - No fue mi culpa, no podía detener al sobrino del jefazo — Marco levanta sus manos mientras da un paso para atrás y encoje sus hombros — no tengo la culpa de que ustedes estén enamorados, seamos honestos tú aun lo quieres ¿no?

 

       - Nooo, entre él y yo no puede volver a pasar nada, eso quedo todo en el pasado — no puedo evitar seguir sonriendo — ¿él mismo vino a traer esto?

 

      -  ¡No me digas! ¿cómo es que tu rostro te delata taan bien? no puedo creerte eso, es obvio que te encanta todo esto— me quita la pequeña tarjeta de mis manos y comienza a mofarse de lo que hay escrito mientras me mira — bueno.... no puedo negar que eres bonita, pero no sé si igual que las flores, creo que al jefe hay que comprarle un par de cristales, y respondiendo a tu pregunta "si", yo lo vi poner esa cosa con su manos, ¡ay! — suelta un suspiro burlón, ya puedo imaginar que camino va a tomar — solo cuando un hombre mete la pata se humilla lo suficiente para mostrarse con este tipo de cosas en las manos

 

         - ¿Me dirás que tú no harías esto por alguien que quieres? esto muestra tu afecto por esa persona ¿no?



Camaleón

Editado: 24.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar