Amor Inefable (.E.M.A.H.) #2

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

El brillo de sus ojos refleja lo mucho que me ama, la  delicadeza y ternura con la que me trata, con ese cariño puro que lo identifica. Me siento tan feliz de ser yo, tu amor

─estás segura de eso ─pregunto

─claro que estoy segura, hoy era reunión de socios y él se presentó diciendo que era el representante de Elián Minderos ─pronuncie

hablamos cariño, voy por ti en este momento para hablar con más tranquilidad, te parece ─menciono─. Esto hay que hablarlo en persona

─esta bien, te espero ─ colgué

Fin de llamada

─Adara todos ya se han ido a almorzar y venía a decirte que también saldré a la hora de almuerzo ─dijo cielo y asentí

─esta bien yo esperare a David ─asintió y se encaminó a la puerta ─. Cielo... Ya no regreso, hasta más tarde, cualquier cosa me avisas por mensajes

─esta bien Adara ─dijo y salió de mi oficina

Tocaron la puerta y fruncí el ceño, nadie estaba aquí en el área de la presidencia porque se supone que habían ido a almorzar

─pase ─grite y una cabellera rojiza hizo acto de presencia

─me tienes olvidada ─ dijo y me apresure a levantarme para ayudarla a sentarse, Roberta estaba llegando a ocho meses de embarazo

─pero mujer que haces por acá, sabes que esta tarde iremos a tu casa y vienes antes, no debes andar mucho sola ─la regañe y sus ojos se llenaron de lágrimas

─ya no me quieres cierto, claro como soy la única que esta embarazada ya no te sirvo para salir de compras, ni a tomar café ni mucho menos una jarra de cerveza ─lloriqueo ya apreté mis labios para no reírme

─Roberta por favor no seas dramática, no llores sabes que te amo muchísimo y la verdad es que ya no hemos salido ─me defendí y estaba secando sus lagrimas

─no soy dramática, es solo... ─la interrumpí

─las hormonas del embarazo ─se rio y me abrazo

─ ¿Te vas a quedar aquí a almorzar? ─pregunto y negué

─no mujer, mi esposo ─me reí ─suena raro decir esposo ¿no?, pero bueno mi querido esposo vendrá para ir a casa a almorzar

─puedo ir, es que eres tan mala jefa que mandaste a Edison al otro lado del mundo ─dijo y me reí

─pero mañana regresa, a demás es el trabajo de él ─me defendí

─vamos, claro que puedes ir ─nos levantamos y salimos de la oficina

─sabes, aun no me puedo creer que seas la jefa, tampoco como ha cambiado nuestra vida, ahora casadas, yo con una hija y bueno ustedes aún no, pero ya llegará, es como estar viviendo un sueño, que sigamos siendo amigas y se que esta amistad va para largo ─dijo y sonreí

─ni me lo digas mujer, nunca imaginé casarme con David, irme a vivir lejos y hoy estar aquí con ustedes, tener más amistades, las cuales ahora ya son familia y hablando de familia un pajarito me dijo que alguien va a ser la madrina de Cristian ─asintió, Cristian era el hijo de Leonela y Alan

─si, estoy emocionada, aunque yo quería que mi primer ahijado sea tu hijo, pero no estás esperando uno ─me miro sería y reí ─. Pero igual es como si fuera tuyo porque Leonela es una gran hermana de corazón

─Adara necesito hablar contigo ─nos interrumpió Armando y Roberta se puso nerviosa

─Armando hoy no puedo, voy de salida ─pronuncie

─necesito una oficina para trabajar ─informo

─usa la de tu representado y si eso es todo, nos disculpas ─dije

─tenemos que ir con David ─concluyo Roberta

─lo siento una disculpa ─dijo y se fue

─no me cae bien ─murmuro Roberta

─no me da buena espina a mi ─me sincere y llegamos al ascensor

─espero que tengas algo rico de comer porque tengo hambre ─acaricio su abultada barriga y la toque también sintiendo una patadita del bebé ─lo sentiste también

─fue hermoso ─murmure

─y el tuyo para cuando ─insistió y reí

─por el momento no ─dije y el ascensor marco el primer piso

─Adara si no es molestia podemos pasar por Amaya

─le diré a quien se hace llamar mi esposo ─bromee

David estaba esperándome en la puerta y lo salude

─amor ─lo abracé lo cual me correspondío con un "Hola cariño"

─cuñada como así por aquí ─David saludo a Roberta

─acaso no puedo visitarlos, si es así mejor me voy ─rodé los ojos, solo deseaba que cuando yo esté en ese estado no sea así de dramática

─cuñada es porque casi nunca te veo por aquí, bueno a excepción de cuando vienes a trabajar ─dijo David porque el claramente comprendía "las hormonas"

─no te preocupes si es así acepto tus disculpas ─dijo y se subió al carro

─tenemos que ir por Amaya ─pronuncie y asintió

************

─princesa, por dios no puedo creer que estés tan grande ─David cargo a Amaya

─tío yo ya soy una niña grande no tienes que cargarme ─se quejo Amaya

─pero para mí siempre vas a ser una bebé ─se defendió David y me reí

─entonces como soy tu bebé quiero helado de chocolate ─dijo efusivamente Amaya

─tu mamá me mata si te doy eso ─señaló a Roberta y Roberta se cruzó de brazos

─entonces ya no te quiero tío ─murmuro cruzada de brazos y haciendo un puchero

─Me dueles Amaya ─puso una mano en su corazón dramático y la bajo de sus brazos

─dejémoslo para que se reconcilien ─le propuse a Roberta y asintió para luego encaminarnos a la cocina para poner la mesa juntas

─no te has imaginado a David como papá ─miro detrás de mí hombro y la imite, David estaba arreglándole el moño a Amaya mientras ella jugaba con una muñeca, David le había comprado ya que siempre que venían se la daba para que no se aburra, ya que era la única niña y era rara vez que venían mis padres con mis hermanos ─. Míralo

─todo a su tiempo rob ─le pase las copas

─esta bien, pero dime nada aun ─me miro

─no aún no ─ respondí

─Amaya ya me perdono ─entró David al comedor sonriendo y con Roberta nos miramos

─ Ya lo vimos ─respondió Roberta al ver que Amaya venía detrás de él

─amor a lavarte las manos ─ordeno Roberta y Amaya se fue corriendo al baño



Nathaly

#515 en Novela romántica
#58 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, amistad, enemigos

Editado: 13.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar