Amor Inocente

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 8

- Buenas noches señor, aquí vive el joven Sam Johnson,  el joven ni supo donde quedó al escuchar la voz de la joven que se encontraba en su casa.

El señor respondió:  - Si claro, es mi hijo, sigue por favor.

- Gracias, que pena no me presenté Camila Smith.

- Un gusto señorita. - Saludó

- Hola, cómo estas, a  qué debo tu visita,  ahora soy yo,  el que se siente acosado - dijo soltó una risotada. 

- Deja de bromear necesito hablar contigo, mientras observaba todo el apartamento.

El señor Johnson los dejo solos en la sala del apartamento y se dirigió a su cuarto.

-Quieres algo -  pregunto a la joven. 

- No nada gracias, mientras se acomodaba en un sillón.  - Es muy lindo tu apartamento comento Camila, mientras observaba que el chico se acercaba junto a ella.

- Bueno me tienes intrigado, que quieres hablar conmigo, quieres que te dé tu despedida de soltera, -  ella se le sonrojo el rostro como un tomate.

- Eres un completo idiota, nunca tienes una conversación sería y el se quedó mirándola fijamente.

- No sé qué me pasa contigo, pero tengo mis sospechas que tú eres el niño con el que jugaba hace años cuando era tan sola una niña.

- Que te hace pensar eso? - le dijo el joven.

-Tus ojos, tú pelo, todo de ti me lo recuerda a él, recuerdas la vez que jugamos en los columpios y te caíste de espalda al charco, quedaste empañado de barro, los dos reían sin parar.

- Entonces eres tú la dueña de mis sueños, la que por años he buscado sin poder encontrar - la muchacha se le pusieron las mejillas rojas, se levantó del sillón, caminaba de un lado a otro sin poder hablar, una alegría inundaba su alma por encontrarlo, pero por otro lado estaba Kevin su prometido. 

                                           **** 

-  Hola primo que mas cómo van esas clases, pregunto Kevin a Sam - cuando lo vi sentado en una silla en el comedor de la universidad.

Era un día hermoso, despejado con cielo azulado, un sol radiante.

- Bien primo, un poco complicadas algunas materias por tantos trabajos, pero estoy encantado.

- Que piensas quedarte aquí radicado?.

- Si, no he pensado irme. - Respondió

- Tú búsqueda,  - el no sabía que responder, cómo le explicaría a su primo que su prometida era la chica a quien tanto a buscado.

-  Hey primo andas en otra, qué pasará con tu búsqueda.

- Por ahora pienso concentrarme en mis estudios y luego seguiré. 

                                         ****

El al percatarse el incómodo de la joven noto que sus lágrimas rodaban por sus mejillas, se levantó de su sillón y se dirigió hacia ella, limpio esas lágrimas.

--Perdón, no quería hacerte sentir mal, los dos quedaron viéndose fijamente.

Sam rodio la cintura de Camila con sus manos y la acerco a su pecho, ella pudo sentir los cuadros marcados en el muchacho y su respiración estaba un poco acelerada por el acercamiento.

Él no dudó más y entrelazó sus labios con los de ella, había esperado tanto por ese momento, ella no se separó de el, puso sus manos en su cara y lo siguió besando tan apasionadamente que no se dieron cuenta que el señor Johnson estaba en la sala, carraspeo su voz un poco para que los chicos notarán su presencia, ella se ruborizó toda y se fue sin decir adiós. 

El muchacho no era capaz de mirar a los ojos a su padre por qué sentía vergüenza de tal acto, ella era la novia de su primo, pero era su primer y único amor.

- Que pena te interrumpí hijo es que tengo hambre y los dos soltaron una carcajada. 

- Lo siento mucho papá. - Dijo 

- Por qué?  - pregunto él. 

- Sé que es la novia de mi primo, pero es la mujer que llevo buscando por años.

- Hijo en las cuestiones del amor no me meto, es complicado,  pero si la amas lucha por su amor, es mi consejo, no la pierdas por segunda vez. 

                                               *****



Nana Ramírez

Editado: 26.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar