Amor o Atración -Saga Amor o Atracción Libro 1

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 29

James, Raphael y Patty se encontraban en la plaza de la paz; ellos habían decido salir para distraerse.

— Insisto en que debimos invitar a Jesse —decía Raphael.

— ¿Por qué razón? —expresó Patty.

— Porque es nuestra amiga —respondió.

— Pero ella no se ha molestado en buscarnos. Parece que anda muy ocupada con su novio comprometido —comentó James.

— ¿Es por eso que no quieres verla, James?

— No empieces con eso ahora, Raphael.

— Sin discusión chicos. Salimos para divertirnos —intervino la joven.

— Patty tiene razón. Ahora vamos —dijo Raphael.

Momento después los tres llegaban al hotel el Prado.

Los jóvenes recorrieron todo el hotel y Patty sugirió buscar un lugar que les permitiera refrescarse y fue así como llegaron hasta la piscina.

— Quiero entrar y refrescarme un poco —comentó Patty 

— Te acompañaremos —dijeron ellos… y después de cambiarse, los tres se sumergieron en la piscina.

Sin que los amigos la vieran, una joven se sentaba a una distancia de ellos para o observarlos. 

Dicha joven sintió tristeza cuando fue a casa de James para escuchar de los labios de la mamá del joven que éste había salido en compañía de Raphael y Patty.

— Merezco que ellos no quieran estar conmigo —susurró.

— ¿Cómo dice? —preguntó el hombre que cruzaba frente a ella en ese momento.

— Yo solo estaba pensando —dijo y volvió a dirigir la mirada hacia ellos. 

El hombre siguió la mirada de la joven para ver aquello que había captado su atención.

— ¿Los conoce?

— Sí, ellos son mis amigos.

— No la había visto antes, quizá no es muy cercana a ellos.

— Perdón.

— Lo que quiero decir es que esos tres jóvenes se reúnen aquí cada sábado.

— ¿Desde cuándo?

— Desde que empezó el año —expresó el hombre.

Ella se sintió triste; ella se sintió excluida.

— Yo los conozco desde hace años. Estudiábamos juntos y teníamos planes para ir a la misma universidad… en fin, las cosas no siempre salen como queremos.

— En eso tiene razón señorita. Yo quería ser abogado y terminé en un hotel.

— Soy Jesse —se presentó y sonrió.

— ¿Jesse Gaspar?

— ¿Cómo sabe mi apellido?

— Lo sé porque los tres jóvenes que están en la piscina, siempre la mencionan y también su mamá ha venido aquí. Ella me ha diseñado algunas prendas de vestir en más de una ocasión.

— ¿De verdad?

— Sí. La señora Jennifer ha venido por aquí un par de veces.

— Me da gusto que los diseños de mi mamá estén llamando la atención de personas como…

— De personas como el administrador de un hotel.

— ¿Es usted el administrador?

— Sí.

— Pues es un placer conocerle señor.

— El placer es mío. Espero que disfrute la despedida de su amigo.

— ¿Despedida?

— Sí. Su amigo o mejor dicho la mamá de su amigo, planea irse a otra ciudad. Es una pena que ya no lo tendremos por aquí. 

Jesse desconocía los planes de la mamá de su amigo ¿Por qué James no le había dicho nada?

— Sí, imagino que es una pena —comentó la joven pues no supo qué otra cosa decir.

— Fue un placer charlar con una hermosa mujer como usted —dijo y se alejó.

Mientras, sus amigos mantenían una conversación.

— ¿Qué creen que esté haciendo Jesse? —preguntaba Patty..

— Es mejor hablar sobre otro tema —expresó James.

— ¿Por qué James?

— Porque sí.

— Ya déjalo, Patty —expresó Raphael 

— No, no quiero. James es la única persona que puede detener a Jesse.

— ¿Por qué mejor no vas y hablas con Louis? ¿Hasta cuándo ignoraras sus llamadas?

— Hasta que me dé la gana.

— Sabes, creo que estás torturándote a ti misma ¿No te has preguntado el motivo por el que después de seis meses aún sigue insistiendo? —preguntó James.

— Y si de verdad le odiaras ya hubieras cambiado de número de celular —expresó Raphael.

— No quiero que hablen más de Louis.

— Y yo tampoco quiero que hablen más de Jesse.

— ¿Por qué? 

Jesse se había acercado lo suficiente como para escuchar cuando su amigo le pedía a los otros dos que no hablaran más sobre ella  

— ¿Cómo nos encontraste? —preguntó Patty. 

La joven se metió en la piscina.

— Fui a sus respectivas casas porque quería hablar con ustedes.

— ¿Ya te cansaste de salir con tu novio? —preguntó James.

— Como decía —ignoró a su amigo—, fui y no los encontré. 

Jesse sabía que ellos estaban algo molestos con la decisión de ella.

— Chicos, yo vine aquí por dos razones. Una de esas razones, ustedes la conocen y al parecer la otra la desconocen.

— ¿Y cuál es?  —preguntó James.

— Pues pasar tiempo juntos. Yo los he echado de menos. Hace dos semanas que vine y pensé que ustedes querían pasar tiempo conmigo, pero sé que ustedes me están evitando. Fui a buscarlos a sus respectivas casas y sus respectivos padres me dijeron que ''habían salido'' ¿Acaso ustedes me creen tan ingenua?

— Tú has estado muy ocupada —comentó James.

— ¿Por qué siento que estás censurándome? Dime lo que harías tú en mi lugar.

— No vengas a reprocharnos Jesse. Eres tú quien decidió alejarse de nosotros para estar con él. Si hemos estado evitándote es por tu culpa —expresó Patty.

— Díganme algo ¿Acaso sigo siendo su amiga? 

Los amigos de Jesse callaron. Obviamente ellos la seguían considerando su amiga, pero ella malinterpretó el silencio de los jóvenes.



Hellen

Editado: 19.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar