Amor y Magia Negra

Tamaño de fuente: - +

Capítulo veintinueve: Una Dulce Carta

—¿Y..., —interrogó la pelinegra?

—El apellido Black no es muy común —contestó Malfoy.

—¿Qué insinúas Malfoy? —cuestionó esta vez Sirius tratando de no sonar nervioso.

—¿Yo? Yo no insinúo nada, son hechos no suposiciones —respondió agitando el periódico que tenía en la mano—. Y yo sé que conocen a estas personas —continuó desafiante—. ¿Acaso son tus padres? —cuestionó Malfoy a Sirius con una sonrisa maliciosa.

—La familia Black es demasiado grande e incluso más que la tuya —empezó Sirius desafiante—, y si éstas personas son parte de nuestra familia pues no lo sabíamos —terminó sin dejar contestar a Malfoy que estaba a punto de reprochar.

—Entonces si no conocen a estas personas no creo que les moleste que todo el colegio se entere —terminó con una sonrisa en los labios.
Calynn estaba muy nerviosa por esa situación, no podía decir que le molestaría que todo el colegio se enterase porque levantaría sospechas, pero que todos se enteren no importaría porque no es la única Black en el colegio.

—Aun así, se enterarán, ¿no Malfoy? ¿O acaso eres el único que lee El Profeta? —se burló Sirius.
Lucius dejó de sonreír y se disponía a contestar cuando la voz de McGonagall los interrumpió.

—Johnson, acompáñeme a mi despacho —ordenó Minerva con un papel en la mano.

—Pero profesora, es el banquete y... —balbuceó Meryl.

—Cancelaría un partido de Quidditch por esto señorita —contestó McGonagall apurando a la rubia.
Meryl se levantó de donde estaba y se despidió de sus amigas con un triste movimiento de manos.

—¿A dónde va siempre que la llama McGonagall? —cuestionó Calynn a Lily.

—Seguro cometió alguna travesura. —contestó sin darle importancia y siguió con su budín.

—¿Le has dicho algo Lilianne? —cuestionó Calynn molesta y a la vez nerviosa.

—¿Por qué habría de hacerlo?, ¿y desde cuando me llamas Lilianne? —interrogó la pelirroja ligeramente ofendida.

—¿De quién más sospecharía? —cuestionó la pelinegra.

—Oh, no lo sé, ¿de Malfoy? Además, ¿acaso no confías en mí? —espetó Lily.

—Le tienes demasiada confianza a Meryl —contestó Calynn.

—Nunca haría nada que pudiera perjudicarte —prometió Lily.
Calynn le sonrió melancólica.

—Es extraño —comenzó—, eso siempre me lo repetían mis padres.

—Yo lo digo en serio —recalcó la pelirroja.

La pelinegra le sonrió antes de que alguien atrajera su atención.

—¡Hey! ¿Quieren en realidad sentir una buena fiesta? —preguntó un chico de segundo año de Gryffindor, esbozó una sonrisa y de su túnica sacó unas bengalas que eran fuegos artificiales que comenzaron a estallar formando enormes calabazas anaranjadas haciendo que todos se levantaran de sus asientos para observar mejor.
En eso, por la puerta que dirigía al Gran Comedor entraron dos alumnos más montados en escobas mientras volaban.

—¡Wow! —exclamaron Lily y Calynn a la vez.

Los chicos que estaban en las escobas pasaron por arriba de las mesas y comenzaron a lanzar ranas de chocolate fuera de su empaque haciendo que saltaran por todas partes o sobre la cabeza de algunos estudiantes. Los alumnos que estaban sobre la escoba dieron la vuelta a las mesas y esta vez sacaron cajas y cajas de Grageas Bertie Bott y comenzaron a esparcirlas creando montañas de grageas en cada mesa con cientos de ellas por no mencionar miles. Después se detuvieron en medio del comedor y de los bolsillos de sus túnicas sacaron más fuegos artificiales que aventaron con un poco de confeti morado y anaranjado. Los alumnos contemplaban maravillados el estallar de los fuegos artificiales y todo tipo de figuras que formaban como calabazas, sombreros, dulces y demás. Cuando todos los cohetes estallaron los alumnos aplaudieron junto con algunos profesores que dejaron de comer para ver el espectáculo.

—Esto le llamo la verdadera fiesta —comentó Dumbledore alegremente haciendo que la profesora Galatea de DCAO lo mirara extrañada para después rodar los ojos y seguir con su pastel de calabaza.

—Realmente está amargada esa mujer —comentó una voz agitada detrás de Calynn.



Sabrina C.

#1473 en Fanfic
#6474 en Fantasía

En el texto hay: magia, jkrowling

Editado: 18.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar