Amor y Magia Negra

Tamaño de fuente: - +

Capítulo cincuenta y uno: Planes

data-p-id=4e2222d7a7e38df3907f9fd6e8af617c,—Entonces, Sr. Snape, ¿podemos confiar en usted? —volvió a preguntar el director, esta vez Lily no emitió ninguna palabra, era evidente que la chica aún estaba procesando la información tan impactante que acababa de recibir—. Es en estos momentos donde ustedes deben estar más unidos, en la batalla van a ser lo único que tienen, al final, son su único apoyo —mencionó Dumbledore intentando que aquella revelación no ocasionara problemas ni arrepentimientos, lo último que necesitaban era tener rivalidades entre ellos.

—data-p-id=efc509605856ce681b3c773a0d03e331,-Claro que pueden confiar en mí, profesor —exclamó Severus con seguridad y firmeza, con la mirada fija en el director—. La Mansión Malfoy es de gran tamaño y necesitarán de alguien que conozca el lugar a la perfección para poder moverse con facilidad —dijo Severus con gran seriedad, convenciendo al director.

data-p-id=1817dba9b86914fbba88f197221caa06,—Tiene un buen punto, Sr. Snape —comenzó el anciano mientras lo veía directamente a los ojos, el chico aún portaba una mirada ofendida—. Sólo debe de comprender que la pregunta anterior fue realizada con el principal objetivo de saber los riesgos que está tomando si alguna vez pensara en traicionar a sus amigas —terminó mientras Severus negaba con la cabeza.

data-p-id=926c5ed63f978a13e4b337f1b7dd89c7,—No tendría por qué hacerlo, el Señor Tenebroso me ha pedido que la vigilara desde vacaciones navideñas y ha sido algo que no he hecho en absoluto —confesó el chico refiriéndose a Calynn.
El director asintió con la cabeza, aún analizando las palabras mientras se removía en su asiento con cierta preocupación, era evidente que ni siquiera Dumbledore pensaba que lograr el objetivo de este plan iba a ser fácil. Iba a agregar algo más cuando vio la mirada de la pelirroja y pudo darse cuenta de la tensión que aún se presentaba en el despacho.

—data-p-id=9062710410c6760ad57cf6730d798d99,-Mañana será su último día aquí, Srta. Black, el tren partirá dentro de dos días bastante temprano, por lo que he dejado que baje a desayunar horas antes de que los alumnos despierten, así que esta y la noche de mañana serán las últimas dentro del colegio —indicó mientras el rostro de la pequeña Black cambiaba totalmente, había cierta combinación de miedo y nostalgia al pensar en ello que le impedía imaginárselo con facilidad—. Me parece que es un buen momento para que disfruten de sus días en Hogwarts y arreglen problemas entre ustedes, deben de tenerse la confianza necesaria para realizar este plan, una confianza infinita —ordenó Dumbledore mirando a Severus y a Lily, quienes no se cruzaban miradas—. Por lo tanto, los veré esta noche, después de cenar, sabrán que los estaré esperando cuando me levante de la mesa del profesorado —mencionó mirando a todos los chicos, incluso a Justine, quien se encontraba igual de reflexiva que el mismo Dumbledore—, aún tenemos que planear paso a paso cómo llevaremos este plan a cabo, no lleguen tarde —terminó el director con una ligera sonrisa que sólo escondía la misma tristeza que sentía imperecederamente.
Justine tomó la Poción Multijugos que le brindó la profesora McGonagall y con un silencio rimbombante salieron del despacho.
Los chicos bajaron las escaleras con cautela y esperaron a dejar atrás aquella ave para comenzar a despotricar.

—data-p-id=e2ea4ed56d3d8703f15af6c062f9bc53,-¡Lo supiste todo este tiempo! —le espetó Lily a Calynn con bastante enfado—. Tal vez pudiste comentármelo durante todo este tiempo. Ambos me mintieron de la misma forma —terminó con cierto tono de decepción mientras se recostaba contra una de las columnas del pasillo, antes de salir a aquellas escaleras.

data-p-id=548eff595d36893b5509f853d9af4911,—Ella quiso decírtelo, pero yo se lo prohibía —confesó Severus defendiendo a la pequeña Black que se limitaba a observar el suelo sin nada mejor que decir—. No quería decepcionarte Lily, no quería que conocieras la parte de mi vida de la que tanto me arrepiento —rogó el chico mientras observaba tristemente a la pelirroja.

data-p-id=a82e847243d461405d9f4d8d6216ad41,—Pues has logrado decepcionarme, aún más de lo que ya estaba —contestó directamente la chica—. No quiero volver a hablarte en mi vida, Snape —terminó mientras desviaba la mirada, inhalaba y exhalaba aire para intentar mantener la postura.

—data-p-id=ac57b60910ad8a691ac0c1d4f5ff21e0,-¡No, no podemos hacer eso en estos momentos! —exclamó la rubia mientras se interponía entre la pelirroja y el chico—. Ya oyeron a Dumbledore, es en estos momentos donde debemos protegernos como si todos fuéramos uno y para eso hay que dirigirse la palabra —mencionó Meryl mientras les lanzaba miradas desaprobatorias a ambos—. Sólo dejen los secretos y las discusiones para la próxima semana y por el momento hay que protegernos como si nuestra vida dependendiera de ello —terminó Meryl sin evitar rodar los ojos ante la situación, estaba cansada de este proyecto tan largo, estaba muy preocupada por lo que pasaría en unos días.
Ante las palabras de la rubia, los chicos se callaron y comenzaron a bajar los escalones, irían directo al Gran Comedor para poder degustar del almuerzo, comerían en gran cantidad, pues se verían con Dumbledore después de la cena y, por lo que se escuchó decir al director, no se irían a la cama temprano aquella noche.



Sabrina C.

#1473 en Fanfic
#6475 en Fantasía

En el texto hay: magia, jkrowling

Editado: 18.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar