Amor y odio

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15

Luke acompaño a su hijo a despedirse de Sae Jin, mientras pensaba en la conversación que había tenido con Tony en el callejón, tenia que decirle a Yunho sobre eso, pero por el momento no se podía pues el estaba convaleciente de lo que sea sucedió en su casa.

Todo había sucedido tan deprisa en esos días que aun le costaba acumbrarse a su nueva situación.

Encontrar a su esposa e hijo después de un año, saber que Tony, la eterna obsesión de Saya estaba con vida, ahora tenia bajo tu techo a la cazadora, responsable de la muerte de su hermano menor y ademas a Yunho a quien, el mismo con su familia había destrozado la vida y tener la certera seguridad de que todo eso era algo que fue planeado de ante mano, no se acomodaba en su mente aun.

El olor a Jacob Black estaba en cada cosa que sucedió desde que secuestro a Saya y siempre iba un paso por delante de ellos.

Anthony se retiro a su alcoba muy callado después del improvisado sepelio que hicieron para Sae Jin, Yunho continuaba encerrado junto con Cassiel en la alcoba de Markus y el caminaba de un lado al otro con los pensamientos alborotados, mientras vigilaba el sueño de Saya.

La mansión estaba relativamente en calma.

*

Jackson sonreía al notar que Jared no podía creer lo que le había confesado.

―No tenia idea de que Jacob Black tuviera otro hijo, solo sabia de la existencia de los tres mayores.

―Me entere hace relativamente pocos días.

―¿El lo sabe?

―Debo creer que si, ese viejo no hace nada sin antes investigar, controlar y saber...

―Es verdad.

―Entonces...¿estas dispuesto a ayudarme?

Jared dudo.

¿Estaba dispuesto a ayudar a Jackson a derrocar el liderazgo de Luke Black siendo que eso perjudicaría a Saya?

Jamas tomo un bando en especifico, nunca se ato a nadie en la vida y siempre se guio por su propio beneficio, pero Saya era otra cosa, ella lo era todo y traicionarla de nuevo...

―Debo pensarlo.

―La oferta estará en pie hasta mañana, después de eso te considerare mi enemigo también.

―¿No temes que les diga a los Black lo que piensas hacer?

Jackson se encogió de hombros y rio apenas.

―Realmente no, es hora de que las cosas salgan a la luz.

Jared no respondió, tan solo se alejo de la agencia y de Jack, preguntándose que era lo correcto en esa ocasión.

*

―Entonces, no bebes sangre de los humanos directamente ―decía Cassiel sentada con las piernas cruzadas tipo indio junto a Yunho en la cama, mientras este permanecía sentado recostado contra la cabecera de la cama.

―No.

―Y... entonces bebes de los suministros que entrega la agencia.

―Tampoco... yo me alimento como cualquier humano.

―No ―rio Cassiel moviendo la cabeza de un lado a otro ―eso es imposible, eres un vampiros, solo nos alimentamos de sangre.

―Pues no soy como los demás, ya te lo dije.

―No Yunho, eso no es posible.

―¿Me llamas mentiroso? ―pregunto con una media sonrisa ―como alimentos como los humanos y puedo beber sangre, con la sangre me siento mas fuerte pero también...

―Eso se libera, lo que no querías alimentar ―termino por el la frase.

―Así es.

―Por eso nunca bebes frente a los demás, porque tu no bebes de hecho sangre.

―Exacto.

―Es extraño que puedas alimentarte como los humanos... ―dijo pensativa ―¿nunca te preguntaste porque?

―No y no necesito saberlo tampoco, solo se que es así y vivo bien de ese modo.

―Ahora has bebido sangre, pero estas...calmado.

―Lo se, la primera vez, en la mansión me fue difícil controlarlo pero esta vez...fue mas sencillo hacerlo.

―Eres mas fuerte ahora entonces.

―No lo se ―admitió algo tenso ―es la primera vez en tantos siglos que puedo controlarlo después de tanta... de beber como bebí.

―Por ahí es por mi ―murmuro Cassiel con cierta timidez repentina ―es que mi sangre Lican puede haber sido lo que te ayudo a ser mas fuerte.

Yunho lo pensó un segundo y asintió también.

―Es posible pues en verdad me siento fuerte ahora, no duele como suele doler cuando quiere tomar el control de mi, y no me domina, sus pensamientos están escondidos.

―¿Sus pensamientos?

―Se que parece una locura pero hay ocasiones en que siento que tengo algo dentro, otra personalidad, lucha y exige ser liberado pero se que de permitirle ser libre destruirá todo y no quiero ser así, no quiero ser un monstruo, no mas.

―En verdad eres diferente ―reconoció Cass acomodándose el cabello detrás de la oreja ―yo también ya lo puedo controlar.

―¿El impulso que te lleva guía hacia mi?

―Si.

―¿Puedo preguntar algo?

―Claro.

―¿Que se siente?

―¿Que cosa?

―¿Que es lo que sientes?

Cassiel se mordió el labio inferior y desvió la mirada un segundo.

―Es como amar... un impulso que no puedes controlar, como si todo mi cuerpo, mi mente y mis sentidos me gritaran que te necesito, como si me faltara el aire y no supiera como continuar la vida, es como perderse en medio de una intensa oscuridad y solo ver una luz al final del túnel.

―Casi no recuerdo lo que es amar de ese modo.

―Amabas a la que fue tu esposa ―le recordó Cassiel ―por ella no lograste amar a Celes.

―No pude amar a Celes porque ella era lo contrario a lo que yo deseaba ―reconoció Yunho ―carecía de eso que pensé tenia también Amanda...pero...

―Pero descubriste que no era lo que pensabas ―volvió a terminar la frase por el.

Yunho sonrió pues Cass parecía no necesitar que el terminar de hablar para saber lo que pretendía decir.

―Celes dijo varias cosas antes de morir que me rondan la mente desde entonces... es probable que viviera engañado toda la vida...es una vergüenza tener tantos siglos y seguir siendo ese chiquillo asustado que fui alguna vez.

―No logro visualizarte de ese modo ―rio Cass.

Yunho suspiro y se acomodo en la cama.

―Cambiando de tema... he notado que mi nieto siente un cariño especial por ti.



Laura Bryn

Editado: 31.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar