Amor y odio

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 26

Capitulo 26: Lobos.

Suzanne permanecía la mayor parte del tiempo en su forma lobuna, y casi siempre estaba pegada a los talones de Tony, quien a diferencia de su esposa prefería estar en su forma humana el mayor tiempo posible. Por eso era común, en los días siguientes a la visita inesperada de Sae Jin verla deambulando por la mansión junto a su esposo, quien se habia tomado como misión el mantener el sitio bajo su protección.

Cassiel y Yunho de pronto se tornaron distantes entre si y eso era incomodo, mucho mas después de que ella mostrara muy claramente su interés por el vampiro mas antiguo de la mansión.

Luke no parecía prestar real atención a lo que sucedía entre su suegro y su cuñada, al contrario, él parecía disfrutar de la situación que se habia desarrollado entre ellos, mientras que su hijo estaba mas al pendiente de su tía que de lo que pudieran desear o pretender su abuelo o sus padres.

La mansión por completo era un hervidero de sentimientos encontrados y al mismo tiempo de mutismo absoluto, pues Luke habia seguido a su esposa hasta el calabozo, escuchando la conversación entre ella y el lobo capturado, así mismo como ella habia notado que el la siguió. También Tony estaba al pendiente de las acciones de Saya sin estar del todo seguro que Yunho hubiera logrado de algún modo controlar al ser que la chica llevaba por dentro. Cada quien en su mundo y al mismo tiempo pendiente de lo hacia el que estaba a un lado. Cada quien trazando sus propias formas de solucionar lo que era obvio solo se solucionaría de un modo.

Tenían que matar a Jacob Black y mientras mas se dilataba ese asunto mas riesgos corrían todos y cada uno de los que allí vivían, sin contar con Ezael, de quien no sabían nada por el momento.

Los nuevos personajes de esa historia, que de por si ya era muy intrincada, solo significaban un problema mas, porque Saya en verdad detestaba a la tal Sae Jin y el poco control que tenia en varias ocasiones casi lo perdía por causa de la mujer que se habia tomado por costumbre aparecer y desaparecer cuando le daba la gana y en el sitio menos esperado. Esto ponía los pelos de punta a todos pero particularmente a Cass y a Saya, quienes no se molestaban en ocultar su rechazo hacia la supuesta diosa.

―Esta mujer me tiene harta ―decía Cass al tiempo que colocaba sobre la mesada de la cocina un mapa de la ciudad, para mostrarle a Luke lo que tenia pensado hacer ―te juro que uno de estos días le clavo un puñal en el pecho.

―Eso no hará gran diferencia ―sentencio Luke prestando atención a los puntos rojos que Cass habia señalado.

―Lo se, pero al menos me daré el gusto de hacerlo...oye ¿no sientes curiosidad sobre lo que el niño le dijo para mantenerla a raya aquel día? ―pregunto mirando sobre su hombro a la sombra que se ocultaba tras la puerta ―odio que parezca un maldito fantasma por toda la mansión.

―Ignorala Cass, no se porque aun no has notado que ella lo hace mas para fastidiarte que otra cosa ―respondió evitando dar una respuesta a su pregunta anterior, pues si le causaba intriga saber que era lo que su hijo le habia dicho a la diosa para persuadiría de calmarse y retirarse, pero prefería no ahondar en el asunto, ya que tenia el presentimiento de que no le agradaría la respuesta a esa interrogante.

―Si lo note, pero eso no quita que me ponga de malas, esa mujer es exasperante ―contesto Cass notando la evasiva de Luke.

―Vamos cazadora concentrate ― aventuro Luke en un intento para que se enfocara en lo que a el le interesaba ―necesito encontrar a Ezael y a mi padre... dime que tienes para mi.

Cass asintió, dejando de prestar atención a la sombra que permanecía oculta, fijando la mirada en el mapa.

―Descubrí que Ezael esta siempre en un rango que le es cómodo; ahora, creo que después del enfrentamiento que tuvo con Jackson, lo que nosotros deberíamos hacer es... ―guardo silencio abruptamente cuando se escucho un fuerte sonido que provenía del subsuelo ―¿eso es abajo?

Luke agudizo los sentidos y la miro asintiendo, de inmediato se movilizo hacia la sala en la cual se encontró con Tony, Saya y Yunho que bajaban a toda velocidad.

―¿Escucharon eso? ―les pregunto apenas los vio.

―Si, al parecer viene de abajo ―respondió Saya.

―¿Donde esta Anthony?

―Con Suzanne, le pedí que lo mantenga a salvo ―respondió Tony.

―Bajare a ver que sucede, ustedes permanezcan...

Luke no termino de decir esas palabras cuando Saya ya se abría paso hacia el sótano.

Yunho sonrió al seguir a su hija y Luke suspiro pesadamente.

No habia modo en que Saya siguiera ordenes ni aun en una situación desconocida como esa.

―Yo no bajare ―dijo Cass ―subiré a ver como esta el niño, mi prioridad es el.

Luke asintió y Yunho giro apenas la cabeza hacia la chica de cabellos revueltos que se perdía escaleras arriba.

―¿Que fue eso? ―pregunto siguiendo a Saya y Tony quienes iban adelante.

―Tengo un trato con ella.

―¿Un trato?

―No te metas en mis cosas viejo, enfócate en lo que es importante.

Yunho podría decirle un par de cosas sobre lo que el consideraba importante, pero prefirió callar, pues para Luke Black solo una cosa era importante y justamente era lo mismo que le importaba a el, entre otras cosas...

Saya dejo que Luke y su padre se entendieran varios escalones mas arriba, mientras ella bajaba a toda velocidad hacia el sótano y mas abajo aun, a los calabozos, pues no estaba dispuesta a perder su presa, no sin sacarle la información que necesitaba con respecto a esa mujer que tanta desconfianza le causaba.



Laura Bryn

Editado: 31.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar