Amor y odio

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 29

Edu se llevo a Luke fuera de la mansión, este había perdido tanta sangre que no era capaz de moverse por si mismo, entonces le toco al muchacho tener que cargar al vampiro hasta que llego al sitio en el cual Sae Jin le había dicho anteriormente que lo llevara, sirvió sangre en un vaso y se lo dio a beber. Luke en principio no respondió, dejo que el liquido se deslizara por su garganta, con los ojos semi cerrados y sin voluntad para nada. Recién al tercer vaso pudo abrir los ojos y tomar al vaso para beber por si mismo, así también su herida se iba cerrado gradualmente y la fuerza regresaba a su cuerpo.

―Debo regresar ―le dijo después de un rato a Edu ―Saya me necesita.

―Ella estará bien, ya se calmo.

―¿Ya se calmo? ―pregunto Luke incorporándose en la cama donde lo dejo Edu ―¿Que significa eso?

Edu sonrió atizando el fuego en la chimenea.

―Cuéntame como es que conociste a tu esposa.

―¡Responde! ¿Que le paso a mi mujer?

Edu amplio la sonrisa sentándose frente al fuego sin mirar a Luke directamente.

―Aun con todos los siglos que tengo, no he logrado sentir lo que tu sientes por ella, me pregunto porque razón no soy capaz de tener un sentimiento como ese, es como si no lograra amar ¿Te parece eso sano o normal?

―No hagas que pierda mi paciencia ―fue la respuesta de Luke poniéndose en pie a duras penas.

―¿Y que harás? ―rio apenas ―no tienes fuerzas suficiente ni para mantenerte en pie.

―Por ella podre, lo haré...

―A eso me refiero ―corto Edu ―esa clase de amor... ¿como es que podre sentirlo?

―Llevame con Saya... por cierto, ¿donde estamos? ―pregunto observando que por la ventana se veía nieve caer.

―Es mi rincón del mundo.

―¿Tu rincón?

―Así es, es mi casa, aquí vengo cuando deseo alejarme del mundo.

La puerta se abrió de golpe, el frio del exterior se colo junto con la brisa, haciendo que el fuego crepitara en la chimenea y Luke se pusiera visiblemente tenso, cuando el hombre alto que entro se saco la capa sacudiendo la cabeza de un lado a otro.

―No esperaba verte en casa aun ―dijo el recién llegado con acento marcado a extranjero, paralizándose cuando noto la presencia del vampiro en la cabaña ―nunca dijiste que tendríamos visita.

―Fue de improviso, Sae tiene asuntos que atender y me pidió ayuda.

―De nuevo la mujercita esa haciendo de las suyas... ¿Ahora protege vampiros también?

―El es Luke Black, es esposo de la hija de Yunho.

El rubio alto fijo la mirada en Luke con curiosidad y luego sonrió, cerro la puerta, se saco del todo la capa que lo cubría, camino hasta la cafetera y se sirvió café.

―Alik ¿encontraste lo que Sae pidió? ―pregunto Edu.

―No, la información que nos dieron es errónea, allí no estaba.

―Un inconveniente, pero sabremos superarla.

―¿Alik? ―pregunto Luke ―el niño ruso ―murmuro.

El muchacho nombrado lo miro con una ceja elevada y sonrió apoyándose contra la mesa mientras bebía el café con deleite.

―Veo que han hablado sobre nosotros.

―Tuvimos que ―contesto Edu ―Yunho no recuerda nada del pasado.

―Muero por conocer a sus hijos ―le dijo Alik sonriendo ―todos sabíamos que algún día el lo lograría.

Luke se los quedo mirando intensamente por un momento, luego se paro y camino con lentitud hacia la puerta.

―¿Donde crees que vas? ―pregunto Edu.

―Con Saya.

Edu sonrió a su amigo y meneo la cabeza.

―Hablábamos sobre la fuerza del amor, dime Alik, en todo este tiempo que no nos hemos visto ¿lograste conocer el amor verdadero?

―Pues... si, pero no funciono.

―Lo siento, no lo sabia.

―No importa ―se encogió de hombros ―¿acaso tu no?

―No.

―¡Quiero volver a casa con Saya! ―grito Luke ―¡Después se ponen a filosofar sobre la maldita y asquerosa vida y el amor, ahora necesito volver con mi mujer!

―Lo lamento no podrás por ahora ―replico Edu cerrando la puerta con un movimiento de la mano ―dijo Sae que debes permanecer aquí.

―¡Como te atreves!

―Tiene carácter ―se rio Alik ―¿Que sucede con su chica?

―Ella tiene peor carácter ―rio Edu con fuerza ―La traerán pronto.

―¿La traerán? ―pregunto entonces Luke ―¿Cuando?

―Cuando Yunho regrese, falta poco.

―¿Regrese, de donde?

―Te lo explicare...pero antes toma asiento y deja que tu cuerpo se recupere, porque cuando ella venga necesitaras tus energías.

Luke regreso a sentarse pero a regañadientes, mientras que Edu comenzaba a contarle lo que acontecía en la mansión Black.

*

*

Cuando al fin Yunho regreso en si, pues en el lapso en el cual estuvo reviviendo su pasado, estuvo inconsciente, descubrió que tanto él como Saya estaban recostados en sillones de la sala, único sitio en el cual aun estaban los muebles sanos.

Su hija se encontraba recostada en el sillón a su lado, con los ojos cerrados pero moviéndose inquieta de un lado a otro, como si estuviera teniendo una pesadilla.

―¿Que sucede?

―No estamos seguros ―le contesto Suzanne de rodillas junto a Tony que se encontraba sentado en otro sillón tomándose la cabeza y respirando con dificultad ―comenzó a levantar temperatura, delira y esta muy inquieta, poco después también Tony se puso mal. Ninguno de los dos esta bien.



Laura Bryn

Editado: 31.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar