Amor y odio

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 31

Ezael se quedo de pie observando el éxodo de su hermano junto con la mujer que deseaba, apenas reconoció al niño que Cassiel llevaba en brazos, así como tampoco a los nuevos integrantes de la comitiva que acompañaba a su hermano menor.

Vio como la chica de cabello rojo como el fuego sellaba la mansión y como esta se apagaba por completo, los vio desaparecer en la nada y tuvo la certeza de que por el momento la lucha quedaba suspendida de, manera indefinida .

Le seria imposible seguirlos a donde sea que ellos iban.

―Señor... ellos se llevaron a nuestra reina ―le dijo uno de los neófitos que Saya había convertido.

Ezael observo al que le hablo y asintió sin responder nada.

―¿Que haremos señor? ―pregunto el neófito insistente.

―Por ahora nos retiraremos, recuperaremos a nuestra reina, pero nos llevara mas tiempo del que pensamos.

―Si señor ―respondió retirándose discretamente.

Una vez mas Saya se le escapaba de las manos.

―Me pregunto que es lo que tiene esa mujer que todos los hombres caen a sus pies como moscas.

Ezael no se inmuto al escuchar la voz de la mujer que se paro a su lado. La chica iba envuelta en una larga capa de color azul profundo, llevaba la capucha puesta por lo que no se le veía ni el rostro, pero el no necesitaba ver lo que había bajo la capa, pues conocía a la mujer.

―Tampoco yo lo se, no era ella de quien estuve enamorado en el pasado ―admitió.

―Entonces no la amas.

―No lo se, solo se que si Luke la desea yo la quiero también.

―Son como niños.

Ezael embozo una leve sonrisa.

―No tienes mucho que decir Bonita, tu quieres vengarte de Yunho tan solo porque nunca te amo.

El siseo grave se escucho desde lo profundo de su garganta, Ezael, solo rio bajo, giro y miro a los dos lobos que estaban esperando a una cierta distancia.

―Nos prometiste algo Ezael Black si atacábamos la mansión.

―Tomen la ciudad, es suya ahora, me retirare por el momento, pero recuerden, cuando regrese...

―Seremos socios.

Ezael solo movió la mano dando a entender que poco le importaba lo que hicieran de ahora en mas. Después de todo solo se había asociado con ellos para que atacaran la mansión con la intención de recuperar a Saya, pero nada había salido como lo pensó. Les había ofrecido a cambio el liderazgo de la ciudad, la verdad es que pensaba asesinarlos a todos cuando cumpliera su cometido, pero por ahora le convenía que los lobos gobernaran en lo que el rastreaba a Saya. Tuvo mucha suerte al dar con la arpía y que ella lo llevara con los lobos. Parecía un buen trato el que había hecho, y aun tenia la posibilidad de lograrlo, solo debía esperar un poco mas y ser paciente.

―¿Que harás Ezael Black ahora que ella ya no esta?

―Simplemente esperare.

―Que es lo que esperaras.

―A que salgan de su madrigueras y en cuanto lo hagan, matare a mi hermano, quien siempre me estorbo y luego tomare todo lo que el cree que es suyo.

―No es que no me agrade tu plan, pero tengo una duda, porque le tienes tanto odio.

Ezael entrecerró los ojos y dejo escapar un profundo suspiro.

―Antes de que Luke y Markus nacieran, yo era el favorito de mi padre, luego, cuando ellos dos llegaron, mi padre dejo de verme como su heredero, comenzó a pensar en la posibilidad de dejar todo su imperio a cualquiera de los tres, y eso no me pareció correcto, soy el mayor, soy quien debería liderar, pero la verdad es que... mi padre siempre vio a Luke de manera diferente que a nosotros.

―Entonces son simples celos entre hermanos ―sonrió con cierta burla la arpía.

―No, no es solo celos, es algo mas, es el poder, es el orden natural de las cosas, yo soy el mayor, me corresponde liderar y por consiguiente, la reina debe estar a mi lado, de la triada...

―¿Triada? ―pregunto de pronto Bonita ―¿Que es eso?

―Para saber tanto, no sabes nada realmente ―se mofo de ella Ezael.

―¡Dime que es y no te pases de listo! ―amenazo la arpía.

Ezael se contuvo, por el momento era mejor dejarse ver como un imbécil... pero cuando acabara con ella... ¡maldita arpía!

―Es algo largo de contar, solo te diré que de ese proyecto que inicio mi padre, lo mejor es Sayania y ella es digna para ser mi reina, aunque yo aun desee a Cassiel.

―¿La cazadora?

―Como dijes es largo de contar ―repitió Ezael con impaciencia.

―Eres mas complejo de lo que imagine, pero eso me tiene sin cuidado, solo necesito saber si te unirás a mi causa, yo no deseo tu poder, ni tu liderazgo, no quiero nada de esta inmunda ciudad, solo ansió vengarme de Yunho y de Sae Jin, cuando cumpla mi cometido, entonces me iré y tu podrás quedarte con lo que dices te pertenece.

―Me gusta el trato Bonita, creo que es justo, tu quieres lo mismo que yo a un nivel diferente.

―Solo queda una cosa que resolver antes de ir tras ellos.

―Acaso me dirás que sabes donde estarán de ahora en mas.

―No, pero se como rastrearlos ―sonrió de manera enigmática encogiéndose apenas de hombros ―tu padre es un problema y también tu hermano.

―De Luke me encargare cuando lo encontremos, ya te lo dije.

―No me refiero a el, sino al otro.

―¿Markus? Markus esta muerto, Cassiel lo asesino ―le contesto con sequedad.

―No me refiero tampoco a ese, sino al otro, al que era humano y luego tu padre convirtió en vampiro, al que es el nuevo líder de la agencia de sangre.



Laura Bryn

Editado: 31.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar