Amos del desierto

Tamaño de fuente: - +

  II. Motivos del Viaje 

-Arriba, partimos lejos de nuestro hogar, el viento nos ha traído un mensaje desde otras tierras.-

-Joven Muchacho, no has de revelar el mensaje del viento a todos cuanto quieras, el mensaje primero debe ser analizado por los sabios de nuestra horda y luego se debe tomar una decisión, tu nos traes muchos problemas, no sé cómo hacer para que te quedes con los jefes de la horda, te han dicho tantas veces que guardes silencio, la última ves causaste el pánico ente los pobladores avisando que una terrible tormenta de arena caería sobre nuestra horda.-

-No tengo culpa de que el viento me haya escogido para ser el receptáculo de información y ¿no fue cierto?, acaso no se prepararon mejor-.

-Lo que pasa es que es que eres un muchacho muy inquieto, a veces me dan ganas de amarrarte, pero nadie merece condiciones tan inhumanas. Por ahora solo mantente con el oráculo de la horda y no salgas más, platica con ellos, bríndale tus ideas y solo acepta lo que ellos dicen y no andes divulgando,porque al pueblo hay que saber dirigirse.-

-Está bien, solo que no aceptare que no se diga la verdad y menos que se esconda el futuro de un pueblo que ha sobresalido en condiciones tan áridas y se ha colocado en las mejores posiciones de economía en el mundo. Pertenezco a este pueblo y este pueblo le debe la vida a nuestros antepasados y a sus predicciones del futuro-.

-Muy bien, ahora vete al lado del oráculo y conversa con ellos-.

En la morada de los sabios del desierto Arábigo se reunían a discutir el mensaje llegado de la tribu hermana del desierto del Sahara.

-Jefes de la tribu del Desierto Arábigo, estamos reunidos aquí porque nos ha llegado un mensaje de nuestros hermanos del Desierto del Sahara, abra una reunión de todos los habitantes de desiertos en el mundo y el nuestro no es la excepción, El oráculo de nuestra tribu ha interpretado el mensaje del céfiro y debemos partir cuanto antes, se nos ha pedido que enviemos a nuestros mejores luchadores, a quienes se han enfrentado a la más feroz tormenta de arena y a las peligrosas criaturas del desierto-,

También recibieron el mensaje las tribus del desierto de Kalahari, el desierto de Libia en África, en Asia se movilizaban las tribus dominantes del desierto de Gobi y el desierto de Takia Makan.

Mientras tanto en el otro lado del mundo se movilizaban las tribus del desierto de Puna de Atacama, el desierto de Thar y el desierto de Rub al Khali. En total se movilizaron veinticinco tribus del plano terrestre.

 Cada tribu tenía su propia razón de vivir en el desierto, algunas tribus habían sido desplazadas por guerras, otras tribus creían que el desierto les apartaba de la mala fortuna y les traía la bendición del mana que alguna vez en la historia había caído del cielo, otros pensaban en la tierra prometida que su Dios alguna vez les había ofrecido y otros se fueron apartando de las personas por el estudio de las artes ocultas, entre ellos estaban los druidas negros, los druidas del desierto y los nigromantes de Thar. Lo común que tenían las tribus aldeanas era que ellas practicaban las ciencias ocultas en cambio los mercenarios y los caza recompensas eran expertos en combate cuerpo a cuerpo y en armas, estos se dieron cuenta del desafío por medio de negociaciones con la tribu dominante del desierto de Nevada.-



Simarius Threll

#3383 en Fantasía
#501 en Paranormal
#160 en Mística

En el texto hay: fantasia, carreras, mistica

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar