Ángeles & Demonios

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6: Entre el amor y la amistad

Mi aliento se cortaba a cada momento en que él me miraba.

—Si, claro—responde Lucia.

Jake pone sobre un perchero su gorra y campera. Luego le sonríe.

—Se que esto es muy inesperado. Y que solo nos vimos una cuantas veces en el campamento. Yo vivo lejos de aquí así que tome un taxi.

—Ahh, ¿por donde vives?.

—En la Capital de Buenos Aires...

—Me sorprende que hayas venido desde aquí. ¿Por qué...? , mejor dicho. ¿Cómo me encontraste?.

—Lo supe a través de los papeles que están archivados en el campamento.

—Está bien ...

—Bueno sólo fue sacado del lugar en donde permaneció. Lo hizo mi hermano.

—Tú hermano... ¿Sabe que estas aquí?.

—Si...el también ingresará a tu colegio— dijo Jake.

—¿Qué?, Entonces... ¿irás tú también?.

—Si. Ahora seré tu compañero de salón. Por eso espero que no te alteres. Es solo que el colegio que iba... — se rasco la nuca «Creerá que estoy loco... Demonios, es obvio que ella hace que actúe de este modo... Pero.. Valió la pena»

—¿En serio? ...Siento que estas mintiendo.

—Bueno me atrapaste. Fue por una razón y esa razón es..—dijo Jake pero lo interrumpió Lucia al escuchar un auto aproximarse.

—¡Vete, son mis padres! —susurro fuerte. Lo empujó a la puerta trasera. Donde le mostró que saliera cuando sus padres entrarán pero Jake le impidió el paso.

—Nos veremos luego Lucia—dijo Jake al besarle la mejilla.

Lucia quedó en skock ante lo inesperado. Reaccionó y fue a atender a sus padres que ya habían terminado de cerrar la puerta.

—Papá , Mamá ¿En donde estaban? —dice Lucia.

—Fuimos de compras y nos tardamos más de lo deseado— dijo Elizabeth.

«No era lo que me esperaba... Pero sentía que tenía que hacerlo. Lucia me abrió los ojos. Y también el corazón, por mucho que intento detenerme. Su sonrisa aliviaba mi corazón... Sé que esto es algo nuevo para ti. Y que por más que tus amigas te alejen de mi lado , te demostrare lo contrario», pensó Jake.

Lucia ayudo a guardar lo recién comprado . Fue a su habitación y luego reviso su celular.

Quería sacarse ese pensamiento. Por momentos le alegraba saber que Jake estaría. Pero por otra, sobre Jacob... No había salida, algo en él la inquietaba, tenía presentimientos de que antes lo había visto, como si él tuviera que ver con sus pesadillas.

El día transcurrió como de costumbre. Pero en medio paso lo siguiente :

Isabelle enloqueció, la razón Por que Jake y Jacob estaban presentes.

Brithany intento alejarlos pero por un intento de persuadirlos , cometió un error.

—¡¿Qué demonios se creen que son!? , ¡ustedes se irán de aquí, ahora!

—A ver pequeña brujita, yo no me iré ni que el presidente me lo ordené. —dijo Jacob.

—Soy capaz de hacerlo —lo fulmina con la mirada.

Jacob también lo hizo pero lo hacía copiado sus gestos «Obviamente en burla»

—Jacob no empieces—dijo Jake al intentar separarlos pero intervino Isabell.

—Tú... Aléjate de mi amiga.

—Esto resultó ser muy incómodo —dijo Julián.

—Yo solo espero que no se agarren a piñas —comentó Taylor.

—Hay que preparase por si acaso pasa —suspiro Austin.

«Dios no... Jake, Jacob, Isabell, Brithany....si esto es por mí . Prefiero pararlos», pensó Lucia.

—¿Qué pasa linda, acaso no lo harás? —dijo Jacob al empujarla con un dedo en su nariz.

Ahí explotó.

Hubo un bullicio, todos se juntaron para ver aquella pelea.

Isabell empujaba a Jake, Brithany que abofeteaba a Jacob.

Lucia quiso impedir pero la gente formó un círculo .

Taylor y Austin quisieron acercarse pero Isabell les grito diciendo que no se metan.

Fuera de todo eso notó algo extraño.

«Las chicas jamás se comportaban así de violentas. Algo las cambio... No será...», Lucia miro los ojos de Jacob, estos resplandecían. Algo le decía que se acercaba más esa verdad que tanto temía...

«Lo hace a propósito...»

Tomó las fuerzas que tenía, empujó a la multitud. Y cuando estuvo detrás de Jacob, lo llamo.

—¡Jacob!

Todos voltearon. Hasta incluso él.

Lo golpeó en el rostro.

Fue en ese instante en que todos se callaron . Como si fuera que todos estaban siendo manejados como títeres, y al cortar ese hilo, miraron atontados.

«Esto fue obra de él»

—Tengo que hablar a solas contigo.

Isabell se miro las manos y luego Brithany. Comprendieron al fin lo ocurrido.

—Está bien.

Jacob había cambiado de gesto. Estaba más serio. En cambio Jake miro sorprendido.



Tamara. A

#6616 en Fantasía
#2941 en Personajes sobrenaturales
#13848 en Novela romántica

En el texto hay: angeles, demonios, maldicion

Editado: 31.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar