Angeles y demonios

Tamaño de fuente: - +

XVIII. Parte: “El Régimen de luz”

Se agrieta el suelo de par en par, el castillo comenzaba a derrumbarse y los estudiantes estaban evacuando. Merlina en cambio pareció no impórtale la destrucción que se desataba a su alrededor, en cambio parecía esperar algo con ansias.

Mientras tanto Víctor era consumido por la ira, el techo comenzó a abrirse de par a par dejando descubierta la biblioteca, la torre principal donde se encontraba Merlina comenzaba a derrumbarse y justo antes que la cúpula impactara contra el suelo una sombra salió de ella, era Merlina que descendía del cielo con la elegancia de un cisne negro, al llegar al suelo se escucha como un rugido un hechizo:

“Furor impius gladiator”

Era Víctor totalmente perdido en sus sentimientos atacando fieramente a Merlina. Ella en cambio paro con una mano el ataque de él, Víctor al ver que ella no era débil como los otros Demonios, pero a él no le importó y siguió dándole golpes hasta el cansancio, Merlina en cambio tampoco la tenía fácil ella lograba a penas esquivar sus golpes, en uno de esos logro impactarle en el vientre mandándola a volar contra un gran muro.

Merlina al ver que Víctor iba en serio se propuso a atacarle en serio, Víctor se le abalanzo de frente dispuesto a acabar con esto, cundo una alas negras salieron de Merlina, no eran de piel como las de los Demonios, era como las de los Ángeles solo que eran negras como la noche, ella inmediatamente desvió el golpe de Víctor, y le regreso el golpe que lo arrastro contra el suelo.

-Merlina: Fue divertido mientras duro pero estas ves me asegurare de matarte.

-Víctor: Cállate, veremos si aún sigues hablando así mientras te ahogas con tu propia sangre.

-Merlina: jajá…Solo eres un niño estúpido después de todo.       

Inmediatamente, Víctor  comenzó a correr hacia Merlina con intención de atacarle pero cada vez que se acercaba ella lo mandaba a Volar, después de un rato de juegos Merlina pareció aburrirse e invoco una lanza oscura y penetro el corazón de Víctor con una fuerza tremenda.

-Merlina: Que lastima que tu corazón no pueda pararse tan fácilmente… pero bueno ¿Quién era la que se iba a ahogar con su propia sangre?

-Víctor: Porque…..Porque nos hiciste esto…nos traicionaste.

-Merlín: Que puedo decir…digamos que si no fuera por tu madre no me hubieran desterrado del cielo…además me quito al hombre que amaba…incluso se casó con el…mientras que a mí no me permitían no siquiera coquetearle.

La sangre comenzaba a entrar en los pulmones de Víctor y comenzaba a ahogarse.

-Merlina: Eres el producto de ese amor…y lo único que queda de tal… ¡voy a mandarte con la zorra de tu madre!

-Víctor: ¡No…te atrevas a insultarla!

En ese momento la ira de Víctor comenzaba a contralarse y se dirigía a un solo propósito…matar a Merlina. Una luz comenzaba a emanar de Víctor desvaneciendo la lanza de oscuridad que lo atravesaba, Merlina tuvo que retroceder por aquella luz.

-Merlina: ¡Imposible!…. No deberías alcanzar ese estado tan pronto

-Víctor: Créeme yo ya he oído esa voz quebradiza y he visto ese rostro de terror antes, cuando mataba a los Demonios.



BLACK

#525 en Otros
#118 en Relatos cortos
#180 en Thriller
#86 en Misterio

En el texto hay: demonios y angeles

Editado: 22.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar