Antares Roter, Detective Paranormal

Tamaño de fuente: - +

UNA FOTO MUY ESPECIAL

Había una red social muy conocida para los seres del mundo mágico. Desde la misma se podía conocer la identidad de algunos seres que en apariencia podrían resultar normales. Celebridades del mundo humano así como leyendas de otros mundos y razas de criaturas que abandonaron el planeta Tierra, en pos de hallar un mundo mejor. A veces daba la casualidad que las publicaciones de alguien desconocido se abría paso entre las demás y triunfaba, pero era muy raro que eso ocurriera; luego ocurrió el caso único de cuatro habitantes del mundo humano, que de la noche la mañana pusieron patas arriba la red social del mundo mágico y el caso se expandió a los demás mundos no mágicos.

El abogado Regulus Amaranto, la detective Antares Socor, la médico forense Artemisa Eguscor y la supermodelo Aldewara Cástor. ¿Por qué estos cuatro pusieron patas arriba la red social? ¿Qué hicieron para cabrear a tanta gente? Tan solo una foto. Juntos eran tan poderosos que emanaban un aura que difícilmente podía ignorarse. Pero la foto parecía de lo más inocente, los 4 salían muy juntos en una selfie, pero a la izquierda de Amaranto y a la derecha de Aldewara había dos rostros más; siluetas cuyos ojos brillaban con un azul tenue.

Aldewara subió la foto a la red sin mirar siquiera lo que había retratado en la misma y en cuestión de 5 minutos la red social del mundo mágico se desató en comentarios, porque sin quererlo la foto se compartió también en las RRSS de los mundos no mágicos.

Muchas fueron las veces que los cuatro amigos dijeron que la imagen estaba retocada y la gente les creyó a medias, hasta que un desconocido reveló que ambas criaturas sombrías eran grígoris, seres que llevaban siglos entre nosotros y que muy pocas veces se tuvo constancia de su existencia. Empezaron a surgir rumores conspiranoicos, entre los cuales existía uno que apuntaba a dos de ellos; por lo visto Amaranto y Aldewara pertenecían a un grupo elitista, descendientes de los primeros vampiros y por eso cada uno tenía un grígori que les protegía desde su más tierna infancia. La realidad era bien distinta, un grígori sólo custodia a quien cree que tiene verdadera relevancia en el destino del mundo y tenía potencia para destruirlo, conquistarlo o restaurarlo de una vez por todas; los grígoris no estaban allí por Amaranto y Aldewara, sino por Aldewara y Artemisa.

Se reveló con el tiempo que la supermodelo y la médica forense estaban destinadas a suceder a las hermanas Moiras en cuanto encontraran a su tercera parte, ambas nacieron bajo el signo de géminis, por tanto la tercera nueva Moira sería una géminis también.

Antares y Artemisa eran amigas de la infancia, estuvieron meses conociéndose con Aldewara y Amaranto a través de la red social. Nunca habían quedado los cuatro juntos, excepto el día de la foto; se la hicieron en la Ciudad Encantada de Cuenca y tras un grandioso día, por fin juntos, después de haber estado planeando reunirse durante meses.

Aldewara y Artemisa tuvieron que desaparecer porque empezaron a perseguirlas día y noche, atentando contra sus vidas, alguien tenía mucho interés en borrarlas del mapa. Poco después fue Amaranto el que dejó de responder a los mensajes de Antares y ese fue el día en que definitivamente la amistad de los cuatro se fue al garete.



LOBO FANTASMA

#1097 en Detective
#597 en Novela negra
#6631 en Fantasía
#1466 en Magia

En el texto hay: asesinatos, amor, magia

Editado: 18.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar