Antes de enamorarme de ti [3]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 26

El golpe empeoró, tenía la cara hinchada el domingo en la mañana y mi madre no dejaba de preguntar cómo fue que se ocasionó dicho golpe. Austin por supuesto, asumió de inmediato que debí ganármelo en una pelea callejera, pero realmente no hablé de eso. No tenía ganas.

Después del mediodía, decidí salir de mi casa, me sentía asfixiado, sólo podía pensar en todo lo que me dijo Mike. Tenía razón, últimamente hago todo sin pensar y que pendejo me he visto al creer que nunca se iba a dar cuenta de lo que pasó. Lo único que quería ahora era desahogarme con Elisse, esperaba que los Wilkinson estuvieran en casa puesto que los domingos regularmente siempre salían a pasear en familia. 

 

—¡Elisse!

 

La abracé segundos después de que me abrió la puerta, después la solté y se hizo a un lado para dejarme pasar.

 

—Ahmm... No te esperaba hoy. ¿Qué te pasó en la cara?

—Larga historia, bueno no tanto, ¿podemos ir a tu habitación?

—No, mejor vamos al jardín. Ya sabes... Mis padres. 

 

Caminamos juntos hacia adentro, saludé a sus padres y Elisse les hizo saber que íbamos a estar afuera un rato. Nos sentamos en el césped y ella de inmediato tocó mi rostro, provocando que hiciera una pequeña mueca de molestia.

 

—¿Quién te hizo eso?

—Mike.

—¡¿Mike?!

—Se enteró de lo de Ava. —Musité, bajando la mirada—. Me golpeó y está enojado conmigo, es obvio.

—Yo no le dije nada, te lo juro. —Se apresuró a decir—. Yo ni siquiera estaba con él, de hecho vino a preguntarme por ti pero ahora ya sé porque estaba tan desesperado.

 

Esbocé una sonrisa a medias sin separar los labios, la miré a los ojos y pasé uno de sus mechones castaños por detrás de su oreja derecha.

 

—Sé que no fuiste tú. Seguro fue Ava, no sé si se lo dijo para herirlo o para jodernos, pero se lo dijo y ya no hay nada que hacer.

—Fue tu culpa. Totalmente tu culpa por no haber dicho que no... Siempre te gana la calentura. Te vi con Jessica.

—¿Qué? ¿De qué hablas? 

 

Elisse desvió la mirada hacia otra parte del jardín antes de responder.

 

—¿Te estás acostando con ella?

—¿Para qué quieres saberlo?

—Porque soy tu mejor amiga y no sé... Dime, ¿estás saliendo con ella?

—No exactamente. —Respondo—. Nosotros... Sólo somos «fuck friends». 

 

Me mira inmediatamente esperando por una explicación sobre la relación que tengo con Jessica. 

 

—Me enorgullece decirlo cuando estoy con Jeremy pero me siento incómodo al admitirlo contigo.

—Bueno, ya cuéntame.

—Es una historia un tanto curiosa. Cuando la invité a los bolos la cagué magistralmente, me la pasé hablando de Amanda todo el tiempo y obviamente Jessica se hartó de mí. —Comienzo, sin mirarla a los ojos—. Pero una noche que salí con Jeremy y ella estaba en el mismo lugar y te resumo todo en que terminamos teniendo sexo... Dos veces. Ambos estábamos un poco ebrios y... Básicamente todo se resume en que disfrutamos emborracharnos y tener sexo cuando nos sentimos solos.

—¿Y te sientes feliz con ese tipo de relación? —Elisse busca mi mirada—. Honestamente, ¿eres feliz con eso?

—No lo sé. Es el sueño de todo hombre... Pero a veces si quisiera que fuéramos algo más, Jess ha sido la única chica que ha hecho que deje de pensar en Amanda.

 

Me recosté en el césped sin importar que estuviera algo húmedo. El silencio no era del tanto incómodo, cerré los ojos por un momento pensando una vez más en lo que pasó con Michael y Elisse no se había atrevido a decir una sola palabra después de lo que estábamos conversando, se unió al silencio conmigo. Abrí los ojos y la miré, aún permanecía sentada, rodeando sus piernas con sus brazos, mirando hacia el otro extremo del jardín.

 

—Y ahmm... Ayer con todo lo que pasó olvidé por completo que se suponía te debía traer a casa. —Le digo, rompiendo el hielo—. Lo siento. ¿Cómo llegaste?

—Alguien del equipo me trajo, pensé que te ibas a ir con Jessica. Por eso no me molesté en llamarte.

—Lo siento. Todo pasó demasiado rápido y me olvidé por completo de ti. 

 

Elisse volteó a verme, una mirada que realmente no me gustaba. Quizás la respuesta a esa forma de mirarme tiene que ver con lo último que dije, ella siempre estaba para mí y yo siempre me olvidaba de ella. ¡Maldición! ¡Soy una mierda de mejor amigo! Con Mike, con Elisse... ¡Que putas ganas deben tener ellos de lidiar con alguien como yo! Tan egoísta que he sido últimamente, pensando solamente en mí, dejándolos fuera cuando ellos son tan importantes para mí. 

 



AnnieGz

#750 en Novela romántica
#195 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, preparatoria, trilogia

Editado: 16.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar