Antes de enamorarme de ti [3]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 30

Vi a Mike parado frente a mí, me tapó el sol y no me quedó de otra más que pausar la canción que estaba escuchando y quitarme los audífonos. 

 

—¿Estás esperando a Elisse o a Jessica?

—A ninguna de las dos. 

 

Lo miré sentarse a un lado de mí en el césped, bloqueé mi teléfono y enrollé los audífonos, esperando a que Mike hablara y me dijera la razón por la que ha decidido dirigirme la palabra después de un mes de no haberlo hecho.

 

—Bien... Seré directo. Eres mi mejor amigo, ¿de acuerdo? Y te extraño. —Me dijo, mirando hacia el césped—. Me importa un carajo Ava, tú eres más importante para mí. Eres mi hermano... Y aunque estaba demasiado molesto por lo que pasó entre ustedes, ninguna mujer está por encima de nuestra amistad.

—Yo... ¡En serio lo siento! Fui un completo pendejo, ni siquiera tengo la menor idea del porque lo hice.

—No me perdiste, eres mi mejor amigo y eso no va a cambiar. ¿Sí?

 

Nos dimos un corto abrazo, confirmando que estábamos de regreso. No pude evitar esbozar una pequeña sonrisa por eso y Mike hizo lo mismo, dándome un pequeño golpe en el hombro.

 

—Hay algo por lo que me muero por saber, ¿cómo lo tomaste? Lo de Elisse y Blaine.

—¿Lo de Elisse y Blaine? ¿De qué mierda hablas Mike?

—Creo que la acabo de cagar.

—No, no, no. Cuéntame, ¿qué sabes de Elisse y Blaine?

—Desde hace semanas corren los rumores de que Blaine sale con ella, empezaron cuando tú y yo nos dejamos de hablar. —Comenta Mike, mirándome a los ojos—. Elisse iba a los partidos, a las fiestas del equipo, somos amigos y sé que me quiere, pero era demasiado obvio que no iba exclusivamente para verme. Era un secreto a voces, pero no había nada confirmado... Hasta que los vi besándose en una fiesta. Elisse estaba diferente, no era la misma chica dulce que conocemos. 

 

Ahora todo tenía sentido, el por qué me cancelaba de vez en cuando los planes, el por qué se puso tan histérica cuando tomé su teléfono al ver que Blaine la llamaba. Me sentía tan raro, me sentía molesto, conocía las intenciones de Blaine y estoy seguro de que va a lastimarla. ¡Maldita sea! ¿Por qué él? De todos los chicos con los que puede salir de la escuela o de sus cursos de cocina, ¿por qué lo ha elegido a él?

 

—Algo le va a hacer. —Digo, intentando ocultar mi molestia—. Seguramente la está utilizando para vengarse por lo que le hice a su hermana, sabe lo que Elisse significa para mí y por eso lo hace, por eso sale con ella... Sí, estoy seguro de eso. ¡No quiero que la lastime!

—¿Y no has considerado que a Blaine en realidad sí le gusta Elisse? Estás armando teorías conspirativas sobre una venganza que a lo mejor no existe.

—¡Por favor! Estamos hablando de Blaine, le coquetea a todo lo que tiene falda. Ha salido con casi todas las porristas, incluida tu ex. ¿Ahora resulta que sale con Elisse?

—¿Y por qué no? Que la veas como tu hermana no te impide aceptar que es bonita, porque lo es...

—Te veo después. 

 

Tomé mi teléfono y me puse de pie, sacudiéndome el pasto que quedó en mi pantalón y me apresuré a ir hacia mi edificio correspondiente. Al entrar al salón, encontré la silla de Elisse vacía, me senté en el lugar en donde solía sentarme antes de que decidiera pasar todo mi tiempo de clase con Jess, quien me miraba extrañada por haberla dejado sola hoy. 

 

—Hyland, ¡vaya! ¿Qué te trae por aquí? 

 

Elisse dejó su mochila sobre la mesa y se volvió para verme.

 

—¿Te peleaste con...?

—No, en realidad quería hablar contigo.

—¿De?

—Buenos días jóvenes. Guarden sus cosas, examen sorpresa.

—Mierda... —Musité al escuchar al profesor—. No sé un carajo.

 

Todos permanecimos en silencio mirando al profesor colocar los exámenes uno a uno en cada pupitre. Una vez que lo tuve en frente fue como si estuviera escrito en árabe, no entendía absolutamente nada. Lo miraba y lo miraba, lo leía una y otra vez, volteaba a ver a mis compañeros que ya movían la pluma y yo continuaba mirando el examen esperando que las respuestas me cayeran del cielo.

Tenía tantas cosas en la cabeza, miraba a Elisse y sólo pensaba en lo que Mike me ha contado, la constante pregunta de «¿por qué ha elegido a Blaine?» rondaba por mi cabeza y no me dejaba ver más allá. ¡Bendita la hora para presentar un examen!


 

—Nick... 

 

Elisse se hizo a un lado para dejarme mirar su examen, miré al profesor y una vez que me aseguré de que estaba ocupado revisando algo más, copié lo más que pude. Elisse me ha salvado una vez más, con lo que he copiado seguro que alcanzo a pasarlo. 

 



AnnieGz

#746 en Novela romántica
#210 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, preparatoria, trilogia

Editado: 16.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar