Antes de enamorarme de ti [3]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 42

El tiempo se pasaba demasiado rápido, como el agua que corre entre los dedos de las manos.


El último año de preparatoria apenas lo recuerdo, pero sé que no fue tan malo como los anteriores. Además, entré al equipo fútbol americano después de hacer las paces con Blaine. No nos hicimos los grandes amigos pero al menos ambos podíamos convivir en el mismo espacio sin buscar pelearnos.

En los últimos dos semestres aprobé los exámenes sin la ayuda de Elisse y por primera vez me puse a estudiar en serio, no tuve las mejores notas pero me fue mejor de lo que esperaba, pude graduarme con Mike y con Elisse, incluso con Jeremy aunque la verdad no sé cómo fue posible que él llegara hasta ahí.

¿La chica que me enseñó a bailar jive? La dulce Lorene me brindó su amistad y me contagió de su positivismo como nadie pudo hacerlo antes, digamos que me hizo ver que mi vida valía la pena de una u otra forma y que no era el chico bobo sin futuro que Amanda veía en mí. Además me enseñó cosas que ahora amo hacer: bailar jive e ir a Tom's a comer dos o tres veces por semana, misma actividad se las contagié a Mike y a Elisse por supuesto, se había convertido en una de nuestras actividades preferidas.

Eventualmente esa amistad entre Lorene y yo se transformó en algo más. Me enamoré de ella, de su dulzura y su increíble forma de ser, sobre todo, me enamoré de la forma que me hace sentir... Tan especial. El día que me dijo que sí estaba que no me lo creía, ¿cómo pudo haberme dicho que sí si se lo pregunté de una manera tan cobarde? Todo lo escribí en un ticket de Tom's, mismo que todavía guarda en su cartera. 

 

[...]

 

Mike y yo decidimos ir a la universidad, a la misma universidad en donde Elisse había aplicado para Gastronomía, los Wilkinson no estaban contentos con tal decisión porque esperaban que se convirtiera en doctora pero finalmente la apoyaron. Incluso Mark decidió darle su departamento de soltero, el edificio quedaba cerca de la universidad y Elisse no pudo estar más feliz por eso, hace algunos meses que buscaba independizarse.

En lo sentimental, Michael aún no había encontrado a su chica ideal. Salía con una y con otra y nadie parecía ser suficiente, además tenía problemas con sus padres mucho más seguido y consideraba seriamente mudarse a los dormitorios de la universidad. En cuanto a Elisse, ella tenía una relación bastante sólida con Matthew o eso creíamos. 

 

—Lo he sentido distante. —Nos dice a Mike y a mí, dejando el plato vacío en la mesa de centro—. ¿Creen que las cosas se estén enfriando porque ya llevamos bastante tiempo?

—No lo sé. —Responde Mike, sin dejar de prestarle atención a la película—. ¿Has considerado decirle cómo te sientes? Digo, nosotros los hombres somos bastante idiotas para adivinar ese tipo de cosas a veces.

—¿O yo estoy siendo demasiado exigente? 

 

Mike no respondió, tomó el control remoto y le puso pausa a la película, era miércoles y sabíamos que estos días los pasábamos en casa de Elisse. Michael me miró, como si yo tuviera la respuesta al porque Matthew ha decidido comportarse demasiado frío con Elisse últimamente.

 

—Quizás ha estado ocupado, trabaja y estudia, ¿cierto?

—¡Lo sé! Quiero absorber todo su tiempo y no me había puesto a pensar en eso. ¡Qué egoísta soy! —Elisse se lleva ambas manos a la cabeza—. Tienen razón, yo debería ocuparme también de lo mío aunque odio mi empleo en el restaurante.

—Dímelo a mí. —Replico—. Yo también odio mi empleo pero...

—¿Pero?


 

Volteé a ver a Michael, creo que era el momento indicado para decirle a Elisse que tenemos empleos que odiamos porque hemos decidido dejar los dormitorios para hacernos roommates de verdad. 

 

—¿Recuerdas el departamento que estaban rentando aquí abajo?

—Sí, ¿qué tiene?

—Seremos tus vecinos.

—Nick y yo lo vamos a rentar. —Comenta Mike, mirando el rostro de sorpresa de Elisse quien se llevó de inmediato ambas manos a la boca—. Ahora sí no te vas a poder deshacer de nosotros, te vemos muy poco en la universidad. 


 

[...]

 

Las primeras semanas viviendo con Mike parecía ser un sueño, hacíamos lo que queríamos, comíamos lo que se nos antojaba, jugábamos videojuegos, poníamos música hasta tarde y nos llenábamos de chatarra para mirar películas.

Después pasamos por una crisis de roommates, o una crisis matrimonial como Elisse y Lorene decían; yo no soportaba ciertos hábitos de Mike y él no soportaba los míos, había días en los que tenía que irme a dormir con Lorene o días en los que decidía subir al apartamento de Elisse a la media noche para dormir ahí hasta que todo se calmara entre los dos. Eventualmente, tuvimos que llegar a ciertos acuerdos para poder subsistir juntos en el mismo lugar, eventualmente lo logramos. 

 



AnnieGz

#750 en Novela romántica
#195 en Joven Adulto

En el texto hay: romance, preparatoria, trilogia

Editado: 16.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar