Antes y Después de Olvidar Odiarte

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 20: .......

 

Abrí el correo luego de poco más de una semana sin conectarme y de repente todo golpeó duro en mi cara.

De: Alpha

Fecha: 06 de Junio 2011 4:30 am.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Cometí errores

Sé que escribir ahora no solucionará las cosas, pero tengo la esperanza de que mi insistencia sirva de algo. Trataré de ser honesto... no sabía que las cosas terminarían así. Grecia, fue un error, no debí hacerle caso, dijo que quería hablar y yo... yo como un tonto le seguí el teatro, fui débil y lo lamento pero no tanto como lamento lo ocurrido después lo cual fue un error peor, ojala me dejes explicarte... por favor, que no acabe. Te amo.

 

De: Alpha

Fecha: 07 de Junio 2011 1:19 pm.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Hola.

Hoy llamé a tu casa, moría por hacerlo ayer pero... quise darte un poco de espacio. Tu mamá dijo algo sobre que estabas cansada y necesitabas dormir, sé que eso no es todo, me pesa saber que te lastimé pero nena créeme, aunque lo parezca no todo es color de gris. Las personas a veces cometemos errores y nuestro peor castigo es herir a quienes queremos... por favor, hablemos. Te amo.

 

De: Alpha

Fecha: 08 de Junio 2011 10:20 pm.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Ok.

Sé que no quieres hablar conmigo y lo sé porque hoy llame cinco veces a tu móvil, dos a tu casa, tres a tu amiga Denisse y una vez a Ariel... no quieres atenderme ni hablar conmigo, tu mamá me dice que pareces enferma, y me pesa saber que el causante soy yo. Tus amigas me dijeron de todo menos bonito y tienen razón, no sé que tanto le has contado pero lo que sea que ellas sepan es suficiente para que me odien de por vida. Si tan solo hubiera una forma para explicarte... por favor nena... HABLEMOS.

 

De: Alpha

Fecha: 09 de Junio 2011 12:13 am.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Parezco un perro.

Me tienes aquí como un maldito perro vagabundo mendigando tu amor y maldita sea, ni siquiera tu suplicaste tanto ¿A caso no tengo permitido pedir perdón? ¿Debo ser perfecto? ¿No tengo derecho a equivocarme? ¡Maldita sea Gabriela! Te lo advertí, yo no soy un ángel. Y no hiciste más que idealizarme como tal... Soy lo más parecido a un maldito demonio que existe y joder... me tuve que enamorar de ti ¿Por qué? ¿Dime porque mierda? Te amo joder... te amo demasiado y no es justo, no estás siendo justa conmigo como tampoco fui justo con lo que te hice... ¡Deja de acabar conmigo! No quiero arrastrarme más...

 

De: Alpha

Fecha: 09 de Junio 2011 6:48 am.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Perdón.

Soy un imbécil... bebí de más, no debí escribirte eso... al menos no ser tan grosero contigo, todo es mi culpa y no estás siendo injusta, al fin y al cabo de ser así lo merezco, perdón nena... y si he de arrastrarme toda la vida lo haré.

 

Así como esos correos había mucho algunos incluso eran escritos el mismo día con pocos minutos de diferencia. Mis ojos ardían por tantas lágrimas derramadas, al final de la lista había uno con fecha de ese mismo día pocos minutos antes.

De: Alpha

Fecha: 12 de Junio 2011 7:53 pm.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Hola.

Sé que estás ahí, puse una alerta para enterarme de cuando te conectabas y sé que hace varios días no lo haces, como también sé que todo esto es mi culpa y ya no sé cómo pedir perdón. Te estoy hablando desde el corazón nena, y perdona que sea a través de este medio y no a la cara pero no me permites verte. La verdad es que soy un tonto y cometo errores a cada momento, Grecia ya no significa nada, te lo juro... nuestra relación bueno... fue algo tonta, éramos muy jóvenes, compartíamos algunas cosas y fue fácil dejarnos llevar... pero no, no te escribo para hablar de ella... quiero decirte que hace mucho perdí ese brillo inocente que puedo apreciar en tu mirada cada vez que me miras y las relaciones siempre fueron banales para mí, sufrí mucho con el primer amor y luego no quise dejar que volvieran a lastimarme. No soy un santo, ni un ángel como te empeñas en etiquetarme la mayoría del tiempo, soy un hombre si... mayor que tu, pero muy confundido con lo que es correcto y lo que no, lo único en esta vida que tengo claro es que no te quiero perder ni ver la decepción ni el pavor que vi en tu mirada ese día, perdí el control como nunca antes lo había hecho pero es que me aterraba esa sensación de que te escurrías entre mis dedos y solo con la conexión que siento con tu cuerpo pude convencerme de que aún estabas ahí, no debí atacarte, te juro que no volveré a poner un dedo en ti si así lo prefieres, no sin tu consentimiento aunque me muera por dentro. Quiero cambiar, puedo cambiar, por ti lo puedo todo, nunca había deseado tanto algo. Te amo mi fierecilla, dame una oportunidad.



OkamimesMes18

#9689 en Novela romántica
#1585 en Chick lit

En el texto hay: adolescencia, primeramor, rupturas

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar