Antes y Después de Olvidar Odiarte

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 23: Como una ratoncita

27 de Septiembre del 2011/Diario.

¿Por qué me haces esto? Yo que todo te lo di, todo lo que nadie ha tenido, más allá de mi amor y a ti te da igual. ¿Qué quieres que haga con mi corazón? ¿Me lo arranco y se lo doy a comer a esa puta? Esto no es fácil joder, no es fácil. Nunca pensé que escribiría aquí con tanto dolor y odio, ¿Qué mierda? Nunca quise esta maldito final para nosotros. ¿Por qué si te amo? Si hubiera podido darte más te lo daría. Te he dado un año de mi vida y ahora... no vale nada.

Gabriela Mora.

---

El primer mes fue lo más complicado, me sumí en una tristeza tan inmensa que me aislé del mundo, no quise ver a nadie y dormir era mi mayor consuelo, dormía para no pensar en él, dormía para no llorar ni sentirme tan sola. Pese a mi sufrimiento pronto se hizo la fecha de inscripción para la universidad y posterior a eso iniciaron las clases, yo me miraba pálida, delgada y desconfiada con todos como un animal herido. 

Jeans, camiseta y tenis hacían mi vestuario habitual, una coleta de caballo conjuntamente con unos lentes de lectura eran mi pan de cada día, parecía una ratoncita de biblioteca que no hablaba con nadie y se comía los libros de estudio en un dos por tres. 

-Hola nena, ¿Vendrás el sábado? -Escuché a Denisse al otro lado del teléfono. 

-¿Que hay el sábado? -Pregunté distraída poniendo un lápiz detrás de mi oreja mientras revisaba si había aplicado correctamente la fórmula en mis ejercicios de química.

-¿Como de qué hay? ¡Es mi cumpleaños!

-¿Es tu que? -Pregunté sorprendida revisando el calendario de mi laptop, yo estaba segura de que no podía ser su cumpleaños ese sábado, sin embargo me lleve una gran sorpresa al mirar la fecha, Denisse tenía razón -No puede ser, ¡Es tu cumpleaños!

-Te lo dije... por favor promete que vendrás y pasaremos un tiempo juntas ¿Si? 

-Yo... -Suspiré largamente -Lo siento Den... soy muy mala amiga lo sé... pero tengo mucho que estudiar. 

-A penas estamos empezando la carrera, Gaby no seas así. 

-Tienes razón pero... -Pensé en que decir y tras unos segundos que se sintieron horas se me ocurrió la única solución posible -Hagamos algo, posiblemente no pueda ir el sábado pero ¿que te parece si te recompenso por mi ausencia yendo de picnic la otra semana? 

-¡Ainsssss, me encanta! Sí, me parece. Solas tu y yo como las mejores amigas de siempre. 

-Si nena, así será lo prometo. 

-Te quiero Gaby y te he extrañado un montón. 

-Y yo a ti Denisse, no te fallaré en el picnic ¿vale? 

-Gracias. 

∞   

-Hey chica, chica espera -Me tomó un par de segundos entender que esa voz masculina se dirigía a mí. Me volví levemente para ver lo que quería -Dejaste esto en el pupitre.

Me tendió una carpeta rosada con un dibujo de Hello Kitty que me pertenecía.

-Gracias -Dije en voz baja. 

-Oye me llamo Moisés, te he estado mirando desde el inicio de clases. Me preguntaba... ¿Quieres ir conmigo a tomarnos un café? -El chico moreno de cabello crespo y ojos negros me miraba con una gran sonrisa. 

Moisés era un chico muy guapo, alegre y vivaz; aunque al principio había estado tentada a decir que no luego de un par de lattes y galletas de avena mi opinión era otra, agradecia el haber dicho que sí, tenía mucho tiempo sin reír como lo había hecho esa tarde.

   

No importaba cuánto me esforzara por mejor mi día, las noches siempre pertenecían a él, aunque quería espantarlo él sabía cómo colarse en mis sueños; sus promesas de amor hacían eco cuando inconscientemente revivía todo aquello que tanta falta me hacía, su tacto, sus labios... me sentía tan plena dentro de esos recuerdos que el despertar era como un balde de agua helada en pleno Polo Norte. Tan duro como aquella tarde que descubrí su primer correo.

De: Alpha

Fecha: 29 de Septiembre 2011 10:12 am.

Para: Gabriela Mora

Asunto: Te extraño.



OkamimesMes18

#9633 en Novela romántica
#1577 en Chick lit

En el texto hay: adolescencia, primeramor, rupturas

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar