Antes y Después de Olvidar Odiarte

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3: La Llamada

  -¿No hubo buena noche? -Preguntó Denisse cuando salimos al primer receso de la mañana, sabía de que hablaba pero la ignoré mientras iba a la cafetería a comprar algo para desayunar y ella me seguía insistiendo -¿Gaby?

-No es nada -Le resté importancia al asunto, sabía que era una tontería. 

-Ujum... tú no pasas mala noche por una tontería...

-¿Se nota tanto? -Pregunté rindiéndome, ¿Como podía ocultarle algo a mi mejor amiga?  vimos Barney juntas cuando íbamos al preescolar.

-¿Sinceridad? -Asentí hacía ella- Si.

-Creí que lo había cubierto con maquillaje...

-Tal vez para el resto del mundo pero no para mí que te conozco tan bien como a la palma de mi mano. Cuéntame...

-¿Qué quieres que te cuente? -Pregunté aparentando distracción.

-Déjate de bobadas. ¿Por qué tienes ojeras?

Suspiré. Ella no me creería cualquier cosa que le dijera, lo sabía.

-Si te cuento... ¿No harás más preguntas?

-Prometido -Me guiñó un ojo.

-La cosa está así, ayer me enteré de que tiene novia.

-¿Quieeeeeeeeeeeen? -Abrió mucho los ojos horrorizada.

-¿Quién crees tú?

-¿Ángelo? ¿Nuestro Ángelo?

-No es "MI" Ángelo -Dije casi en un gruñido.

-Bueno, bueno Ángelo -Meditó un minuto -¿Sabes que eso es prácticamente imposible?

-No, no lo es. Él mismo me lo dijo -Aseguré.

-Insisto. Debes estar de broma.

-¿Sabes algo? Mejor cambiemos el tema. ¡Él no me interesa! Además quedamos en que no harías más preguntas...

Por suerte, un grupo de compañeros de clase se agolparon alrededor de nosotras y comenzó un debate sobre el color de las camisas de promoción, secretamente agradecí la distracción. Ellos estuvieron largo rato haciendo varias propuestas, era tradición usar una camisa con un logo que correspondiera al número de promoción en la cual nos graduábamos recibiendo el primer título de nuestra vida, que luego sería reemplazado por el de la universidad.

-Como sea chicos -Dijo una de las chicas que pertenecían al comité de graduación -Debemos ponernos de acuerdo hoy para que nos entreguen nuestras camisas a la brevedad posible así podemos usarlas en los festivales que se nos vienen y será más fácil reconocernos entre tanta gente.

-Vale -Dijo Fer uno de los chicos del salón -Pero Tatiana no podemos usar rosado, ¿es enserio? ¡Somos chicos! ¿Por qué no negro?

-¿Negro? -Tatiana le lanzó una mirada de fastidio -Tienes que estar loco, ni que fuéramos emo, ahhh que asco. ¿Qué tal violeta?

-¿Violeta? -La cara de desagrado de los chicos era un poema, no pude evitar reírme.

-Si algo te parece tan gracioso Gabriela entonces ¿Por qué no lo compartes o das mejores ideas? -Comprendí muy tarde que quizás no debía haberme reído en público, Tatiana me acuchillaba con la mirada.

-Ay si disculpa, reina del drama -Puse los ojos en blanco pero Denisse me dio un codazo cuando terminé captando la atención de todos. Vale, me había pasado de la raya, Tatiana comenzaba a enrojecer de la rabia por mis palabras, estas cosas solo me pasaban a mí y... sí, A MI. -Vale vale, tengo una idea, déjense de peleas estúpidas... si las propuestas son negro y... ¿Violeta? -Traté de no volverme a reír al ver la cara de desagrado de los chicos nuevamente -¿Por qué no los mezclan? O hacemos camisa de un morado oscuro que sería el resultante de la mezcla de los dos colores o hacemos camisas negras con cuello y mangas en violeta y ya está... dejen de complicarse.

Sostuve la respiración por casi un minuto, creí que volverían a discutir pero me sorprendí cuando ambos grupos de chicas y chicos asintieron ante mi idea y luego por votación grupal se escogió un color orquídea que finalmente trajo la paz.

  

Primera semana de Octubre. Me preparaba para el cumpleaños de la prima de Denisse mientras me observaba frente al espejo, había comprado un lindo vestido gris para la ocasión, a pesar de no ser exactamente delgada la forma del vestido resaltaba mis atributos y ocultaba lo que no me favorecía, eso me hacía extremadamente feliz, sonreí a mi reflejo dándole mi aprobación a lo bien que había quedado cuando mi madre apareció dentro de la habitación.



OkamimesMes18

#9674 en Novela romántica
#1583 en Chick lit

En el texto hay: adolescencia, primeramor, rupturas

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar