Aparentemente perfecto

Tamaño de fuente: - +

¿Quién es Briank Gates?

Segunda parte
 


 

¿Cómo que te está amenazando?-Dije un nerviosa mientras me sentaba en la cama de Griss.
Mi amiga me había llevado hasta su casa para que pudiéramos hablar de forma más tranquila, ella vivía sola, en un departamento que sus padres le habían regalado.
-Mira, el cuento es así. Briank maneja todos los negocios fuera de la ciudad. Es el "Gran jefe outside" en el que administra una gran cantidad de bares y sitios nocturnos, obviamente que están fuera de la ley de nuestro estado. No tengo ni idea que se hace específicamente en esos lugares, lo que sí tengo idea es que la droga es pan de cada día.- Dijo Griss mientras se lanzaba a la cama y tiraba un par de almohadas.
-Aún no entiendo la parte en que te amenaza, ¿Cuál es el punto aquí? Griss.
-Lu, la fiesta de ayer por la inauguración del restaurante no era para mi padre. Era para mí. Mi padre me regaló ese restaurante, yo soy la dueña de ese sitio. No lo sabía, para mí fue una sorpresa. De hecho ni siquiera me enteré por mi propio padre fue Briank quién me lo dijo.
-No te puedo creer, ¡Que lío más grande! Creo que ya estoy entendiendo. Briank quiere tu restaurante para hacer sus cosas turbias. ¡Es obvio! ¿Cómo es que no me di cuenta antes? 
-Sí, Lucy. Me dijo que yo podía hacer lo que quisiera durante el día, pero que en la noche pertenecía a su total administración. Ese es el trato que me propuso. Más que un trato fue una total amenaza, de todas maneras no puedo rechazar. Si rechazo su propuesta le contará a todo el mundo y tú sabes muy bien que no puedo permitir que mi padre se entere.
-¡Es un hijo de puta! ¿De verdad no puedes hacer nada? ¿Y si hablas con Richard? Quizás podría estar de tu lado y así acabar con esta estúpida amenaza, digo, pueden aliarse.
-Richard no hará absolutamente nada. ¡No quiero deberle nada a él! Ya estoy harta con esta historia. Jamás debí fijarme en él. Yo como una tonta esperando a que me llamara y me dijera que había una oportunidad, un algo. Solo necesitaba una esperanza y creo que ya se derrumbó con esto. Lo único que puedo pensar ahora es en destruirlo, en acabarlo como el lo hizo conmigo.-Dijo Griss mientras se acurrucó en mi pecho hasta quedarse dormida.
 


 

Griss se podía ver muy fuerte pero no lo era. Ahora lo único que se me ocurría para poder ayudarle era unirme al tal Briank Gates. Aceptar su oferta y averiguar todo lo relacionado con él. No era posible de que no tuviera cargos policiales. Trabajaba tránsfugamente, fuera de la ley, eso no significaba nada bueno. Tenía una debilidad y yo la iba a descubrir.
Mientras Griss dormía, yo saqué mi celular de mi pantalón y le envié un mensaje.
 


 

"¿Quién eres Briank Gates? Si voy a trabajar contigo, me parece que es mínimo saber sobre ti, yo no trabajo para cualquier persona. Sé lo que intentas hacer con Griss".
 


 

No pasaron ni dos minutos cuando el ya me había respondido, me levanté de la cama dejando a que Griss durmiera un poco, se veía cansada y muy estresada. Me fui a la sala de estar mientras leía el mensaje.
 


 

"¿Por qué que estás tan interesada en saber sobre mi? Ten cuidado, Lucy. Ya me enteré por ahí que andas tratando de sacar información. Si quieres saber la verdad. La real, no la que te cuenta tu amiga, te puedo pasar a buscar a tu casa y así podemos conversar".
 


 

No debería tener ningún interés por el, nada. Pero no podía hacer la vista gorda. Es peligroso, lo sé. Corro peligro, lo sé. Pero si puedo hacer algo por Griss lo iba a hacer. Yo sé que ella no me estaba ocultando nada, se le notaba a leguas cuando mentía y yo la conocía bastante bien, ella sería incapaz de mentirme. 
 


 

"No voy a preguntar ahora porqué sabes donde yo vivo. Pero me lo dirás cuando nos juntemos. Pásame a buscar a las 6 de la tarde".
 


 

Eran recién las una de la tarde, tenía tiempo de preparar algún plan y contarle todo a Griss. Por su puesto no iba a hacer nada a escondidas de ella. Todo lo conversábamos y lo solucinábamos juntas, esta no era la excepción.
 


 



Passimetime

#2004 en Novela romántica
#228 en Novela contemporánea

En el texto hay: celos, romance, juveniladulto

Editado: 19.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar