Aprendiz De Bruja Enamorada

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7 : La bruja maldita

Si existía algo que yo odiaba del mundo humano, definitivamente era la escuela. Allí no podía usar nada de magia, debía cargar mis propios libros, no podía desaparecer y aparecer en la clase, debía recorrer todos los pasillos y ni siquiera tenía permitido comer en clases, realmente me frustraba. Como si eso fuera poco, David iba a la misma escuela y estaba en varias clases junto a mi.

En clase de historia (la cual odiaba debido a que la historia de lass brujas es mucho más interesante) empecé a garabatear en mi libreta. David se acercó a mí y comencé a ponerme nerviosa recordando la noche anterior

- ¿ como está tu gato?- me susurró para que la profesora no pudiera oír

- Está mucho mejor, gracias por preocuparte

- Tu amigo Ben es algo extraño

Ay, no... tierra ¿ porqué no me tragas ahora mismo?

- Lo sé, pero aún así es simpático- dije sin mirar a mi vecino a los ojos

Algo que me molestaba de la escuela de humanos era que allí no tenía ningún amigo, David solo me hablaba a veces y eso hacía que todos nuestros compañeros nos miraran. El salón de clases era algo pequeño pero en ese momento sentía que era gigante. Todos los ojos estaban puestos en nosotros, incluso noté que la profesora nos miraba de reojo mientras daba la clase, ¿ porque no nos regañaba y acababa con esto de una vez?

- ¿ Y de dónde conoces a esos amigos?- me preguntó 

¿ porque insistía tanto en saber? No quería tener que contestar sus preguntas. Sabía que sólo intentaba entablar una conversación conmigo pero yo quería huir de ese lugar y por primera vez, quise prestar atención a la clase de historia de humanos

- Los conocí enun curso de fotografía- mentir

- Creí que era un club de limpieza

- ¿ Club de limpieza?

- Si, es que tu amigo me hablo de escobas o algo así

Ben no mataría ni una mosca, pero en ese momento yo quería ahorcarlo. ¿ Como explicaría eso a David? Para mi suerte sonó la campana de humanos. Los brujos no teníamos campana, simplemente nos íbamos de la clase a la hora que correspondía. 

- Te veré luego si estás de acuerdo- me dijo él con su sonrisa perfecta

- Seguro...

Él si me gustaba, siempre era amable y atento conmigo y el único humano que no me consideraba una chica rara. Aunque ya saben, enamorarme de un humano era lo más peligroso que podía hacer.

Odiaba a mis padres por obligarme a ir a la escuela de humanos, yo sólo quería irme volando en mi escoba pero no,debía caminar a casa. En el camino mi móvil comenzó a sonar, Amanda me estaba llando

- ¿ Hola? - dije extrañada

- Ángela debes venir nuevamente a la clase de pociones, ahora

Luego de decir eso con voz agitada, colgó. No dudé y corrí a casa a buscar mi escoba. Pelusa se subió en ella y decidí llevarlo por si a caso. Al llegar a la choza, Elliot y Amanda ya se hallaban ahí

- ¿ Que sucede?- pregunté viendo sus rostros preocupados 

- Es hora de pasar a la segunda fase- me dijo mi amiga- debes hablar con la bruja maldita  

Comenzaba a preguntarme como sería una bruja que ha perdido sus poderes y los ha recuperado sin que nadie sepa cómo. Además sabía que el apodo de bruja maldita debía de ser por algo, no creía que fuera muy amigable

Temblando y sudando un poco tomé la flor de liz de uno de los frascos donde se hallaban los ingredientes y saqué la poción de mi bolsillo. Luego la vertí sobre la flor y aparecio la imagen espiritual de una mujer

La mujer era preciosa, tenía cabellos rubios y ojos color  miel, sus labios tenían un color rojo intenso y transmitía paz y tranquilidad al mirarla. Podría decirse que tenía un poco de todos los colores que existían si es que quieren describirla con colores como lo hacía yo

- ¿ Que desean saber, jovenes aprendices?- preguntó con voz serena 

-Queremos saber acerca de la siguiente pista para encontrar el espejo de almas- respondí decidida

- ¿ Estás segura de que sólo deseas saber eso? 

La mirada pícara y la sonrisa sarcástica de la bruja maldita hacia que pensara que sabía algo sobre mí. Y, a la vez, me hacía preguntarme si realmente era lo que deseaba saber

- Es solo una pregunta por persona y tal vez quieras saber algo como de que manera recuperar tus poderes si te enamoras de un humano

Me quedé helada. Ya no sabía que preguntar realmente, no era eso lo que necesitaba saber ¿ o si? Hice lo que no creería que habría hecho en otra ocasión: Miré a Elliot en busca de ayuda 

- Pregunta sobre el espejo- me dijo Elliot- luego yo puedo preguntar acerca de lo que quieres saber 

- Si tú quieres hacerme una pregunta debes hacer tú otra poción y buscar otra flor de liz. Además sólo aparezco ante aquellos que creo que merecen saber la respuesta, ya que yo ya sé que es lo que van a preguntar 

Pensé un momento y finalmente, segura de mi misma dije:

- Solo quiero saber acerca del espejo de almas, dime ¿cuál es la siguiente pista?



Rosa negra

Editado: 24.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar