Aqua

Tamaño de fuente: - +

Capitulo - 5... Quien es Joe.

Capitulo-5... Quien es Joe.

Habían pasado siete años, yo llevaba la cuenta, gracias a que me habían dado papel y lápiz para dibujar, así que llevaba la cuenta, es increíble que ya hayan pasado siete años desde que entre a este estúpido lugar, desde la última vez que vi a mi hermano, y desde el día en que asesine a mis padres y mi abuela. Ya me acostumbre a los horribles exámenes cada mes, al igual que el corte de cabellos, y cada día me bañan. Aun no me explicó cómo es que tengo el cabello azul, según escuche en mi registró, es por el poder del agua. También escuche a los guardias hablar acerca de este lugar, es un instituto de fenómenos, es decir, personas con poderes como los míos que son peligrosos para la humanidad, aquí nos encierran, ya todo esto me parece normal.

Mi habitación ya no es blanca, gracias a los dibujos que hago la decore completamente, y escribo poemas acerca de lo lindo que era el sol y la luna desde donde recuerdo, también escribo versos aunque no sepa escribir muy bien, pues desde mis diez años no voy a la escuela, no veo más personas aparte de los guardias, y los que me hacen exámenes, además de algunos chicos que también están encerrados aquí. Una mujer me visita seguido y trata de hablarme, pero yo no habló mucho, solo para decir sí o no y ya. También veo algo de televisión, los guardias nos dejan ver en una habitación, en donde ningún poder funciona, al parecer aquí hay varias habitaciones que anulan los poderes, nunca me llevan agua a mi habitación, ni ningún tipo de líquido, me mantienen hidratada por medio de intravenosa y con suero, en una habitación que anula los poderes, así que no he tenido mucho con que defenderme.

He conocido algunos chicos que tienen poderes, aunque ninguno habla solo Levit, un chico. los demás solo ven los videos que nos dejan ver que son musicales, una tal Miley Cyrus, Demi Lovato y Selena Gómez, que cantan lindas canciones, a veces los guardias se asustan al escucharme cantar algina canción. Como ya había dicho, Levit es el único que habla conmigo, el no recuerda su verdadero nombre, ni yo tampoco, ya que con los exámenes que nos hacen, nos obligan a olvidar muchas cosas, como los nombres de nuestros padres y los nuestros.

Levit me contó sobre que trataba su poder, él puede levantar objetos con su mente, eso es genial. Pero no me ha dicho más cosas porque los guardias no lo dejaron, ya que un día el trato de besarme, me asusté mucho y comencé a gritar, por eso se lo llevaron. Nunca he besado a nadie en mi vida, solo a un niño de mi clase a los diez años, y no recuerdo su rostro ni su nombre.

lo bueno es que aún recuerdo el nombre de mi hermano, eso es muy valioso para mí, la comida aquí apesta y estoy muy delgada, porque casi no como, a veces me dan muchas ganas de comer de esas galletas que me daba la abuela, o un buen trozó de pizza, o aún mejor una enorme hamburguesa, recuerdo todo eso y suspiró, tampoco me volvieron a celebrar un cumpleaños, no he visto la luz del sol en siete años, ni la luna, ni los pájaros, ni he sentido el aire puro, nada de nada, solo imaginó como habrán cambiado las cosas y me alegró al pensar que algún día podre salir de aquí, que tonta soy al pensar eso.

La voz grave de un hombre que siempre me habla por el altavoz es diferente, han cambiado de personal o eso creo yo, este hombre es más gentil, todos los días me saluda y me pregunta como estoy, esta mañana me trajeron un postre de chocolate y me lo comí con muchas ganas, hasta me lamí hasta el plato.

Me desperté contenta, gracias al postre que me comí ayer desayune gustosa y me puse a dibujar, escuche un murmullo en el pasillo y la cámara que hay en mi habitación se movió, pegue mi odio en la puerta y escuche a dos hombre hablando.

-Bueno, ya los conocí a todos, o falta alguno?- dijo uno de los hombre.

-te falta una, es la más peligrosa, la conocerás más tarde, y has silenció que ella nos puede escuchar- respondía en otro.

-oh vamos!!, es una mujer, ya quiero conocerla- respondía el otro con un tono de alegría y picardía en su voz.

- que no Joe! ya te dije que más tarde, debes entrenarte antes de conocerla-

- así de fea es, que terror!- dijo y soltó una carcajada que me erizo la piel, el otro hombre le siguió en la risa, luego se escucharon sus pasos y risas alejándose por el pasillo, el nombre de ese tal Joe resonaba en mi cabeza una y otra vez, y sin darme cuenta llene una hoja de mi cuaderno con ese nombre, quería saber quién era el.



Loren Beta

Editado: 19.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar