Arcaras, el destructor

Tamaño de fuente: - +

Las niñas

Selina y Morgana son pequeñas como niñas, sin embargo en su raza ya son mujeres, completamente desarrolladas, una raza con una longevidad corta, además del rey y el consejo no se conoce un Yuve que halla llegado más allá de los veintiún años de vida, siendo su promedio de vida. Han peleado en innumerables batallas y el actual albara, denominación para el cargo de rey, Mantralok, les entregara el mayor valuarte de las pequeñas, el legado escrito de su ancestro Haste. La menor se ha enterado que muy al norte una guerra es llevada a cabo, que según cuentan pocos legados, es interminable. La guerra entre los Julianos e Híbridos esta en su primera centuria, desde la desaparición de los inmortales, para seres con promedio de vida de veintiún años es sin duda una larga guerra. Durante dos años Selina se ha preparado en el arte a distancia, cuerpo a cuerpo y todas aquellas nociones de guerra y supervivencia que son recopiladas en los legados públicos. Morgana, a diferencia, está cansada, ha asegurado su legado e ir a otra guerra sin fin, no le es emocionante, tiene la edad de la maternidad, solo piensa en tener hijos. Planear un viaje tan al norte, es considerado para muchos del consejo una pérdida de tiempo, pero en los archivos hay algunos casos similares, como la guerrera Nomadina Haste quien con un clan viajó a esas tierras en una maquinaria mágica de los antiguos que le hizo llegar en días a territorio Juliano e Híbrido, siendo reconocidos por la gran Híbrida como los guerreros más feroces en la guerra contra los tres desolados, asegurando su legado en los archivos Toras. De los aventureros de la tierras del norte solo Nomadina dejo su descendencia asegurada en su hija Norma Haste, tras varias generaciones las niñas son descendientes directas de la guerrera y su legado se le entrega a la hermana mayor, allí está plasmado todo el conocimiento de sus antepasados incluyendo un pequeño libro del legario personal de Nomadina, donde en simples palabras comenta sus hazañas. Selina reacciono emocionada esperando llegar a su hogar a revisar los escritos, mientras que Morgana es reacia a mostrarlos, sabiendo que su hermana al leerlos seria indetenible y con su voluntad convencería al consejo de emprender tal viaje. Ansiosa la hermana menor insiste constantemente:

-¡Muestrame, quiero verlos!-

Su hermana mayor intenta tranquilizarla y distraerla con el manjar tradicional de los Yuve, la miel de Val Caras, que significa valle destruido, sin embargo no tiene resultado en la dermirnacion de la pequeña en saber que hay en esos escritos y refunfuña diciendole:

-¿Te la estas dando de sabihonda conmigo?-

Morgana sabe que es imposible quitarle la idea de la cabeza, después de unos minutos discutiendo decide darles los escritos y sale a ver a su enamorado.

Crisal es una ciudad casi invisible a los ojos inexpertos, la mayoria de sus hogares son adaptaciones a su entorno, algunos a los gruesos árboles, otros a la resistentes rocas o cuevas, simplemente son tan bellas u horrendas como el lugar donde residen. El hogar de la famila Gund se encuentra en el monte de la cascada un lugar lleno de belleza, donde los infantes yuves se bañan bajo las aguas cristalinas. Detras de la cascada cuelga una edificación sostenida por lianas, donde varias generaciones han vivido. Las aguas de esta cascada llegan a un rio que pasa por un lado de la ciudad, extendiéndose de sur a norte. Morgana puede ver a su amado afinando su arma, Romargund es un guerrero, de los mejores, siempre se rumorea cosas extraordinarias de él, como que es capaz de acertar con una piedra el ojo de un ave en vuelo, la base de sus habilidades están como en toda su raza en los escritos de sus ancestros, en especial los Gund, tienen la habilidad de la pirotecnia un arte perdida que solo los más poderosos magos de la raza extinta Hu lo practicaron, con su arte es capaz de incendiar enemigos, causar explosiones y fabricar municiones a Norica, un arma legendaria heredada de su tatara tatara abuelo Baragund.

Morgana intento no ser vista, le encanta verlo haciéndose el galán con las demas chicas, no es infiel simplemente le gusta lucirse. Su familia es de las siete más prestigiosas, es normal de las chicas buscar encantarlo, pero solo una dama logro cautivarlo con valentía y belleza, Morgana. Mientras Romargund seguía con su galantería y engrasando a Norica, la Haste salta usando una liana y queda detrás conmocionando al joven guerrero que casi se vuela el pie de un disparo. Morgana riendose dice: “¡te sorprendí!, sinvergüenza”. Romargund tragando y desorientado pasa su dedo índice en el caliente hoyo de Norica y verifica si su pie esta entero, las chicas de abajo salieron despavoridas con el estruendo. Con cara de sorprera y algo de enojo Romargund dice:

por los primeros, ahora tendran que reparar el piso!-

Morgana sin palabras se abalanza sobre el, en ese momento Romargund siente el agradable olor a lirio, una de las caracteristicas de las Haste es su aficion por extraer fragancia de esa flor para untarla por todo su cuerpo, sus bellos cabellos rubios y ojos azules solo es comparable con lo intrépida de su pollita como le llama cariñosamente, el abrazo es fuerte y un suspiro sale de ella. Esto llama la atencion del novio quien pregunta:

-¿Estas bien?-

Morgana mirando al suelo le responde con un tono algo decaido:

-Estoy cansada, la lucha con los terras es interminable-



Baragund-JBLM

#7705 en Otros
#1158 en Aventura
#5600 en Fantasía
#1190 en Magia

En el texto hay: magia, magia y aventura, epico

Editado: 07.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar