Ariel, la chica de la mafia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

Rosa negra

Ya han pasado 14 años desde que Kuza volvió del extranjero y solo de eso quedó una frase en su corazón o eso siempre decia. Cada cierto tiempo viaja a Francia, pero no se queda mucho fuera, solo unas semanas o un mes, además la responsabilidad, como cabeza de la familia se lo impide y debido a esto no puede estar períodos largos lejos de Japón.

 

Narra teshu

 

Hoy me tengo que dirigir a la casa de familia Yaha, pero a mi llegada me encontré con un silencio fúnebre, como el anuncio de un acontecimiento terrible, una de las criadas de familia «Akijo», que habia hido a la alcoba del jefe del clan el señor Kuza-sama, para anunciar mi presencia, porque queria tener una reunión con mi amigo Kuza y actual líder del clan, pero ella esta sin voz y sin energía; sus palabras son entre cortadas y se ahoga con su propio llanto.

Al ver esta escena me quede intrigado y solo atine a pensar que algo realmente malo a pasado, llama a mis hombres y le dice que esperen aquí y que no permitan que nadie avance de este punto y me diriji a la habitación con un grupo de hombres que trabajan adentro de la residencia del clan.

Yo fui el primero en llegar a la habitacion de quién en vida fue mi rival y mejor amigo. 
«Kuza yace muerto boca abajo, por el filo de una traicionera hoja de metal»

Una lágrima recorre mi mejilla, yo que nunca me di el lujo de mostra mis sentimientos a nadie, yo que cuando estuve capturado y luego me torturaron, jamas he mostrado debilidad en mi rostro, pero ahora solo se una ira intensa me invade.

Con furia tomé del cuello a uno de los guardaespaldas, pero este no me dio la cara, ante mi reclamo de una explicación. Pero en otra parte de la casa ahí mis hombre impiden el pase a un hombre, sin decir el porque y esta simple acción lo enfurece más.

Era Li, cuando lo vi le pedi que se calme ya, porque apenas mis hombres lo tenian controlado. «tenia que ser perro fiel de Kuza». 
Dónde esta ese cobrade, ya se que el inútil de su hijo ese «seudoartista» a rechazado, ser el sucedor. Exijo que mi hijo «Akijo» se le de una oportunidad.

¡GUARDA SILENCIO! —  le dije a Li, «como te atreves hablarme asi teshu, acaso olvidas que soy el hijo del antiguo líder de este clan, me importa muy poco que seas la mano derecha de Kuza»

La criada trato de hablar con él
- Señor Li, por favor... no se enoje el motivo de la actitud del amo teshu es porque... — la misma criada le trato de explicar a un ofendido Li, pero partio en lágrimas. 
Esto causo en Li una duda; algo pasaba, pero no lei el ambiente y recordo las palabras de su padre «si dejas que tu ira te controle, esta te cegara y seras incapas de ver entre amigo o enemigo» 
por esta razón el puesto de líder del clan lo perdio contra Kusa el esposo de su hermana mayor Lia.

Mas calmado tomo la mano de la criada, y con voz suave le pidio que se calme, asi como ella lo hacia cuando  el era niño. Li le pidio a Aiko que le expliqué, pero la mujer no dejaba de llorar por lo cual fui yo quien le explicó todo.

Ese día un gran silencio invadio la recidencia, los arreglo fúnebres fueron dirijido por Taho el antiguo lider y cabeza de la familia y clan. Todos los presentes llebaban una rosa negra porque Kazu siempre llebaba una rosa con él.

Sobre el asesinato de Kuza se mantuvo en secreto y solo se dijo que habia muerto inesperadamente por una enfermedad. Ya más tarde ese día, Taho, me llamo para hablar sobre lo que se haria con respecto con el clan de aquí en adelante.

Taho me preguntó cual era mi punto de vista sobre quien debe ocupar el puesto de Kuza.  Lo pensé un rato y entonces respondí:
- Si me lo permite decirlo señor Taho-sama, porque el hermetismo sobre el asesinato de kuza.

Taho me miro y me dijo con una voz seca y fría, que lo hizo por el bien de la familia. Los demás clanes verian el asesinato de Kuza en la recidencia de familia principal, como una muestra de debilidad de nuestro clan. Por ahora, solo hay que pensar en lo que haremos, por el bien del clan, me miro y sin mostrar emoción alguna. Afirmo su declaración, pero la simple idea que el asesino de mi amigo no sea castigado me enojaba.

- Pero acaso dejaremos impunemente el asesinato de Kuza señor Taho-sama.

Taho entendia mi reacción y al mismo tiempo sentia una tristeza, e ira pues consideraba a Kuza como un hijo, pero el entendia la responsabilidad que tanto el como Kuza asumieron por el bien del clan.

- Calmate teshu. La verdad es que por el momamento no debemos hacer nada que ponga en riesgo el legado Kazu.

Lo entendí, por ahora deberia ser nuestras prioridad, el clan y a quien recomendo Kazu, me pregunto intrigado el sabio anciano.
Trate de desbiar mi mirada por un momento, pero luego tome un respiro y pense bien, para escojer mis palabras, porque ante todo estaba hablando con quiren un tiempo atras fue mi líder y maestro.



Sengaku

Editado: 16.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar