Ariel, la chica de la mafia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

Eres mi novio

(Parte 1)

Narra Ariel

En Japón, existen varias ciudades importantes, que son muy populares y como un país ponencia en la economía mundial, de aquí proviene mi padre, yo siempre me imaginé un lugar de una rica cultura, que se adaptó al nuevo milenio, osea muy moderna pero también tienen un barrio pobre conocido como doya-gai.

Según el señor Teshu, la palabra doya es una respetable jerga callejera japonesa. Es la palabra yado (posada) al revés, y significa alojamiento barato.

lo que yo entiendo que esto es el equivalente en Francés sería "barrio marginal"; y en ambos casos estamos hablando de un barrio pobre, donde los habitado casi exclusivamente son familias de escaso recursos.

Mi padre tubo un origen humilde, aunque no lo parecía, el se expresaba y actuaba con mucha etiqueta y modales e incluso escuche decir a mi tía, que la caballerosidad de mi padre fue lo que enamoro a mi madre, bueno eso fue lo único que le escuche decir a mi tia sobre el, me pregunto si ella sabia a lo que se dedicaba él.

El lugar donde nació mi padre se llama «Kamagasaki» y se encuentra en Osaka; aqui nacieron: también nació el señor teshu, este último, quisas pudo a ver terminado muerto, como uno más de los que nacieron aquí, el me explico que esto se debía a su forma de ser, él era rebelde y terco. Pero fue su amigo "kazu", mi padre el que se encargo de cuidarlo como un hermano.

Cuando ellos fueron transferido a la escuela «Kagutsuchi», una escuela para estudiantes problemáticos y marginales de Japón, que hace mas de 50 años atrás era una prisión para presos politicos. En un conflicto militar entre la República de China y el Imperio de Japón entre el 7 de julio de 1937 y el 9 de septiembre de 1945, en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

En verdad me tomo en serio toda la información que se me pueda dar o yo pueda obtener, "el mundo es de los que estan preparados para el", eso siempre me dijo mi padre, aunque ahora entiendo a que se refería, yo en ese entonces pensé que era sobre mis estudios, pero me doy cuenta que por el trabajo que el tenia, estar preparado era algo de vida o muerte.

Hoy es el primer día en la escuela Kagutsuchi o mejor dicho prisión juvenil porque así cómo lo describe el señor Teshu en verdad eso parece, ya me he puesto el uniforme, claro es un uniforme para chicos, el señor Teshu dice que primero debemos ver si puedo hacerme pasar por un chico. para después presentarme con el señor tahosama, el jefe momentáneo del Clan. Me siento algo raro pero creo que debe ser normal el señor teshusan, debo no olvidar decir san o sama al hablar con alguien mayor aquí usan mucho los honoríficos en los nombres y solo se hablan por los apellidos, por ejemplo cuando uno es amigo de otro desde pequeño se le puede llamar por su nombre y agregar el término "kun" como señal de amista o eso entendí.

Me quede a tres cuadras de mi destino, mi intención hoy es sólo conocer el colegio y a los compañeros, para tratar de ver si puedo pasar por un chico, si todo va bien continuaremos con el plan del señor teshusan, no quiero que el asesino de mi padre salga impune, por esto hago todo lo que me pide el señor teshusan, creo que ya llegué al lugar que me indicó tras recorrer una pared muy larga, para encontrar la entrada hay unos chicos muy raros, me parece o creo que son mis compañeros bueno trataré de ser amigable.

Me acerco a uno, para dar mi saludo entiendo la mano para que la bese, este es una formalidad básica en mi país, pero me lanzó una mirada muy amenazadora, lo que me obligo a retroceder, al parecer mi actitud amigable no es agradable para ellos y no le gustó, mejor continuó ya dentro del colegio la situación no mejoró. dentro del colegio he visto a toda clase de compañeros entre chicos y chicas mezclados yo que estudiado en un internado sólo para mujeres me siento algo rara viendo a tantos chicos aquí, bueno casi no veo ninguna chica es lo contrario de donde yo estudiaba, antes pensándolo me doy cuenta que es todo mundo diferente.

Traté de buscar quién me podría ayudar a encontrar el salón "A-2!, pero nadie era amable a lo contrario todos eran atemorizantes, al punto que sólo hablar con ellos, me causa pavor, pero no puedo dar marcha atrás continúe mi camino y estando perdida me encontré con un chico, e era muy interesante por no decir algo negativo de el, pero no sé por qué pero al verlo vino a la mente la imagen de Anton el actor popular entre las chicas de mi edad, aunque no se le parece en nada.

Pero tiene un aire que me recuerda a ese actor, me le acerqué lentamente y con mucho cuidado ya las previos encuentros con mis compañeros me había enseñado qué ser demasiado alegre o amigable era una especie de señal de debilidad y con esto en mente me le acerqué, para dar un golpe con mí Palma en su hombro para decirle:



Sengaku

Editado: 16.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar