Ariel, la chica de la mafia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10

Jugando a la casita

Narra Ariel

(Casa de la familia Hirai)
Me encuentro en la casa de Kenja, desde hace unos días comencé vivir con Kenja y su hermano menor Ryota, el es mi novio ahora o algo así, el señor Teshusama nos dijo que lo mejor por ahora vivamos juntos, al parecer el señor Teshusama se enteró de todo lo que paso en mi primer día de clase, y a la hora de salida cuando me disponía a ir con Kenja a recoger a su hermanito, el señor Teshusama ya no estaba esperando a pocas cuadras de la escuela y nos llevó a casa de kenja ya que el también había recogido a su hermanito.

El señor Teshusama le dio dinero al padre de Kenja,una cantidad grande porque el padre de kenja abrió los ojos para verificar el mismo la cantidad, esto lo hizo el señor Teshusama para que el padre de kenja se lleve a comer con Ryota, tanto su padre como su hermanito de Kenja, se alegraron y solo cuando nos dejaron, el señor Teshusama nos dijo que entremos a la casa.

Una vez que entramos de inmediato el señor Teshusama nos pidió que tomemos asiento y nos quedamos solo los tres. cuando nos pidió una explicación, el dijo; Como es eso que ustedes son pareja par de mocosos, Kenja le dijo que no sabía a que se refería y el señor Teshusama con una vena en su frente que parecía que iba explotar en cualquier momento, nos dijo que él está al tanto de todo lo que pasa y no pasa dentro de esa escuela.

Solo recién en ese momento, comprendí que no solo kenja me estaría protegiendo, el señor teshusama también me cuidaba desde la sombra, me sentí feliz porque pensé que desde que mi padre murió yo no tendría a nadie mas que este cerca de mí, a pesar que tengo a mi hermano y mi tía, ellos brillan más en mi vida por su ausencia, me sentía alegre, pero cuando mire en la dirección de Kenja, este tenia una mirada seria, ¿que estará pensando? se noto que esta medio molesto.

Narra Kenja

No lo puedo creer este viejo estúpido, sabe todo lo que paso hoy, en verdad es un problema, quien demonios es este ruco, pero mejor seré ser directo con él y por la duda haré la pregunta. «Oye ruco... Qué relación tienes con Ariel», espere su respuesta, pero el venerable anciano solo me miro y hablo con Ariel directamente. Este ruco me ignoro por completo, realmente me molesta este vejestorio.

Dado que no me prestaba atención solo escuche, para darme cuenta que Ariel le llamo señor Teshusama, así que el ruco se llama Teshu, pero porque lo trata tan amable con el es su familiar, voy a prestar atención para entender y luego le pregunte Ariel quien es el señor, ella me dijo que el era el amigo de su difunto padre, por lo que entiendo el viejo ahora es como su tutor actualmente. Ellos hablan que esto no era parte del plan, que la idea era solo simple, ella tenía que ver si puede pasar como un chico en la escuela. Si ella puede engañar a nuestro compañeros, entonces seguirían con la otra parte del plan.

Narra Ariel

El señor Teshusama me pregunto que pretendía al hacer pareja de este muerto de hambre, que única aspiración que le espera en su vida es ser un delincuente. Me parece que a Kenja ni le molesto el comentario del señor Teshusama, pero no me gusto su comentario y se lo reclame.

- Señor Teshusama... no diga eso de Kenja... Él no es un delincuente.
(Le respondí)

- Pero es cierto... Él es un muerto de hambre... y un delincuente.
(Me respondió de forma enérgica)

- Y que si eso es cierto... acaso mi padre y tú no era un pandillero... que diferencia existe, entre el origen de mi padre y el de Kenja.
(Yo le reclame)

- Esto es diferente Ariel... Tu padre no quería que te involucraras en esta vida por eso no te dijo nada.
(Trato de justificarse)

- Pero ahora lo estoy... Y si quiero encontrar al que mato a mi padre.
(Se lo dije con determinación)

- Acaso crees que él te ayudará.
(Me pregunto incrédulo)

Cuando dijo eso el señor Teshusama no pude dejar de bajar la mirada, pero Kenja se paró a mi costado y tomo mi mano, para decir que el no me iba a dejar sola en esto, cuando dijo esto, el señor Teshusama lo miro y lanzo un golpe a Kenja.

Narración de Kenja

Este viejo golpea duro en verdad me duele, me es difícil estar de pié, además yo no quiero dejar solo Ariel, en esto no entiendo bien lo que pasa aquí, pero no quiero y no pienso dar marcha atrás ahora.

- Te llamas Kenja... escucha esta niña es la hija de un hombre que es mas que un hermano para mí.
(El ruco trata de intimidarme)



Sengaku

Editado: 16.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar