Arrástrame contigo.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6.

-¿A dónde se supone que vamos?-Le pregunto Kendall a Ethan mientras miraba por la ventana de la vieja camioneta de su madre, la misma que Ethan iba ahora conduciendo

-Al centro comercial-Respondió él restándole importancia al asunto

-¿Para qué? Que yo sepa no hay nada mas que hacer conmigo-Ella se había molestado mucho esta mañana que Ethan había tocado a su timbre y la había despertado, sobre todo porque ella sentía que los últimos días habían sido una completa locura, y lo único que en realidad deseaba era descansar un poco

Desde el día en que Ethan se había presentado en su puerta aceptando la arrebatada propuesta que ella le había hecho en el baño, todo se había vuelto demasiado confuso para Kendall, demasiados gritos, insultos, golpes, e incluso demasiadas emociones arremolinadas en su interior

Era como si su vida después de involucrar a Ethan Lake, hubiera tenido un desesperante vuelco, todo era un sube y baja de emociones que la tenían en un estado en el que nunca había estado antes

Aunque no iba a mentir, algo dentro de ella había ansiado toda su vida esta emoción que ahora sentía, la adrenalina que le producía estar al lado de Ethan, y sobre todo, Kendall toda su vida había deseado poder mirar al espejo y no sentirse avergonzada por lo que había delante

-Tienes que comprar ropa

-¿Mas? No sobra recordarte que yo no soy Britney ¿Cierto? Mi cupo de la tarjeta de crédito esta al borde, y no quiero ni imaginar la cara que pondrá mi madre cuando se entere

-No vuelvas a mencionar a Britney-Soltó Ethan casi que con fastidio

El día anterior, cuando había llevado el auto de Britney hasta su departamento, se había topado con Kevin en la recepción, llevaba el pelo revuelto, y una cara de placer que a Ethan le habría encantado romperle, y no por Britney, no porque le dieran celos, era solo que no le gustaba que alguien mas pudiera acceder a lo mismo que él

¡Si tan solo él supiera que Britney le abría las piernas a Kevin para saciar su hambre mientras se imaginaba el rostro de Ethan!

-No puedo gastar mas dinero Ethan-Kendall bajo la cabeza

Era cierto que su padre tenia un buen empleo, y que ella y su madre se habían podido permitir durante toda su vida gustos fuera de lo normal, pero últimamente sus padres habían dejado todo reservado a la universidad, para ellos lo primero era la educación de Kendall, y en cuanto a eso no pensaban escatimar un solo peso, por lo cual el resto de asuntos se quedaban sin presupuesto

-Si es el caso, yo te ayudare a pagar lo que compremos, pero me apuesto lo que quieras a que no tienes ropa de fiesta en tu armario-Ethan rodo los ojos mientras aparcaba la camioneta frente al centro comercial

-¿Para que necesitaría yo ropa para una fiesta?-Esto no le olía nada bien a Kendall, Ethan estaba planeando algo, y como siempre ella temía ser el conejillo de indias de su plan

-Este viernes el mariscal de campo de la NYU va a dar una fiesta, vamos a ir, al fin y al cabo, dentro de poco tu serás una mas de las estudiantes de la NYU, es hora de que vayas integrándote

-¿Quieres decir que vamos a ir a una fiesta de universitarios?

-¡Demonios Kendall! Estas hablando como si fuéramos a asesinar a alguien, es solo una fiesta, y acostúmbrate, este será el pan de cada día de nuestros próximos tres años

-Sera el tuyo, yo no pienso estar desperdiciando mi tiempo en fiestas, tengo planes para la universidad

-¿Cómo cuál? ¿Sentarte a tejer suéteres para los profesores?

¿Por qué Ethan tenía que ser tan estúpido? Kendall ni siquiera sabía tejer…pero claro, esta seria una de las cosas que él sabría de ella de no ser por el estúpido y absurdo contrato verbal

-No, como conseguir unas prácticas-Ella se cruzó de brazos mientras continuaba la discusión que tenía lugar en el estacionamiento

-¿Vas a ir o no? No pienso llevarte a rastras-Ethan estaba empezando a enfurecerse

-Y vamos a ir… ¿Juntos? -Algo dentro del estómago de Kendall se revolvió, era como emoción, de la cabeza de ella aún no había salido el rostro de Ethan que había estado a escasos centímetros del suyo, lo que la llevo a inconscientemente morderse el labio inferior

-No-Ethan soltó una carcajada mientras apartaba la mirada de la boca de Kendall

Para él era absurda la manera en la que ella le coqueteaba y lo provocaba sin siquiera notarlo, como si fuera natural la forma en la que lo miraba y jugueteaba con su pelo, o como ahora, que se mordía el labio y sus mejillas se tornaban levemente rojas

-Claro-Ella susurro mientras sentía que todas sus esperanzas se venían al piso

-Vamos, debes encontrar algo que usar

Ethan arrastro a Kendall a una tienda a la que ella jamás habría entrado en su sano juicio, la ropa se veía demasiado, demasiado Britney para el gusto de Kendall

-Escoge algo, yo volveré después, tengo que contestar-Ethan frunció el ceño en cuanto vio la pantalla de su móvil iluminándose

Catlyn lo estaba llamando, y las llamadas de Catlyn solo podían significar dos cosas, sexo y dinero, o problemas, y en ese momento Ethan no tenia cabeza para soportar ninguna de las dos cosas



Caroline Books

#215 en Novela romántica
#65 en Chick lit
#47 en Joven Adulto

En el texto hay: fea, playboy, amorysexo

Editado: 16.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar