Ashley

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Diez

No se como hice para llegar a mi casa sin tener un accidente porque las lagrimas apenas me 
dejaban ver y tampoco sé hace cuanto tiempo llevo llorando. 
Siento que me parto en dos, creo que nunca he llorado como estoy llorando ahora. Me duele 
tanto. Algo en mi me dice que hice bien pero recuerdo su ojos rojos por el llanto y siento que 
cometí el peor error de mi vida. Lo amo demasiado. 
Estoy tendida en mi cama llorando. Mi lado masoquista me hace recordar una y otra vez todo 
lo que sucedió antes y de cuando lo escuche hablar con Matt, hasta de como era su actitud 
antes y después de mi viaje a la casa de la playa. 
Me tiene desconcertada su cambio de actitud, antes apenas me tocaba y ahora me trata como 
si fuera todo. La verdad es que estoy bastante confundida. 
Después de no se cuanto tiempo, dedusco que horas teniendo en cuenta que la vista que me 
da mi ventana me muestra que ya anocheció, me levanto y voy a bañarme.
Salgo de darme la ducha, ni siquiera me vi en el espejo del baño porque se que mi aspecto es 
espantoso. Me pongo el pijama y me acuesto a dormir. Solo quiero que este dia termine y 
solamente dormir.
Cuando ya estoy a punto de dormirme suena el móvil. Sin animos alargo una mano para 
agarrarlo y sin ver quien era atiendo.
-¿Hola? – digo semidormida.
-¡Ash! – grita una voz chillona que reconoci al instante.
-Pero si es el pequeño Luke – digo un poco mas despierta - ¿De donde me llamas? ¿Y como 
conseguiste mi numero?
-Le robe el celular a mi papá – susurra como si tuviera miedo que alguien mas que yo lo 
escuchara. 
Rio – ¿Y tu papá donde esta? 
-Esta bañándose, yo estoy escondido en mi habitación – sigue susurrando – No quiero que vea 
que hablo contigo porque me va a regañar.
-¿Y porque eso? – no creo que Daniel le haya prohibido hablar conmigo.
-Porque cuando le pregunte si podía hablar contigo me dijo que era demasiado tarde y 
seguramente tu estuvieras durmiendo.
Separo el móvil de mi oreja y veo la hora. ¡LAS ONCE DE LA NOCHE! ¿En que momento se paso 
toda la tarde?
Lamento decirte que tu padre estaba en lo correcto, justo estaba durmiéndome.
-Oh, lo siento Ash – dice un poco triste.

Pero no te hagas problema cariño, para hablar contigo no importa que esté haciendo, siempre 
podre hablar.
Y es verdad lo que le digo, ese pequeño tiene algo que me hace irresistible darle la contraria en 
algo.
-¿Entonces puedo hablarte siempre que quiera? – por su voz parece mas que contento-
-Siempre – le digo mientras hago una sonrisa aunque él no me pueda ver.
-Gracias Ash, eres muy buena.
Cuando Luke dice esas palabras automáticamente se me viene a la mente la cara de Tom antes 
de irme de su departamento y me dan ganas de decirle que en realidad no soy buena, pero no 
creo que le pueda dar una explicación por eso a un niño de cuatro años.
-Eso intento ser. – es lo único que le digo.
-¿Luke donde esta mi teléfono?- escucha hablar a Daniel a lo lejos.
-No sé papá – quiero reirme por la mentira y la voz de inocente que utilizando.
-¿En serio Luke? No me lo habras sacado para llamar a Ashley ¿no? – ahora su voz se escucha 
mas cerca.
-No papito – vuelve a contestar con voz inocente.
-¿Entonces me mostraras lo que tienes en tus manos detrás de tuyo? 
-No tengo nada, solo mis manos.
-Luke… - le advierte Daniel.
-Esta bien – dice resignado – te lo saque para llamarla pero te asuro que no la moleste, es más 
ella me dijo que la podía llamar siempre – se defiende.
Al parecer Luke le devolvió el celular a su padre porque escucho movimiento.
-¿Hola? – habla Daniel.
-Hola
-Ash lo siento, la verdad es que no sabia que me lo habia sacado. Fui un momento de descuido. 
– parece apenado.
-No es problema Daniel. Como te dijo Luke,me puede llamar en cualquier momento. Incluso 
tu, si necesitas algo solo llamame, no me molestan.
-Gracias Ash. La verdad es que eres un angel – y ahí va otra punzada de dolor por Tom. En 
estos momentos no creo que él pensara que soy un angel.
-No creo llegar a ser ni un poco de eso, pero si tu lo dices.

¿Por qué dices eso? ¿A caso paso algo? – por su voz noto que esta preocupado.
Doy un respiro y le cuento.
-Hoy he hablado con Tom y la verdad que ha sido lo mas difícil que he tenido que hacer en mi 
vida – al final se me quiebra la voz.
-Oh Ash. ¿Estas segura que tomaste la decisión correcta? 
-Ya no lo sé – me largo a llorar – es que verlo llorar y escucharlo decir que me ama ha sido 
espantoso. Me siento tan mala persona.
-No eres mala persona Ash. Solo eres ser humano que ha tomado una decisión y que como 
cualquier otro ser humano se puede equivocar. Solo el tiempo dira que es lo correcto. 
-Gracias por decirme eso Daniel- de cierta forma sus palabras me hacen sentir un poco mejor.
-No hay nada de que agradecer, después que mi hijo te llamara a altas horas de la noche que 
no me extrañaría que te haya despertado.
-Descuida, creo que de cierta forma supo que no estaba muy bien y agradezco que me haya 
llamado y haber hablado con ustedes. 
-Sabes que tu también nos puedes llamar cuando quieras ¿No? – pregunta.
-Sí, lo sé.
Y asi pasamos un rato hablando e incluso volvi a hablar con Luke que me conto cómo habia 
sido su dia en la guardería y que su maestra le habia dado una estrella por haberse portado 
bien. 
Me despido de ellos y mientras me acomodo para volver a dormir veo que tengo mensajes de 
parte de Thomas. Los abro.
Cariño ♥:
~ Tenemos que hablar, o mejor dicho déjame hablar a mi ahora ~
~ Te amo cariño ~
~ Ash por favor déjame explicar lo que escuchaste este día ~
~ Se que si te llamo no me vas a responder pero por favor contéstame los mensajes~
~ Mañana te espero al finalizar tus clases para que podamos hablar ~
Y asi habia más mensajes pero solo los ignore. Apague el móvil y trate de dormir mientras 
lloraba por enésima vez en el dia.



Camila G.A

Editado: 04.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar