Ashtara

Tamaño de fuente: - +

Origenes

Capítulo 3.

 

Desde que el mundo fue creador existe la magia, ya que el primer mago del mundo él es creador, el creo la luz, los cielos y la tierra, toda criatura que habita en este mundo, los planetas, las galaxias, todo lo que existe fue creado por la magia más poderosa del mundo la del mismísimo creador, pero la humanidad era materia, seres que vagaban por el mundo admirando el poder del creador, hasta que comenzaron a poblar el mundo, destruyeron gran parte de la creación y contaminaron sus corazones, el creador se entristeció y quiso con su absoluto poder eliminarlos, mas vio que todos no eran malos y decidió en su infinita misericordia darles una oportunidad, enviarles un regalo para que fueran redimidos.

 

Un día en un pequeño pueblo cayó un inmenso meteorito que había recorrido muchas galaxias y se dice que fue enviada por el creador para darle a sus hijos los verdaderos, aquellos que fueran actos y merecedores un poco de su gracia, la redención, mas sin embargo nado paso, nadie era merecedor, aquellos que intentaban sacar provecho del regalo del cielo, solo podía perecer, por lo que muchos se llenaron de miedo hasta que ese pequeño pueblo quedó desolado.

 

Solo una familia de las que habitaban en dicho lugar se negó abandonar sus propiedades, ellos eran muy pobres y estas tierras eran lo único que tenían, además de ser una familia numerosa compuesta por siete hermano, entre ellos cuatro varones y tres hermanas, sus padres hacían todo lo posible para poder sustentarlos pero dado su situación vivían con miedo de que les faltara el alimento o una enfermedad tocará sus puertas.

 

Una noche los hermanos decidieron ir al bosque, los grandes querían asustar a los pequeños por lo que terminaron adentrándose en estos, más específicamente llegando a la base de lo que todos pensaba era el peor mal del mundo, el meteorito.

 

Ellos observaron curiosos la gran roca que formaba un inmenso cráter, esa roca era mucho más grande que su casa, ellos estaban lo suficientemente lejos para no notar nada extraño, mas sin embargo la hermana más pequeña atraída por su curiosidad se acercó demasiado al borde del cráter y cayó hasta llegar rodando al mismo meteorito, los hermanos asustados por la pequeña corrieron a su ayuda terminando todos junto al meteorito, el hermano mayor cargo en brazos a su hermana que lloraba desconsolada, pero algo extraño comenzó a pasar, la gigantesca piedra que estaba a su lado de la nada comenzó a brillar, los siete hermanos observaron esto entre aterrados y sorprendidos, la mayor de las hembras no aguanto su curiosidad y toco la piedra brillante , al hacerlo sintió una corriente propagándose por su piel hasta alcanzar cada parte de su cuerpo, su piel comenzó a brillar y los demás hermanos preocupados intentaron apartarla, la cosa era que cada que uno tocaba al otro esta extraña corriente también lo envolvía hasta que todos estuvieron llenos de dicha luz, todos ellos brillaron con la intensidad de miles de estrellas, hasta tal punto que no podía ver y fueron perdiendo la conciencia.

 

---Ya es hora de cenar---Nos dice Reshel desde la puerta.

 

---En un segundo---Le digo, esta asiente y se marcha.-----Bueno Sandra el próximo jueves seguimos con la historia.

 

----Pero yo quiero saber que sucedió con los hermanos----Realiza un puchero de los más tierno.

 

---Y lo sabrás, -----Sus ojos brillan de emoción contenida ----Pero la siguiente clase.

 

No le parece justo pero sabe que si no bajamos madre se puede molestar, así que recogemos todo para bajar a cenar con los demás, cuando llegamos todos ocupan su lugar, mi lugar es junto a Sandra y mama, ya que todos mi huyen como la peste después de todo soy el bicho raro, al principio me dolía mucho que mis hermanas me trataran diferente y se alejaran, luego pensé que me tenían miedo o que me odiaban por no ser igual que ellas, pero luego he aprendido a ignorar las, nunca entenderé porque lo hacen por más que me esfuerzo ellas solo me apartan menos Sandra, aunque es porque es pequeña cuando cumpla los doce también lo hará como lo hicieron las demás, vivo con ese miedo cada día, de que un día simplemente me encuentre sola, quizás por esto son mi sueño, quizás es solo una creación de mi subconsciente exteriorizando en mis sueños mis temores, este año me irá bien en la clase de psicología, si eso debe ser y yo solo le estoy causando más dolores de cabeza a todos con mi sueño de raro.

 

---- ¿Cómo te fue con Genary?---- pregunta papá y le agradezco porque sé que solo intenta integrar me, pero como tantas otras veces sé que no será agradable para nadie por lo que me limito a asentir con la boca llena, eso es un bien y no quiero hablar asi como ustedes tampoco quieren escucharme, veo un poco de desilusión en los ojos de mi madre, pero no es su culpa, es de ellas o quizás mía.



Dune

#1187 en Paranormal
#429 en Mística
#6520 en Fantasía
#1422 en Magia

En el texto hay: poderes.

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar