Ashtara

Tamaño de fuente: - +

Sueños y Bromas.

CAPÍTULO 15

 

Todo mi cuerpo se encontraba rodeado por las llamas, al principio solo podía sentir la esencia del fuego como un calor propagarse por toda mi piel, pero de un segundo a otro las cosas cambiaron, las llamas se hacían más intensas y la piel comenzaba arder, puedo sentir el claro olor a quemado llegar a mis fosas nasales, la piel me ardía hasta más no poder intentó aguantar pero no puedo más, unos gritos desgarradores consumen las instancia, por mucho tiempo solo puedo ver rojo para después sentir como mi cuerpo se precipita al suelo.

 

Ya no tenía voz para seguir gritando, ni fuerzas para hacerlo, por alguno segundos todo es negro hasta que siento unas manos posarse sobre mí, llevándome a su pecho por alguna razón que desconozco sé que debo tener miedo que jamás estaré un lugar más seguro que este, intento abrir los ojos pero no puedo, quiero ver su rostro pero mis fuerzas y mi estado me lo impiden, me siento desesperada necesito verlo, necesito decirle…

 

********************************************************************

 

Despierto sobresaltada repleta de sudor por todas partes y un ardor muy fuerte en mi garganta, me fijo en el despertador ya son horas de levantarse, recojo mis cosas y me meto lo más pronto posible, gracias a las estrellas tenemos tres baños pero igual con tantas hembras es una sola casa es una fortuna, me tomo mi tiempo en la ducha, a los pocos segundos escucho que tocan la puerta pero decidí ignorarlas, mi piel está roja por lo que no puedo evitar temblar pensando en mi sueños.

 

----Apúrate Alana--- Se queja una de las chicas pero no cierro la ducha hasta no sentirme lista, comienzo a secarme para abrirles pero un ruido extraño me coloca en alerta giro a ver qué es lo que causa tal alboroto y me quedo sin habla al encontrarme frente a frente a una gran serpiente de agua, intenta atacarme pero la esquivo.

 

--- ¿Que pasa allá arriba?---escucho a papá decir pero yo solo esquivo como puedo los ataque de la culebra hasta que resbaló, ella viene de nuevo hacia a mí y no puedo evitar lanzar un grito de horror, me tapo la cara para esperar el impacto que nunca llega.

 

---Esto no es gracioso-- escuchó decir a papá molesto, abro los ojos, la puerta del baño está abierta papa controla con una mano la serpiente hasta evaporarla, Darla está bufando y volteando los ojos.

 

---Solo era una broma--- dice sin prestarle más atención al asunto--- Entonces te sales.

 

Respira, contrólate, no le hagas nada, me repito una y otra vez, está loca hermana mía, me dirijo a mi habitación para cambiarme y me sigo diciendo, respira, contrólate, no le hagas nada, termino de vestirme y recojo mi mochila no me molesto en desayunar no estoy de ánimos, por lo que decido ir a la biblioteca antes de que salgamos.

 

Veamos dónde está ese libro, miró los estantes de madera pulida en forma de cilindros que flotan alrededor de la habitación repletos de libros, solo tengo que hacer movimientos con mis dedos para que ellos imiten mis acciones, después de revisar los cuatro estantes flotante voy hacia a la gran pared.

 

En una de las esquinas se encuentra el símbolo Caelum por lo que al pararme levito como si estuviera en un ascensor invisible y me detengo en el estante que deseo solo tengo que pensarlo, busco por un par de segundo hasta que doy con el que buscaba.

 

---Somnium miscentur contumeliis*(intromisión de sueños) ----leo en voz alta, Darla tendrá hoy sueños interesantes.

 

Llegamos al instinto y como siempre nos dirigimos a clases, hoy recortaron la parte cívica, al parecer una de las estudiantes no llego a casa después de clases, todavía no es alarmante pero si sabemos algo debemos reportar lo.

 

Y así paso todo el día hablando y conjeturando sobre la chica desaparecida, el chico nuevo por alguna razón no vino hoy a clases, pero lo que ayer en la tarde él está bien con su pequeño hermano.

 

--- ¡Alana! ¡Alana!--- busco de donde provienen los gritos y me encuentro con Jessy---Al fin te encuentro.---Dice cuando llega a mi encuentro, tiene la respiración agitada como si hubiera corrido un maratón, lleva una mano a su pecho y respira profundo.

 

--- ¿Qué ocurre? ¿Estás bien?--- Naja y Laudy la miró extrañada pero no dicen nada.



Dune

#1182 en Paranormal
#428 en Mística
#6512 en Fantasía
#1424 en Magia

En el texto hay: poderes.

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar