Ashtara

Tamaño de fuente: - +

Historia o Pesadilla

Capítulo 17.

 

Me fui directo a casa, no se me ha quitado esa sensación de que algo está mal, por lo que apuro el paso, gracias a las Estrellas llegue a mi casa sin contra tiempo, no tenías ganas de cenar por lo que me la salte y me fui directo al ático prepara todo para seguir con la lección que le tocaba hoy a mi hermana.

 

--- ¡Hey!-- Dice muy contenta al entrar y ver todo preparado, le sonrió y le hago señas para que acueste sobre las mantas que he dispuesto, ella lo hace sin demora colocando su cabeza en mis piernas, me mira un instante profundo, como queriendo decirme algo que no se atreve, le sonrió y ella hace lo mismo para después cerrar los ojos, coloco mis manos en sus sienes y entró en su momento haciéndole ver lo que yo quiera.

 

Al despertar estaban muy confundidos no recordaban lo que había sucedido, solo sabía que ya no eran los mismo, no sabía porque , pero algo dentro de ellos había cambiado, veían el mundo de una forma diferente, el primero en reaccionar fue el hermano mayor el cual los llevo a todos a casa, al principio todo transcurrió normal hasta que un día , su hermana menos jugaban con unos primos que habían ido de visita, uno de ellos intentó arrebatarle su muñeco y ella se negaba, el otro niño comenzó a forcejear contra ella, y en un momento de desesperación por sentir que le quitaban lo que era de ella, sintió un calor que salía desde lo más profundo de ser, hasta posarse en toda su piel, y sin pensar lo dejo salir, provocando una ráfaga de fuego a su alrededor, sus primos la veían asustados, pero ella no sentía miedo sabía que era diferente.

 

Uno de sus hermanos llegó antes de que primos salieran despavoridos, y sin saber cómo entró en sus mentes y los hizo dormir, para que cuando despertaran pensasen que solo había sido un sueño, los hermanos sorprendidos por lo que había sucedido fueron lo más rápido posible con los otros y le contaron lo que había acontecido y fue el momento en todos empezaron hablar sobre las cosas estrellas que les había ocurrido, una de las hermana comentó que se había resbalado del tejado pero que segundos antes de tocar el suelo y morir una corriente de aire la alzó casi como si volase que ella misma pensó que si lo contaba creerían que estaba loca, otro hermano comentó que estaba en lo sembrados cansado del trabajo y pensó que facil seria sin con solo tocar las semillas estas crecieran, y cuando rocío el agua , todas plantas se alzaron, otro comento que tenía una semana sin poder beber nada, ya que cada que tocaba algo líquido esto se congelaba, así diversas historias, todos ellos estaban sorprendido pero no estaban asustados, algo dentro de ellos les decían que son especiales y que no tenían que tener miedo de lo que eran, por alguna razón las estrellas le había dado de su poder y era superiores.

 

De un momento a otro, ya no estábamos en el pasado viendo los hechos sino que fuimos lanzadas a una habitación oscura, olía a humedad y algo putrefacto además no había ninguna fuente de luz que entrase en dicha habitación, a lo lejos se escuchó un grito de agonía, en una de las paredes rozando el piso se encontraba una pequeña rendija asi que me acerco, el grito es cada vez más fuerte, se me erizan los vellos de la nuca pero sigo adelante, tocó por todos lados intento encontrar un perilla o algo que de alguna forma me ayude abrir la puerta pero nada.

 

Me acuesto en el piso de esta húmedo, mis manos se mojan al instante pero no le hago caso, tengo que saber que sucede, intento mirar lo que pasa adentro pero solo consigo ver los pies de un hombre y los tacones de dos mujeres que se encuentran en la habitación además de las tapas de una camilla, lamentablemente no puedo ver más nada, y un olor metálico no me deja respirar, por lo que me aparto algo frustrada.

 

--¿Alana qué sucede?-- susurró con miedo impregnado en sus ojos, había olvidado que ella está aquí conmigo, me coloco un dedo en la boca en un gesto de que no haga ruido y ella asiente.

 

Me sobo las manos para crear algo fricción.--LUX-- digo lo más bajo posible y unas pequeñas chispas se desprende de mis manos dando un poco de visibilidad ambas, mi cuerpo se paraliza al instante detrás de nosotras una pila de cadáveres que crean un gran charco de sangre hasta donde estamos nosotras, me observo y estoy llena de sangre, mi hermana no aguanta la impresión y pega un grito que resuena en toda la sala.

 

Escucho pasos detrás de la pared hacia nosotras así que nos desvinculo.

 

Quito las manos de mi hermana y ella está respirando agitado me mira y comienza a llorar, por lo que la abrazo e intento consolarla.



Dune

#1194 en Paranormal
#433 en Mística
#6552 en Fantasía
#1425 en Magia

En el texto hay: poderes.

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar