Ataraxia

Tamaño de fuente: - +

19. Universal

Hay una luz de julio cruzando constantemente por tus ojos, y la luna deja huellas de las noches en tu espalda. No obstante, cada mañana te complaces en besar las gotas de sol que cae frente a ti, profesando a viva voz tu amor por el calor. Juegas en el día a ser feliz, te acuestas en el suelo regalando forma a las nubes, corres a favor del viento, bailas melifluos... El sonido de los árboles estremecidos danzan y abrazan tus oídos. Te sientes hecha de majestuosa porcelana, aunque en el fondo, insuficiente para otros. La luna se entristece al percibir el desprecio de sus caricias, y nostálgica destila lágrimas. A su pesar se unen las estrellas, el firmamento se oscurece y desaparecen, oyéndose sólo los turbios sollozos coronando sus cabezas. Se había enamorado de algo que jamás poseería... Se enamoró de la tierra, la cual andaba al amanecer esperando su resplandeciente amado, y descansaba al anochecer olvidándose de su admirador sutil. Como consecuencia, guardó todo el afecto bajo el sol hasta el momento que el suplicio terminara, hasta que volviera ser amada.

 



Abigail Greene

#7894 en Otros
#3050 en Relatos cortos
#905 en No ficción

En el texto hay: poemas y pensamientos, desamor y amor, amor ciego

Editado: 27.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar