Atenea.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 23

Dante

 

Está ha sido una de las mejores noches de mi vida, por el simple hecho de que Atenea está compartiendo mi misma cama, ni siquiera me importa que no hayamos usado la cama para otra cosa que no sea dormir, me ha gustado mucho verla toda natural y un tanto tímida, sé que le costó quedarse dormida, yo en cambio no he pegado ojo en toda la noche, no he podido dejar pasar la oportunidad de verla dormir, aunque sea a la luz de la lámpara, no dejo de recrearme un ese rostro tan bello, parece un ángel y es mía, jamás pensé que se podría llegar a querer tanto a una persona, Atenea me importa y mucho, y soy un egoísta, porque en el fondo sé que no me la merezco, he sido un maldito mujeriego, he hecho sufrir a muchas mujeres, las he utilizado a mi antojo, y esa es una parte de mí que no quisiera que ella conozca, no he sido un santo, como todo hombre tengo ciertas necesidades y apetitos que satisfacer, y lo he hecho con mujeres fáciles, de esas que se prestan para pasar un buen rato y después no vuelves a ver, hace más o menos un mes que no he tenido sexo con ninguna mujer... la última vez fue en Londres después de mi regreso de Newcastle y debo decir que fue de pena, porque no podía sacarme a Atenea de la cabeza, ya no busco sexo, quiero hacer el amor, no quiero estar con ninguna mujer que no sea ella... estoy bien jodido...

 

Solo espero que ella nunca sepa de mis andanzas de mujeriego, eso se ha acabado, pero en el fondo tengo miedo de que ella crea que mientras la perseguía sin descanso, me estaba acostando con otras, suena horrible, pero eso ya pasó... y me siento como un completo cabrón, pero he cambiado y lo he hecho por ella, ese Dante mujeriego ya no existe, porque tiene dueña y es esta mujer que ahora duerme a mi lado.

 

 

Atenea

 

Creo que deben ser las cinco o seis de la mañana, ya se pueden adivinar los colores del amanecer, y yo estoy en una cama con un brazo rodeando mi cintura, me he quedado quietecita, no quiero despertar a Dante, además estoy sintiendo como su erección esta clavada en donde mi espalda pierde su casto nombre, jamás había dormido con un hombre, ni siquiera cuando era la novia de Zac, y la verdad es que me ha encantado, no me he sentido incomoda en ningún momento, además Dante no ronca y eso es algo que se agradece y mucho...

 

La camiseta se me ha subido y apenas me tapa los pechos, estoy acalorada y aunque quisiera levantarme y correr la baño para darme una ducha, no lo hago, quisiera girarme y ver a Dante dormido, pero tampoco lo hago, no quiero romper este momento, me gusta sentir el calor del cuerpo de Dante pegado al mío, aunque sea a través de a tela de su pijama.

 

Dante ha sido la calma después del fiasco de la cena de anoche y de la actitud de mi madre y nuestro posterior cara a cara en donde termine por decirle todo eso que tenía guardado hace semanas, menos mal y es sábado, no tengo que trabajar, pero tengo que llamar a mi papá, no quiero que se preocupe si no me ve por casa, aunque seguramente Bryan ya lo haya puesto al tanto de en donde pasé la noche y con quien.

 

No sé en qué momento me quede dormida de nuevo, pero cuando despierto el sol brilla todo lo que puede brillar en mi frío Newcastle, estoy sola en la cama y no hay ni rastro de Dante, no se escucha ruidos en el baño y la verdad es que me siento un poco decepcionada por no tenerlo conmigo, en el fondo esperaba despertar y tenerlo frente a mí, dedicándome una de esas miradas derrite bragas, miro el reloj de la mesilla... las nueve de la mañana, es sábado y lo único que me apetece es dormir todo el día, pero al no estar ni en mi casa, ni en mi cama, es mejor dejar la pereza de lado, levantarme y darme una buena ducha, aunque al entrar al baño cambio de opinión y mejor me doy un baño de espuma en esa enorme y hermosa tina de hidromasaje.

 

Tengo los ojos cerrados y estoy muy relajada disfrutando de los aromas de las sales de baño y del sonido de la música de Adam Lambert, en este momento no me importa nada, y sigo tarareando la letra de una de las canciones más animadas de este chico increíblemente sexy y para desgracia de las mujeres del mundo, completamente gay...

So I got my boots on,
Got the right amount of leather
And I'm doing me up with a black color liner
And I'm working my strut but I know it don't matter
All we need in this world is some love

There's a thin line between the dark side and the light side baby tonight
It's a struggle gotta rumble, tryin' to find it

But if I had you, that would be the only thing I'd ever need
Yeah if I had you, then money fame and fortune never could compete
If I had you, life would be a party, it'd be ecstasy
Yeah if I had you...



Gabymelf

Editado: 10.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar