Atenea.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 41

Atenea

Antes de partir a nuestro viaje de luna de miel mi abuela me ha pedido hablar conmigo, espero que esa charla sirva para aclarar muchas dudas, pero sobre todo para entender a mi mamá, tengo que decir que me hubiera gustado compartir mi boda y la noticia de mi embarazo con ella, me encantaría preguntarle por su embarazo cuando esperaba a Electra y Evander, pero eso no es posible, han pasado tantas cosas que una relación “normal” con ella es imposible en este momento, después del viaje me mudaré a Boston con Dante y serán contadas las veces en que regrese a casa mientras los bebés no nazcan, aun así voy a estar pendiente de mis hermanos y de papá, mi plan inicial de formar parte activa de la empresa de mi familia se ha diluido por completo y hay veces en las que me siento una mujer florero, solo espero que Dante me permita trabajar y sentirme útil, estudié tanto y no me parece justo tirar todo ese esfuerzo a la basura…

El salón de té de mi abuela es muy acogedor, mientras me ofrece una taza de té con unos pastelillos yo estoy un poco impaciente por saber de lo que quiere hablar conmigo…

— Me alegra mucho que hayas encontrado a un hombre lo suficientemente bueno para ti, al abuelo y a mí nos gusta verte feliz — la sonrisa de mi abuela de pronto desaparece y sospecho que tiene que ver con mi madre — ojala tu madre también lo hubiese sido…

— Si no lo fue es porque no quiso… mi padre estaba dispuesto a hacerla feliz… — mi abuela aprieta los labios en señal de disgusto.

— En eso te doy la razón, pero antes de juzgar a tu madre debes conocer toda la historia, porque si ella es como es… parte de la culpa la tenemos tu abuelo y yo — se queda pensativa por mucho tiempo, quiero conocer la historia, pero bueno, debo respetar el ritmo de la abuela, seguramente para ella no va a ser fácil contarme lo que me tenga que contar — empecemos por lo que ya sabes… Aidan no es tu padre biológico, sin embargo no soy yo quien debe decirte quien es tu verdadero padre, eso le corresponde a Astrid en caso de que desees saberlo…

— Si te soy sincera no estoy interesada en saber quién fue el hombre que me dio la vida, el único padre que tengo es Aidan Bellamy y eso no va a cambiar… continua…

— Aidan es conocido de la familia desde que era muy joven, sus padres fueron unos buenos amigos que murieron muy jóvenes dejándolo solo y con una gran responsabilidad, tu abuelo le ayudó en lo que pudo, imagínate lo que fue para Aidan quedarse huérfano a los 16 años, sus vacaciones las pasaba en ésta casa y durante esos veranos se enamoró de tu madre… sin embargo ella lo veía como un buen amigo, casi como un hermano mayor, aun así él se desvivía en detalles y atenciones para con ella, tu madre por otra parte era una joven soñadora que creía en los amores de película de Hollywood… tu verdadero padre era el mejor amigo de Aidan y cuando lo presentó con Astrid, tu madre se ilusionó con ese hombre, en pocos meses conquistó a tu madre y logró que ella huyera con él, para cuando la volvimos a ver tu ya estabas muy cerca de nacer, Aidan aun amaba a tu madre y estaba dispuesto a casarse con ella, el resto ya lo conoces… — si piensa mu abuela que me voy a conformar con esta versión corta, va lista…

 — Lo que me cuentas es la versión reducida de la historia…. Si te soy sincera yo quiero saber más, mucho más, pero no del hombre que embarazó a mamá, sino de por qué se casó con mi padre si no lo amaba y por qué permaneció todos estos años junto a él, quisiera entender por qué vivió una mentira… — el suspiro de resignación de mi abuela en el fondo, muy en el fondo me conmueve, sé que lo que tenga que contar será duro para ella, pero yo quiero saberlo todo.

—  Cuando tu madre desapareció con ese hombre… Aidan la buscó por todas partes sin éxito, cuando ya creíamos que no volveríamos a saber de tu madre, ese hombre contactó con tu padre y … le propuso… le propuso decirle donde estaban a cambio de dinero… y no solo eso, le dijo que ya no quería a tu madre junto a él y mucho menos al bebé que venía en camino, que si no era Aidan quien le daba el dinero ya habría algún interesado en comprar a una joven mujer embarazada a punto de dar a luz… — lo que la abuela me acaba de contar es aberrante y mi cara de asombro no le es indiferente a mi abuela…

— ¿Me estás diciendo que mi padre biológico nos vendió a mi madre y a mí?

— Así es, cuando Aidan fue por ustedes, le dio el dinero a ese hombre con la condición de que despareciera definitivamente, pero cometió un error enorme con tu madre, decidió hacerle creer que tu verdadero padre había muerto en lugar de decirle la verdad… esa decisión causó mucho daño,  tu madre asumió que quien mató a ese hombre fue uno de los guardaespaldas de Aidan y él no lo negó, durante muchos años tu madre lloró la muerte de su amor perdido y centró todo su amor en ti… — lo que me cuenta la abuela parece de película, deber haber sido terrible para mi madre pasar por algo así y me siento mal por cómo me he comportado con ella 



Gabymelf

Editado: 10.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar