Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querido J:

No había pensado esto desde tu perspectiva. Es cierto que es algo nuestro. Algo muy raro debo decir, pero nuestro al fin. Entiendo que por eso no quieras hablar de problemas y cosas angustiosas. Solo quiero que sepas que, si en algún momento lo necesitás, no tenés porque afrontarlo sólo. Yo voy a estar acá para leerte. En tanto no vuelvas a referirte a TWD como un "intento de serie".

¿Intentaste hablar con tu papá sobre el tema? Tal vez, si le decís lo que te molesta, él empiece a actuar de otra manera. Tu mamá no se va a defender pero vos podés hacerlo por ella. Sin agresión, obviamente. No quiero ser la culpable de que llegues a la escuela con un ojo morado por mis ideas locas.

Aunque... No, mejor no pienso en eso. No soy tan mala. Y además te voy a ver el sábado así que no necesito otros medios para encontrarte. Porque SÍ, te voy a ver el sábado. No me vas a persuadir de abandonar mi búsqueda. Ya te dije, estoy segura de que sos el único chico de la clase que va al parque a esa hora. Así que solo podés zafar si te quedas en tu casa, cosa que asegurás que no vas a hacer.

Te tengo en la mira J. Soy una chica genio detective, las cosas no se me escapan tan fácil. No te sientas mal.

Esta vez la carta es muy corta porque no tuve mucho tiempo de escribirla. Fue un día bastante ocupado y para cuando me quise acordar ya era tarde.

Nos vemos en el parque. Suerte escondiéndote.

 

Con cariño. Jess.

 

P.D.: No entendí qué tiene que ver tu sinceridad con que escribas cartas. ¿Me lo podrías explicar?



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar