Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querida Jess:

Leí y releí tu carta durante todo el fin de semana esperando encontrar las palabras para responderte, sin embargo, para cosas como estas no existen palabras correctas. Solo puedo decirte lo mucho que lamento que hayas pasado por eso. Perder a un ser querido siempre es horrible, pero hacerlo de ese modo, tan rápido, tan inesperado, es algo que nadie debería sufrir.

Por lo que me contaste puedo ver que tu papá se preocupó por ustedes hasta el último momento, a pesar del dolor que sentía. Estoy seguro de que ese hombre aún está ahí, sufriendo la impotencia de no poder salir adelante por ustedes.

No sé si aún conserves fuerzas suficientes para seguir luchando, sobre todo ahora que, por mi culpa, tuviste que revivir esos momentos. Pero, si podés mostrarle a tu papá que podés ser su apoyo para salir del pozo, estoy convencido de que hará todo lo posible por lograrlo. Yo confío en que tenés la capacidad. Soportaste los infortunios que te dio la vida y aun así estás entera, aunque por dentro te caigas a pedazos. Si eso no es fuerza, no sé qué lo sea.

Tal vez tengas razón. Tal vez no pueda arreglar tu vida, pero no pienso dejar de intentarlo. Te merecés algo mejor, ya te lo dije y ahora te lo repito, y voy a hacer lo que pueda para que lo tengas, aunque yo mismo tenga que hablar con tu papá y tu hermano.

Cuando me contaste que no ibas a estudiar aunque te gustaría, me sentí inútil, impotente. Te empecé a escribir porque sentí algo por vos, me enamoré, y me enamoro más cada día. No sé si todos piensan igual, pero yo me consideraría un fracaso como hombre si no puedo hacer que la mujer que amo sea feliz. Quiero que seas feliz Jess, y no importa lo que tenga que hacer para lograrlo.

Quizás te parezca un poco exagerado, pero es cierta cada palabra. Ya sufriste demasiado, suficiente para una vida. Ahora vamos a construirte un mejor futuro. Si me lo permitís, claro. Espero que sí.

 

Atte. J.



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar