Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querida Jess:

Ya no importa lo que sentí al notar que no ibas a ir, estaba equivocado. Nunca te culpé, eso te lo aseguro, en todo caso pensaría que el error fue mío por apresurarme. Pero no es necesario. Seguís acá, aguantando mi nada prolija caligrafía y pidiéndome que te haga compañía. No puedo pedir más.

La verdad, no me imagino siquiera lo que debe estar pasando tu papá. No me sorprende que esté de mal humor, pero al menos está esforzándose por hacer las cosas bien. ¿Cómo le está yendo en las reuniones de A.A.? ¿Va todos los días o solo algunos?

Ya no me agrada mucho la idea de pasar todo el fin de semana sin tener noticias tuyas. Si llega a pasar algo no me voy a enterar hasta el lunes, y eso con suerte. Espero que no pase nada, pero no puedo evitar preocuparme. Si llegás a necesitar algo Jess, sea lo que sea, quiero que vayas a buscarme al parque. Si no estoy ahí decile a cualquiera de los chicos que ellos me van a avisar. No quiero dejarte sola si surge algún problema.

Nunca creí que ser tan molesto sería una virtud, pero, en realidad, si llegaste hasta acá fue porque sos una mujer fuerte. Yo solo traté de darte un empujoncito para que lo descubrieras. Si pudiste hacer eso solita, lo demás es relativamente fácil.

Reconozco que soy un tanto inseguro, pero tengo mis motivos idiotas para serlo. Entiendo que no debería ser así con vos, aun así no puedo evitarlo. Voy aprendiendo sobre la marcha, y de momento se siente bien. Saber que en tan poco tiempo llegué a formar parte de tu vida de esa manera cambia mucho mi forma de pensar. Te pido perdón por ser así. Me gustaría ser la clase de chico que no tendría miedo de pararse frente a vos y soltar todo lo que siente, pero no puedo. Mirá todo lo que me costó juntar coraje para decir que nos encontremos. Por suerte es una decisión que ya tengo tomada y de la que no pienso arrepentirme.

Estoy tranquilo. Confío en vos totalmente a ciegas y estoy dispuesto a esperarte. Ahora solo quiero apoyarte en esta nueva etapa de tu vida, y todavía tengo que cumplir la promesa de arreglar las cosas con mi papá. Eso será más adelante, aún no está totalmente resuelto lo tuyo. ¿Estás igual de ansiosa por el camino que van tomando las cosas o soy solo yo?

 

Atte. J.

 

P.D.: Intento escribir una carta sensible y emotiva y vos te fijás en los grados de giro ¿Es en serio? No sé si reírme o llorar.



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar