Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querido Pez:

Creo que podés competir con Nemo en ternura. A pesar de que me has dicho varias veces lo que sentís por mí, es la primera vez que te ponés tan romántico (aunque no sé si romántico sea la palabra). Me gustó, deberías hacerlo más seguido.

Yo no creo que seas tonto y miedoso. Nunca lo creí, por eso contesté la carta. Me pareció algo raro para la época en que vivimos, eso sí. Conseguir mi número y enviarme un mensaje habría sido menos inesperado, y no implicaría mentir creando un perfil falso. El modo que elegiste es más íntimo, y por eso me gustó desde el principio. Quise conocerte aun sin saber que acabarías gustándome. Es raro como se dio todo.

Sabés, estuve pensando de nuevo en encontrarnos. Se me está haciendo difícil otra vez esta distancia. Cuando lo mencionaste se me dio por pensar que falta poco para acabar las clases. ¿Cómo seguiríamos hablando después? Pero también pienso que aún no es el momento, que deberíamos esperar un poco más, seguir conociéndonos si es que se puede.

Hace un tiempo habría saltado sobre la oportunidad sin dudar, pero ahora creo que empiezo a entender todos tus miedos. Vos ganaste seguridad y a mí se me pegó tu timidez. Al parecer no encontramos un punto medio. Ya se me va a pasar J., no desesperes´. Te aseguro que tengo muchas ganas de conocerte. Solo dejame pensarlo bien, para estar segura de que no vamos a tener problemas otra vez.

Hablando de otra cosa, no sé si sabés que soy parte del grupo que organiza la fiesta de graduación. No quería tener que pedírtelo pero no encontré ninguna solución, así que necesito un pequeñito favor. El chico que iba a prestarnos el equipo de sonido nos avisó hace poco que tiene que mandar a arreglarlo y no va a llegar a tiempo para la fiesta. Ya preguntamos a varias personas pero nadie tiene o puede prestarlo. El otro día, cuando fui al parque, vi que alguno de tus amigos tiene uno bastante bueno y quería saber si podrías pedírselo prestado. Prometo que lo vamos a cuidar, y además vas a estar ahí para vigilarlo, supongo. ¿Podrías hacerme ese favor? No te lo pediría si tuviera otra salida, pero estamos a un par de semanas y no podemos perder mucho tiempo con eso. Por favor, por favor. Salvame.

 

Con cariño. Jess.

 

P.D.: Casi se me olvida responder. Mi color favorito es el naranja, y mi comida favorita, la pizza. ¿A quién no le gusta la pizza?



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar