Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querido J:

Aunque me hayas dicho tu nombre, para mí vas a ser siempre J. Me gusta Gonzalo, pero no tengo historia con ese nombre. Esa única letra de la que tanto me quejé al principio es el icono de lo que fuimos todo este tiempo. De tu misterio y mi búsqueda, y del sentimiento que todo eso provocó.

Como verás, mi enojo se está calmando. Sé que tengo razón, y me da gusto que lo hayas aceptado en lugar de inventar excusas. Ahora me toca a mí reconocer que también tenés razón en algo: fue una decisión que no pudiste controlar, y es más o menos entendible que no pensaras con claridad con la prisa del viaje. Sé que no fue a propósito.

Ya aclarado eso quiero decirte la decisión que tomé. Como ambos estamos de acuerdo en que es hora de encontrarnos finalmente, tengo pensado el momento ideal para hacerlo. La verdad es que saqué la idea de una película, pero es muy romántica como para descartarla. Mañana es la graduación, y me gustaría que nos viéramos ahí. Te voy a estar esperando en el centro del salón, no hace falta que te diga cómo voy a ir vestida porque ya me conocés. Solo búscame.

No sé si te guste la idea, a mí me encanta. Para estar segura de que vamos a hacerlo así quiero que me dejes una última carta confirmando el encuentro. No quiero sonar desconfiada pero es mejor prevenir que lamentar. Ya pasamos por tanto que no voy a estar tranquila hasta que te vea.

Espero tu repuesta. Mandá la carta con alguien. No quiero que vengas vos. Aunque me muero por verte prefiero esperar a mañana, para no arruinar la magia. Así que mejor seguí conteniéndote un poquito más. Gracias.

 

Con cariño. Siempre tuya. Jess.



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar