Atentamente. Con cariño.

Tamaño de fuente: - +

Querida Jess:

Es un alivio que ya no estés enojada. No me gusta para nada que lo estés. Nunca te haría algo así a propósito, de ninguna manera. No puse excusas porque no tengo ninguna, solo cometí un gran error y me alegro de que me lo hayas perdonado.

Tu idea me encanta Jess. En realidad, cualquier idea que implique vernos al fin me gustaría de la misma manera. Imaginé que elegirías la fiesta de graduación, yo también lo hubiera hecho. Solo quiero avisarte que voy a llegar un poco más tarde porque tengo que pasar a buscar a un amigo (el del equipo). Al parecer tiene miedo de perderse en el camino, y no puede salir antes porque le toca ser niñera de su hermanito. Para que no esperes largo rato te propongo algo que también le sumará romanticismo: exactamente a medianoche parate en el centro del salón. No prometo llevarte tu zapatito de cristal, pero a esa hora seguro voy a estar ahí para vos.

Supongo que esta es la última carta. Voy a extrañar estos largos ratos pensando qué escribir. Hay tantos recuerdos entre las palabras que me gustaría guardar todas las cartas en algún lugar, para volver a leerlas en el futuro. Espero que ese futuro sea nuestro futuro.

 

Atte. Gonzalo. (Tu J.)



E. D. Laurent

Editado: 29.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar