Atrapadas

Tamaño de fuente: - +

0

 

El año 1995, Lucia Pérez una chica de 15 años, vivía en un pequeño vecindario, en las afueras de la ciudad, era un lugar muy coloquial, la joven sufría constantemente los abusos por parte de su madre y es que, ella tenía que lidiar con el hecho de que su mama había sido madre muy joven una decisión que según ella había arruinado su vida, su madre Doña Sara era estricta, amargada, todo lo que viniera por parte de Lucia le parecía absurdo y molesto. Esta ni siquiera enviaba a la joven a la joven a la escuela lo hizo por algunos años, pero en cuanto la chica cumplió los 15 años, meses atrás, ella decidió que era una pérdida de tiempo y que su hija le era más útil en casa o trabajando en algún lugar, y es que ella era déspota con lucia, la culpaba por su vida mediocre donde solo se podía conformar con hombres que la maltrataban. Lucia parecía estar acostumbrada a los maltratos por parte de su madre, quien la golpeaba cuando se sentía frustrada por no tener dinero y tener que trabajar largas horas mesera en un restaurante. La joven era callada, tímida no tenía amigos. Pero aun en la tormenta más oscura siempre hay un rayo de esperanza y es que a pesar de que su vida no era perfecta lucia intentaba darle sentido hace algunos años había conocido a quien ella creía era el amor de su vida un chico alto, delgado, moreno, divertido que le inyectaba emoción y pasión a su vida.

Mariana Johns una joven de clase alta, linda, energética, simpática, líder por naturaleza con un futuro brillante, “tienes el mundo a tus pies” le repetían todos, la excelencia recorría sus venas, pero a sus 15 años, en 1995, ella sabía muy bien lo que le apasionaba, ella sabía lo que haría por el resto de su vida y era bailar, especialmente el ballet era su pasión, y aunque para sus padres Don Peter Johns y Doña Linda Mac Terni solo era un pasatiempo, ella estaba decidida, bailaría, bailaría y bailaría por siempre. Mariana tenía una vida simple vivía con sus padres y su hermano, Franco, asistía a la escuela y a sus muchas actividades extra curriculares, la joven pasaba la mayor parte de su día con su mejor amiga Candice Smith una chica alegre, pero muy diferente a Marian ella era irresponsable, prefería la fiesta antes que las tareas, era extraño para muchos que ambas fuesen amigas, que podían tener en común Mariana luchaba por lo que quería, mientras que Candice solo gustaba de buscar novios por doquier, pero había algo muy fuerte que las unía, su pasión por el baile, era el sueño de ambas y para Candice lo único en lo que era buena.



R. Diamond

#4180 en Otros
#616 en Aventura
#438 en No ficción

En el texto hay: la vida cambia en un segundo

Editado: 28.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar