Atrapasueños

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULOS 32 AL 35

CAPÍTULO 32

 

FRANCIA

 

El carnaval de bienvenida

 

Llegamos al centro de la ciudad donde se celebra el carnaval en una hermosa plaza con árboles  frutales y bellas flores, hay juegos para niños, y una hermosa pileta con una estatua en el centro que tira agua por la boca. Hay más gente que en el carnaval de la ciudad de Antor's, está lleno de personas, todos muy alegres. Nos sientan en un gran mesón bajo una carpa que está sobre una tarima, reservado solo para la familia real, nos rodean un gran grupo de guardias destinados a la protección de la familia.

 

Se presentan diferentes grupos de bailes típicos, seguidos de un desfile de carros alegóricos hechos a mano por las mismas personas de la ciudad, uno representa a la guerrera del amor que va acompañada de otro guerrero, ambos luchando contra la sombra de las pesadillas, otro es un gran dragón que tira fuego por la boca y el último es el castillo real con toda la familia real, representada por la gente del pueblo. Además hay comida por montones. Todo esto es presentado a la familia real en modo de bienvenida.

 

Luego del show, comienza el baile y todo el mundo celebra, bebé y baila a su modo. Se beben el vino hecho en la ciudad además de una especie de jugo de uva fermentado pero muy dulce. Tragos muy típicos de esta tierra y muy parecido al vino y chicha chilenos. La música está a cargo de la banda de la ciudad, tocan diferentes instrumentos, guitarra, quenas, charango y otros que no conozco. Mantienen el ambiente muy alegre y entretenido.

 

En medio del baile mi abuela decide hacer público nuestro noviazgo frente al pueblo, nos presentan como príncipes de Pandor's. Todo el mundo aplaude y hace un salud por la nueva pareja y por los futuros hijos.

 

El día siguió muy entretenido, alegre y colorido, la fiesta fue todo un éxito, no hubo desorden, a pesar de la cantidad de vino gratis y la cantidad de gente bebiendo. Además el sol acompañó gran parte de la tarde.

 

 

CAPÍTULO 33

 

FRANCIA

 

Presentación en sociedad

 

Mi abuela decidió encargarse personalmente de los preparativos del baile real para nuestra presentación en sociedad, y la oficialización de nuestro noviazgo. El evento se realizará el día sábado siguiente, se invita a las familias más importantes e influyentes del reino, es una ocasión que sirve también para hacer diferentes tratos con otros reinos, para que las princesas solteras encuentren a algún príncipe o hombre influyente que les permita un mejor puesto en la sociedad.

 

Ha sido una semana de locos, corriendo de aquí para allá, probando vestidos, zapatos, y los accesorios necesarios para que todos nos veamos a la altura de las circunstancias. La elección de vestuario ha sido todo un show, además de eso debemos elegir el menú, la decoración del salón, entre otros detalles que harán del evento un momento especial.

 

Me da mucha curiosidad, nunca he estado en un baile real, con toda esta parafernalia, con personas tan importante, a sido agotador pero la semana se me ha pasado volando y la verdad es que cada vez es más entretenido. La elección de colores de la abuela ha sido muy sutil, los colores rosas y pasteles le  dan un toque muy elegante, todo combina a la perfección. Y el salón que está listo desde ayer se ve alucinante.

 

Alicia se encarga de mi peinado y maquillaje, hemos pasado gran parte del día en esto, ella tiene mucho talento, le pido que sea la que se encargue de mi imagen siempre. Me sonríe y acepta. Quiero que se convierta en una persona de confianza, nos hemos llevado bien, es muy simpática y alegre, creo que incluso podríamos llegar a ser amigas. Algo que a ella le parece muy extraño, las familias reales no acostumbran a ser amigos de los sirvientes, pero mi familia es distinta, no ve a las personas como sirvientes, la mejor amiga y única de mi abuelo era Muriel, mi abuela cotillea con la señora encargada de las llaves y con un antiguo cocinero del castillo, claros ejemplos de que para ellos los cargos no son más que eso y no tienen relación con la calidad de persona que podemos ser. Me gusta que mi familia no se fije en apariencias, que traten a sus empleados de buena forma, que les tengan habitaciones decentes con baños individuales, entre otras comodidades que en otros reinos no tienen.

 

Entre tanta conversación con Alicia no me di cuenta que ya estaba lista para recibir a mi futuro príncipe, decidí no mirarme al espejo, confío a ciegas en la capacidad de Alicia para esto,estoy segura que estoy increíble, nerviosa a la espera de poder verme al espejo, pero será Alicia quien decida cuando. Y ya me autoriza, me veo y ¡Guau! La abrazo de alegría,¡Estoy increíble! Digo con emoción

-No llore señorita que va a correr el maquillaje, dice Alicia.

-Lo siento, pero es que no lo puedo creer, me dejaste espectacular.

-Usted también es muy bella, agrega Alicia.

-¡Yo! No que dices…

Reímos juntas, un poco de nervios  y un poco de lo chistoso de la situación.

Sigo mirándome al espejo, mi vestido de tono rosa pálido, se acomoda a mi cuerpo dejando a la vista curvas que no sabía que existían, la falda es amplia pero no exagerada, está bordado con preciosas piedras que le dan el brillo necesario, las mismas piedras cubren el sutil escote de corazón, y un par de colgantes largos que hacen juego con las piedras del vestido. Todo es maravilloso y combina a la perfección, el maquillaje es muy sutil también pero ayuda a que mi rostro tenga un brillo natural. Los zapatos a pesar de su fino tacón son muy cómodos, puedo caminar sin miedo a torcer mis tobillos.



Margaret Tachie

Editado: 19.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar