Atrápame

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 34

 

☆゜・。。・🐺🌙🐺・。。・゜★ 
 


 

— ¿Cuál es el plan?

—Déjame pensar Blake.

Reed estaba quieta y en silencio, sentada en medio de dos lobos tensos y enojados, no era el lugar más cómodo del mundo, pero ella no tenía opciones. El todo terreno en el que se movían daba tumbos y giros, haciendo que su frágil cuerpo se chocara constantemente con Arif y Blake.

El amigo de Seth estaba al mando de la misión de recuperación, mientras que el otro hombre era el líder temporal de guardianes hasta que el verdadero retomara sus deberes después de recuperarse del accidente.

—Arif...

— ¿Quieres cerrar la boca?

Reed se echó hacia atrás, este juego venía desde que salieron del territorio de los lobos por un camino de tierra secundario, y ella realmente ya no lo soportaba.

—Bien —habló Reed—. El asunto es sencillo, tenemos que recuperar a Seth de un secuestrador, ¿humano, cambiante? No lo sabemos, el punto aquí es que me quiere, por lo que puedo deducir que será un intercambio. —Hizo una pausa y su corazón tembló al pensar en las condiciones en las que podría estar su rastreador ¿encerrado en un lugar pequeño y oscuro? Reed se obligó a retomar—. Obviamente sospechará si ve a los guardianes y vigilantes alrededor, siendo un delincuente es lógico pensar que tiene un eficaz sistema de seguridad y un plan B. Así que esto requiere de lógica y planificación detallada, no lo digo por el hecho de que el más mínimo error acabe con mi vida, sino porque lo que importa es sacar a Seth ileso.

Arif y Blake intercambiaron miradas, mientras que el conductor —un guardián llamado Alec—, trataba de no reírse mientras mantenía su mirada en el sinuoso y complicado camino.

Reed bufó.

—No le veo lo gracioso —protestó.

—No nos mal interpretes —respondió Blake—. Es solo que... Eres humana y no estás temblando de miedo como deberías, en vez de eso saltas a poner orden y algo que hacer. —Largó una risa baja—. No se supone que los humanos actúen de esa forma en estas circunstancias.

Reed giró su mirada para ver al fornido lobo de cabello rojizo y ojos almendrados, era curioso el cambio en su expresión, Blake pasó de bestia irritada a hombre amable y comprensivo en tan solo unos segundos.

—No todos los humanos somos iguales.

Blake rió. Pero luego la miró con cierta seriedad en su rostro, ¿o era eso aceptación?

—Los hermanos Meyer saben escoger muy bien a sus mujeres.

Reed parpadeó confundida.

— ¿Es eso un cumplido o un insulto?

Blake se encogió de hombros.

—Tómalo como quieras.

El todo terreno fue deteniendo su marcha lentamente.

—Bien, hasta aquí llegó el viaje gratis. —Alec detuvo el vehículo en un área boscosa—. El resto deben ir a pie, dejaré a este bebé para traslados de emergencia.

Arif tomó aire, abrió la puerta.

—Andando.

Blake se encargó de sacar las armas que llevaban, dejándole un par a Alec por si alguno de los hostiles le encontraba primero. Reed se sintió insegura al ver el bolso lleno de armamento, y recordó el profundo temor que Seth tenía por las armas, con el corazón palpitando fuerte, Reed observó cómo cargaban y aseguraban cada arma con balas de plomo y plata. Parecía que se irían a la guerra, su pecho se contrajo cuando Arif se acercó a ella con un arma.

—Oh, no, no, no puedo usarla, Seth...

Arif le obligó a mirarla a los ojos.

—Yo lo sé —dijo en voz baja—. Lo conozco, es mi amigo, y sé que esto no estará bien para él, se sentirá como en un verdadero infierno, pero créeme, si no lo supera con esto no sé con qué más lo haga.

Reed regresó la mirada a la pistola negra que Arif sostenía, la tomó por la culata, era más pesada de lo que pensaba, y le daba la aterradora sensación de tener la muerte en sus manos. Reed había lidiado bien con las balas en su tratamiento para quitarle el miedo a Seth, pero un arma en su poder era diferente.

Blake arrojó los bolsos con armas y sostuvo otro más extraño. Arif se movió, le indicó la forma correcta de tomar la pistola, cuál era el seguro y el gatillo.

—En esa chaqueta que llevas puesta hay un bolsillo oculto en la parte trasera, guarda el arma ahí, deberás usarla solo cuando sea necesario. Recuerda, la prioridad es sacar a Seth, pero en lo posible, necesitamos al que está detrás de todo esto, y Derek lo quiere con vida.

Reed asintió.

—De acuerdo, Blake transfórmate, encuentra al grupo de guardianes y dales instrucciones, armarán un perímetro ofensivo alrededor de la granja, el resto se queda como apoyo por si las cosas se ponen serias.

—Entendido.

En segundos, Blake desapareció entre tronidos de huesos y piel desgarrándose para volverse a armar en un pelaje de tonos castaños. Arif le ayudó a colocarle una mochila especial en el lomo. Reed contuvo su risa.



Jaqueline. S

Editado: 10.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar