Aurora

Tamaño de fuente: - +

VI

Carrasco se dirigio presuroso a casa de Ursula, ella no tenia motivos para aparecer en ese lugar, y menos a esa hora. Se preguntaba a cada momento cuales serian los motivos que hicieron que esa mujer fuera a un barrio tan peligroso, cruzó las avenidas principales y en una de ellas vio a los efectivos policiales y a los detectives en el Golden Palace. Tenia algunos amigos que distinguia a lo lejos y lo mas probable es que si pasase por alli le pedirian su apoyo en la investigacion. «Esto es más importante» pensó. 

Cuando se encontraba cerca de la casa de Ursula la llamo a su celular y apago las luces de la patrulla, haria todo lo que fuera para que el vehiculo pase desapercibido entre los vecinos.

- Señora Ursula, me encuentro afuera de su casa, por favor salga.

- Dejaré la puerta abierta oficial, pasé usted sientase en confianza, lo espero en mi sala.

A Carrasco se le hacia un poco extraña la forma de actuar de Ursula, y en sus adentros dudaba si era etico visitar a la esposa de un compañero de trabajo a esas horas de la madrugada. Se acerco lentamente a la puerta, estaciono el vehiculo y se bajó de el. La puerta estaba ligeramente abierta como dijo la mujer. El oficial notaba que todas las luces estaban apagadas y que la unica habitacion prendida era la de la sala, se podia oir llorar a una mujer mientras narraban las noticias.

«Aun continuan las investigaciones para poder dar con el asesino del ciudadano Adrian Pozo, quien fue encontrado esta noche descuartizado en la habitacion 1507 del hotel Golden Palace, las autoridades mantienen en reserva la identidad del presunto asesino. Pero hace unos momentos hemos obtenido acceso a las camaras de seguridad del hotel en donde podemos ver las siguientes imagenes - Un video salio en la pantalla del televisor, en ese instante Carrasco se colocó en el marco de la puerta, al ver el video el policia reconocio al sujeto - El hombre que se ve en el video es corresponde al nombre de Luis Figueroa, medico del hospital "Madre Maria". Hasta ahora se desconoce el motivo por el cual el doctor habria perpetrado el crimen, aunque segun las investigaciones se trataria de una venganza por motivos pasionales...»

Carrasco se acercó lentamente a la mujer quien se secaba las lagrimas al ver las imagenes.

- Señora Ursula buenas noches

- Oficial Carrasco, es una tragedia lo que acaba de suceder. Yo conozco al hombre del video, el seria incapaz de hacer algo asi

- ¿A que se refiere? - El focial tenia muchas dudas y no lograba entender como se unia esto, con el hecho de que ella estuviera por Amat a esas horas.

- Por favor, lo que le voy a contar que quede solo entre usted y yo.

 Carrasco un poco dudoso acepto la propuesta de la mujer.

- Esta bien digame ¿que pasó?.

- Yo trabajo como jefa administrativa en el Golden Palace, estaba haciendo mis papeles como cada tarde cuando el jefe de seguridad llamó a mi puerta indicandome que tenia algo que decirme. Habian encontrado un cuerpo en la habitacion 1507, estaba con la yugular cortada abajo de la ducha. Me pedian autorizacion para llamar a la policia a que vengan a hacer las investigaciones. Se que mi deber era llamarlos primero a ustedes pero quise antes que nada ver el video por mi misma. Cuando vi entrar al hombre registrarse en la recepcion no podia creerlo. Era mi ahijado. Crei que era un error, que el habria alquilado otra habitacion y solo era una equivocacion del jefe de seguridad crei que el cerebro me jugaba una mala pasada. Pero cuando lo vi entrar mis dudas se despejaron. Media hora mas tarde entro la victima, se registro con el nombre de Adrian Gonzales. El pobre chico jamas hubiera pensado que esos serian sus ultimos momentos de vida. Oficial le cuento esto para que hable con sus superiores, yo se que Luis no es ningun asesino lo conozco desde que era un niño. Camucha y yo somos muy amigas, no podria permitir que su hijo vaya a la carcel. 

Carrasco no podia creer lo que oia, la mujer queria que encubra a un asesino, no importa si fuera su sorbino, su hijo, o su padre. La justicia debia prevalecer ante todo y el deber del oficial era arrestarlo.

- Continue por favor - pidio amablemente Carrasco para que le continuase contando el relato, sin comprometerse a no contar nada.

- Me dirigi hacia la habitacion en contra de las ordenes del jefe de seguridad, me adentre y vi por mi misma el cadaver, como dentro de la habitacion no hay camaras estuve buscando algun objeto que incrimase a Luis, pero no encontre nada. Cuando tocaron la puerta comezé a llorar y les menti diciendo que Adrian era mi sobrino, un sobrino lejano que no veia hace mucho pero a quien apreciaba, me entendieron, me consolaron. Mientras intentaban traqnuilizarme el jefe de seguridad se encargo de llamar a la policia, fui al baño para advertir a Luis pero su celular estaba apagado. Asi que solo me sente alli a brindar explicaciones a los detectives hasta que termino mi turno.

- ¿Esto que tiene que ver con que usted fuera a Amat a estas horas?

- No se como lo tome usted, pero yo fumo marihuana. Mi esposo lo sabe, sabe que soy una mujer muy nerviosa y necesito hacerlo. Desde los quince años no he dejado de fumarla, pero no soy adicta, solo lo hago en momentos de crisis y bueno, hace una semana estabamos hablando de divorciarnos con mi esposo porque no puedo tener hijos y me la termine sin darme cuenta. Cuando en ese momento recorde que el me hablaba acerca del Buho cada cierto tiempo decidi ir a verlo, pero cuando estuve por llegar oi un disparo y me alejé corriendo de alli.

«Ahora todo tiene sentido» Pensó

- Lo siento Ursula pero debo hacer la denuncia contra él. Ese hombre no puede seguir libre es un asesino, un criminal. - Alli Carrasco volvio a recordar el rostro de Luis, se dilataron sus pupilas y de un salto se levanto del sofa - ¡Ese hombre esta con la chica que llego ensangrentada! 



Steven R. Kendwing

#1063 en Detective
#567 en Novela negra
#3723 en Thriller

En el texto hay: crimen, misterio, amor prohibido

Editado: 02.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar